Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Diccionario médico

A

  • a

    Alfa, primera letra del alfabeto griego. Ver alfa.

  • abandono

    m. Pérdida de afecto real o imaginaria que experimenta un individuo. Entre otras aportaciones psicoanalíticas sobre el abandono destaca la de R. Spitz, autor que enfatizó las graves consecuencias ulteriores que provoca en el niño la separación prolongada de su madre, especialmente si se produce durante el segundo semestre de vida.

    Según Spitz, si la separación dura más de tres meses, puede sobrevenir un grave cuadro que denominó depresión anaclítica (v.). Por su parte, la psiquiatra suiza G. Guex describió el síndrome de abandono como una alteración psicopatológica, cuya principal característica es la angustia que provoca el abandono materno y una fuerte necesidad de seguridad.

    El cuadro de síndrome de abandono es frecuente en personas recluidas en instituciones como hospitales, orfanatos, asilos, internados y prisiones. Por ello, también se utiliza el término abandono institucional.

  • abandono de ancianos

    Fenómeno social derivado de la desintegración contemporánea de los lazos familiares. En medicina, se pone de manifiesto, por ejemplo, en el intento de ingresar en un hospital por causas banales con motivo de las vacaciones (ver abandono).

  • abandono de pacientes

    Ver deber de atender.

  • abarticulación

    f. Dislocación de una articulación.

  • abarticular

    adj. Que no afecta a una articulación o está situado lejos de ella.

  • abartrosis

    f. Diartrosis, articulación sinovial.

  • abasia

    f. Incapacidad para la marcha por falta de coordinación motora, sin experimentar alteración de la fuerza ni de la sensibilidad. En general, este término se utiliza cuando el origen es psicógeno (p. ej., histeria o neurosis). Normalmente aparece combinada con la astasia (ver abasia-astasia).

  • abasia-astasia

    Incapacidad para la marcha y para mantenerse de pie.

  • abatimiento

    m. Término genérico que denomina una alteración de las fuerzas vitales. También se trata de un estado anímico caracterizado por la melancolía, la inhibición psicomotriz y la atención a ciertos aspectos desagradables de la propia existencia.

  • abdomen

    m. Parte del cuerpo comprendida entre el tórax y la pelvis. Se distinguen dos zonas: pared y cavidad abdominal; esta última se encuentra separada de la cavidad torácica por el diafragma y contiene las vísceras abdominales.

    En la pared anterior del abdomen se diferencian seis regiones: en la zona media, el epigastrio, el mesogastrio y el hipogastrio; y a ambos lados, el hipocondrio, la región lateral y la región inguinal. En la porción posterior de la pared abdominal hay dos regiones, la vertebral y la lumbar.

  • abdomen agudo

    Cuadro clínico de dolor abdominal, que se presenta de forma brusca o aguda, con frecuencia causado por un proceso inflamatorio o perforativo de una víscera hueca intrabdominal. En muchos casos, el tratamiento es quirúrgico y urgente, para evitar o tratar la sepsis intrabdominal grave y diagnosticar la causa concreta del abdomen agudo.Casi siempre se acompaña de leucocitosis e hipersensibilidad a la palpación de la zona afectada del abdomen (por irritación del peritoneo visceral y, sobre todo, parietal). Con frecuencia hay fiebre y contractura muscular involuntaria del abdomen, por peritonitis difusa o localizada.

    a) Causas de abdomen agudo que pueden precisar cirugía en algún momento: Apendicitis aguda; colecistitis aguda; diverticulitis aguda; diverticulitis de Meckel; embarazo ectópico roto; enfermedad de Crohn complicada; hemoperitoneo; infecciones ginecológicas; isquemia mesentérica; megacolon tóxico; obstrucción intestinal; pancreatitis aguda; perforación de intestino delgado o grueso; perforación de úlcera gastroduodenal; rotura de aneurisma de aorta abdominal; rotura de tumores al peritoneo; rotura o torsión de quiste ovárico; traumatismo abdominal abierto o cerrado.

    b) Causas de abdomen agudo que no requieren cirugía abdominal:1) Frecuentes: cólico renal, dolor abdominal inespecífico, gastroenterocolitis. 2) Raras: cetoacidosis diabética, cistitis aguda, distensión hepática (hígado cardiaco, hematoma hepático, hepatitis viral o medicamentosa, infarto hepático), escroto agudo, hematoma del músculo recto abdominal, infarto agudo de miocardio, intoxicación digitálica, neumonía y pleuritis basal, pielonefritis aguda, púrpura de Schonlein-Henoch y otras enfermedades reumáticas, retención urinaria, úlcera gastroduodenal no complicada, uremia.

No hay más elementos

No hay más páginas para cargar

Siguiente página