Resección transuretral bipolar de próstata

Permite el abordaje de próstatas complejas, tumores vesicales simultáneos o litiasis vesicales en la misma intervención.

La resección transuretral bipolar de próstata es una técnica tradicional, sin incisiones en la piel, que se realiza en los Departamentos de Urología de forma habitual desde hace años con buenos resultados y mínima morbilidad.

A través de la uretra, se accede a la próstata y se realiza una prostatectomía transuretral en donde se extirpan los tejidos que están comprimiendo la zona y provocando los síntomas. No se realiza ninguna incisión en la piel y permite tratar tumores vesicales y litiasis al mismo tiempo que se trata la hiperplasia benigna de próstata.

Dada la simplicidad de esta cirugía bipolar de próstata, es adecuada para prácticamente todos los pacientes, aunque próstatas de más de 70 cc de volumen es aconsejable abordarlas con otras técnicas como la enucleación con láser de holmio (HolEP).
 

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

¿Necesita que le ayudemos?

En el Centro de Próstata disponemos de todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas para ofrecer la mejor opción según las características y deseos del paciente.
Equipo de profesionales con alta experiencia

¿Cómo se realiza la resección transuretral de próstata (RTUP)?

La resección transuretral de próstata se realiza bajo anestesia raquídea o general, se introduce una óptica con un elemento de trabajo a través de la uretra. Este elemento, permite resecar, es decir cortar en pequeños fragmentos, el tejido prostático que comprime la uretra.

La energía bipolar, al usar suero salino, nos permite disminuir los efectos secundarios derivados del empleo de sueros hipotónicos propios de la resección monopolar. De esta manera, podemos abordar próstatas complejas, tumores vesicales simultáneos o litiasis vesicales en la misma intervención.