Tratamiento radioisotópico del hipertiroidismo

"Con las pautas de tratamiento existentes hoy en día, el hipertiroidismo es una enfermedad facilmente controlable y curable".

DR. JUAN CARLOS GALOFRÉ FERRATER
ESPECIALISTA. ÁREA DE PATOLOGÍA TIROIDEA

El tratamiento radioisotópico para el hipertiroidismo es un tipo de radioterapia metabólica que consiste en la administración terapéutica de radioyodo (dosis de 5 a 15 mCi) para destruir parcialmente el tejido tiroideo hiperfuncionante.

Se utiliza para el tratamiento de diferentes causas de hipertiroidismo (generalmente la Enfermedad de Graves-Basedow) tras el fracaso de la terapia farmacológica.

El tratamiento con radioyodo se realiza en el Servicio de Medicina Nuclear. El radioyodo se administra por vía oral en dosis única tras permanecer el paciente en ayunas durante las seis a ocho horas previas.

La baja dosis de radioyodo administrada en este tratamiento no requiere la hospitalización estricta del paciente, si bien es aconsejable durante las 24 horas siguientes al tratamiento.

A las dosis empleadas en este tipo de tratamientos, no existen riesgos apreciables secundarios a la irradiación. No se ha demostrado que exista un incremento valorable de la incidencia de tumores en pacientes tratados con radioyodo a dosis de tratamiento de hipertiroidismo.

¿Cuándo está indicado el tratamiento con yodo radiactivo para el hipertiroidismo?

Si el bocio es de pequeño tamaño o existe riesgo quirúrgico alto, puede administrarse por vía oral una dosis de yodo radioactivo que hará efecto en 1-2 meses.

Esta opción tiene el inconveniente de causar con frecuencia hipotiroidismo y de favorecer con más frecuencia que la cirugía el deterioro de las alteraciones oculares en la enfermedad de Graves-Basedow.

Tanto la cirugía como el yodo radioactivo pueden producir hipotiroidismo, que debe tratarse de por vida con comprimidos de tiroxina. El ajuste de la dosis es sencillo y en estado de compensación la condición no supone limitación alguna.

Indicaciones más frecuentes de este tratamiento:

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle un tratamiento con radioisótopos

¿Cómo se realiza el tratamiento con yodo radiactivo?

El radioyodo se administra por vía oral en dosis única tras permanecer el paciente en ayunas durante las seis a ocho horas previas.

En el caso de que se decida el ingreso del paciente, éste será de 24 a 48 horas. El efecto del tratamiento puede no ser apreciable hasta pasado uno o dos meses, por lo que, en algunos casos, es necesario reanudar el tratamiento antitiroideo.

En los días siguientes a la administración del tratamiento puede notar algunas molestias en el cuello expresivas de la inflamación por irradiación de la glándula tiroides. En ocasiones puede apreciarse una exacerbación de los síntomas de hiperfunción tiroidea.

No obstante, en el caso de que ambos efectos secundarios aparezcan son fácilmente tratables.

La complicación tardía más frecuente es la hipofunción tiroidea permanente (10 a 15% de todos los casos). Esta complicación no es fácilmente predecible y obligaría al tratamiento mediante suplementos de hormona tiroidea, cuya tolerancia es muy superior a la de los fármacos antitiroideos. No obstante, la hipofunción tiroidea o hipotiroidismo es la evolución natural de la mayoría de las causas de hipertiroidismo.

La administración del tratamiento con radioyodo esta contraindicada en pacientes embarazadas por el riesgo de que la radiación afecte al desarrollo del niño antes de nacer.

Debido a que el organismo retiene el radioyodo durante los seis meses siguientes a su administración, deberá evitarse el embarazo durante este periodo. Una vez transcurrido este tiempo, ya no se corren riesgos apreciables.

El tratamiento debe de estar indicado por un especialista, tras haber sido valoradas las diferentes alternativas terapéuticas de su enfermedad hipertiroidea. En el caso de que el paciente esté bajo tratamiento antitiroideo, es aconsejable que lo suspenda tres o cuatro días antes de la administración del radioyodo.

Así mismo, suprimirá la toma de sal yodada y alimentos con alto contenido en yodo. También se recomienda restringir aquellos fármacos que interfieran la incorporación de radioyodo (tinturas yodadas de uso tópico, amiodarona, ansiolíticos, antidepresivos, etc.). No obstante, su médico deberá aconsejarle en este sentido.

¿Dónde lo realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Patología Tiroidea

El Área de Patología Tiroidea está integrada por un equipo multidisciplinar de especialistas que trabajan de manera conjunta para ofrecer a los pacientes con problemas tiroideos un diagnóstico preciso.

Tras el diagnóstico, se indica al paciente el tratamiento más adecuado a su caso y se realiza un seguimiento continuo para lograr los objetivos deseados.

La Clínica es pionera en la implementación de técnicas médicas en España y a nivel mundial, y es referencia internacional en procedimientos altamente especializados.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Profesionales de prestigio que son referencia a nivel nacional.
  • En 24-48 h. realizamos el diagnóstico y podemos comenzar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Nuestro equipo de profesionales

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.