Hiperplasia benigna de próstata

Es importante un diagnóstico preciso y un seguimiento adaptado a las características de cada paciente para lograr unos resultados óptimos.

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es una enfermedad benigna, con frecuencia progresiva, provocada por el aumento del volumen de la glándula prostática que da lugar a una compresión de la uretra provocando que los hombres que la padecen presenten una serie de síntomas que pueden influir de forma considerable en su calidad de vida.

Para llevar a cabo un correcto diagnóstico, se hace necesario estimar la intensidad de los síntomas mediante un cuestionario; medir la fuerza del chorro miccional (flujometría) y valorar tanto el tamaño de la próstata como la situación funcional de la vejiga (ecografía).

Salvo excepciones, el tratamiento inicial es siempre farmacológico. En caso de que la enfermedad progrese o no responda a los fármacos, debe procederse a su resolución quirúrgica.

En el Centro de Próstata de la Clínica Universidad de Navarra procuramos evitar las cirugías abiertas ya que poseemos una de las más amplias experiencias acumuladas en los diferentes tratamientos quirúrgicos mínimamente invasivos, apropiados incluso para aquellos pacientes que, por su estado general, son portadores de sonda y no son candidatos a tratamientos quirúrgicos.

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

¿Necesita que le ayudemos?

En el Centro de Próstata disponemos de todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas para ofrecer la mejor opción según las características y deseos del paciente.
Equipo de profesionales con alta experiencia

En el Centro de Próstata se aplican técnicas mínimamente invasivas que reducen las posibles complicaciones de la cirugía abierta

Ningún otro centro de este país acumula tanta experiencia en los diferentes tratamientos mínimamente invasivos, lo que nos convierte en una opción de máxima fiabilidad

La fotovaporización con láser verde es una técnica que aplicamos en aquellos pacientes con próstatas de pequeño volumen pequeño o intermedio, especialmente si están anticoagulados, en los que no es necesario obtener anatomía patológica.

Nuestros profesionales han practicado más de un millar de procedimientos.  

La enucleación con láser de Holmio (HolEP) es la técnica de elección para las próstatas de mayor volumen, pudiendo obtener muestra para anatomía patológica. Es una técnica compleja que se lleva a cabo a través de la uretra y se recomienda ser realizada en centros de gran experiencia.

Nuestros profesionales han llevado acabo más de un millar de intervenciones en próstatas con una estancia promedio de 48 horas. 

Empleamos la embolización prostática para aquellos pacientes en los que, por sus características o preferencias se hace mas apropiado.

Es una técnica que, realizada bajo anestesia local permite intentar la retirada de la sonda en aquellos pacientes que no son susceptibles por su estado general de otros tratamientos quirúrgicos. 

La cirugía de la hiperplasia benigna de próstata, mediante el abordaje laparoscópico puro o asistido por robot Da Vinci ® nos ofrece la posibilidad de tratar a los pacientes con próstatas que por su volumen especialmente grande, no sean candidatos apropiados a otras técnicas transuretrales como la enucleación con láser de holmio.

Además de estas técnicas que requieren de alta especialización, llevamos a cabo otras técnicas convencionales como la resección transuretral bipolar.

No se realiza ninguna incisión en la piel y permite tratar tumores vesicales y litiasis al mismo tiempo que se trata la hiperplasia benigna de próstata.

Es una nueva técnica transuretral, indicada para pacientes jóvenes, que se realiza de forma ambulatoria para personas que desean mejorar la calidad de las micciones sin que se altere la eyaculación (efecto adverso común de los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos) y que no impide realizar en el futuro los tratamientos quirúrgicos, si fuesen necesarios.