Prostatectomía robótica Da Vinci®

En el Centro de la Próstata aplicamos técnicas mínimamente invasivas que minimizan las complicaciones y aceleran la recuperación postoperatoria

La prostatectomía robótica en el tratamiento del cáncer de próstata suple las limitaciones de la cirugía laparoscópica convencional con intervenciones quirúrgicas más precisas, sobre todo en aquellas más complejas y de acceso difícil. En nuestro centro solo realizamos la cirugía abierta cuando es la única opción posible.

En el Centro de la Próstata, con cirugía robótica, obtenemos una tasa de continencia urinaria cercana al 100% y la conservación de la potencia sexual en torno al 90% cuando los pacientes son menores de 65 años y, por las características del tumor, permite conservar los nervios y vasos de los que depende la erección en el varón.

La pérdida de sangre durante la intervención y, por tanto, la necesidad de transfusiones es un 85% menor que la cirugía abierta. La Clínica fue uno de los primeros centros de España en incorporar esta técnica y cuenta en la actualidad con una experiencia de más de 800 pacientes, una de las series más extensas de España con este procedimiento.

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

¿Necesita que le ayudemos?

En el Centro de Próstata disponemos de todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas para ofrecer la mejor opción según las características y deseos del paciente.
Equipo de profesionales con alta experiencia

Operacion de próstata con robot Da Vinci para la mejor recuperación del paciente

Mayor recuperación del control miccional dentro de los tres primeros meses (más del 80% en el primer mes), debido a la mayor precisión en la disección de los tejidos.

Menores tasas de transfusión sanguínea (85% menor que la cirugía abierta), infecciones postoperatorias  y se reduce el tiempo de estancia hospitalaria (48-72 horas).

Favorece una conservación más efectiva de la potencia sexual y además, una mayor integridad del esfínter de la uretra.

Cirugía robótica Da Vinci®

La cirugía robótica suple las limitaciones de la cirugía laparoscópica convencional haciendo más cómodas y más precisas las intervenciones quirúrgicas, sobre todo las más complejas y de acceso difícil.

La Clínica Universidad de Navarra, siempre a la vanguardia en nuevos sistemas diagnósticos y terapéuticos, cuenta desde 2010 con el robot Da Vinci® para realizar intervenciones con mínima agresión.