Radioterapia intraoperatoria para tumores de próstata

Aplicación de la radioterapia en el mismo momento de la cirugía para un mejor control del cáncer de próstata

La radioterapia intraoperatoria se emplea en algunos tumores de próstata localmente avanzados o en la cirugía de rescate cuando el tumor ha reaparecido en los ganglios de la pelvis.

Aprovechando la anestesia general y la visualización directa durante la cirugía, tras la extirpación del tumor y a través de las incisiones de la laparoscopia robótica, introducimos un tubo a través del cual aplicamos radioterapia de próstata exactamente en el lugar donde estaba el cáncer.

De esta forma, en una sola intervención, conseguimos incrementar las probabilidades de control del tumor evitando que el paciente tenga que acudir posteriormente a recibir múltiples sesiones de radioterapia.

En la Clínica hemos sido los primeros a nivel mundial en describir y realizar este abordaje de radioterapia intraoperatoria, combinado con la cirugía robótica, en un caso de cáncer de próstata que había recurrido en los ganglios de la pelvis consiguiendo la remisión completa del tumor.

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

¿Necesita que le ayudemos?

En el Centro de Próstata disponemos de todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas para ofrecer la mejor opción según las características y deseos del paciente.
Equipo de profesionales con alta experiencia

Dosis curativas de radioterapia en el mismo momento de la cirugía de extirpación del tumor de próstata

La radioterapia intraoperatoria se aplica en tumores que no se pueden resecar totalmente, en tumores extirpados en los que pueden quedar restos microscópicos o en los que tienen mayor posibilidad de recidiva.

El tiempo de exposición a la radiación no supera los dos minutos, ya que el acelerador posibilita una dosis muy elevada y homogénea en una zona muy concreta y en una única sesión.

La radioterapia intraoperatoria permite mayor precisión, rapidez y seguridad que permite administrar dosis exactas de manera muy rápida y en un tiempo muy reducido.

LA COMBINACIÓN PERFECTA

Radioterapia intraoperatoria y cirugía robótica

La unión de una cirugía mínimamente invasiva (con incisiones que no superan el centímetro) por robot complementada con la aplicación de la radioterapia durante la propia intervención, disminuye el riesgo de una nueva recaída y evita que el paciente tenga que recibir futuras sesiones de radioterapia.