Rezum, operación de próstata con vapor de agua

Tratamiento para mejorar los síntomas de la hiperplasia prostática con mínimos efectos secundarios

El Rezum es una técnica indicada para los pacientes que sufren hiperplasia benigna de próstata y que se lleva a cabo por vía transuretral. Consiste en la inyección de vapor de agua para reducir el tamaño de la próstata, directamente en el tejido hiperplásico que provoca la obstrucción y los síntomas.

De esta forma, se produce la destrucción de esa parte de la próstata que el organismo sustituye por un tejido cicatricial. El resultado final es un aumento del calibre de la uretra que mejora el flujo y la calidad miccional. 

Esta técnica de vapor de agua para la próstata es sencilla y se realiza de forma ambulatoria y bajo sedación profunda. El paciente es dado de alta en unas horas con una sonda vesical durante un periodo de tres-siete días, en función del tamaño de la próstata, los síntomas previos y la mayor o menor extensión de la zona tratada.

Tras la operación de próstata con vapor de agua, debe mantenerse el tratamiento farmacológico durante un periodo aproximado de tres meses. Por su mecanismo de acción, no pone en riesgo ni la continencia urinaria ni la calidad de las erecciones.

La indicación más apropiada son aquellos pacientes con síntomas del tracto urinario inferior provocados por la hiperplasia prostática que estén con tratamiento farmacológico, cuya próstata no sea de gran volumen, que no presenten síntomas severos y que deseen mantener la eyaculación.

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

¿Necesita que le ayudemos?

En el Centro de Próstata disponemos de todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas para ofrecer la mejor opción según las características y deseos del paciente.
Equipo de profesionales con alta experiencia

Ventajas del tratamiento de la próstata con vapor de agua:

  • Se realiza de manera ambulatoria con mínimos efectos adversos.
  • No se altera la eyaculación.
  • No impide la aplicación de otras técnicas terapéuticas en el futuro.