Balón intragástrico

"En los pacientes que cumplen las indicaciones, el balón gástrico es una solución muy efectiva que consigue importantes pérdidas de peso".

El balón intragástrico o gástrico es un procedimiento temporal que sirve como complemento en un programa de pérdida de peso.

Está indicado en personas con obesidad o con sobrepeso asociado a otros trastornos (como por ejemplo la diabetes de tipo 2). Puede ser de utilidad para pacientes con obesidad mórbida como tratamiento previo a una cirugía bariátrica. 

El objetivo de este tratamiento es crear una sensación de plenitud y saciedad precoz y por tanto de menos hambre, ya que el balón ocupa gran parte del estómago, favoreciendo la adquisición de unos hábitos dietéticos adecuados que ayuden a continuar con la pérdida de peso una vez retirado el balón. El tratamiento combinado de una dieta hipocalórica junto con la colocación del balón consigue pérdidas de peso importantes.

Cuando la obesidad es severa y han fracasado las medidas conservadoras, la cirugía bariátrica es el modo más efectivo para conseguir una reducción de peso duradera en pacientes con obesidad mórbida y mejorar los problemas de salud asociados a esta enfermedad.

La Clínica es Centro de Excelencia Internacional por la International Federation for the Surgery of Obesity y cuenta con profesionales con más de 15 de años de experiencia en la realización de la cirugía bariátrica.

¿Cuándo está indicado el balón intragástrico?

El balón intragástrico es un tratamiento temporal que consigue reducir de peso de manera importante y que normalmente está indicado en dos situaciones:

Aquellos pacientes que no tienen indicación de cirugía bariátrica pero en los que no se consigue la pérdida de peso deseada con los cambios en la alimentación, actividad física y medicación.

Aquellos pacientes que si que tienen indicación de operarse pero presentan un alto riesgo quirúrgico. El balón intragástrico se coloca en primer lugar para conseguir una pérdida de peso significativa y que ya sea posible la intervención quirúrgica.

Indicaciones más frecuentes de este tratamiento:

  • Sobrepeso con enfermedades asociadas (diabetes…).
  • Obesidad severa (IMC> 35 kg/m2).
  • Obesidad mórbida (IMC > 40 kg/m2), como puente a la cirugía.

¿Presenta un problema de sobrepeso u obesidad?

Puede que sea necesario colocarle un balón intragástrico

¿Cómo se coloca el balón intragástrico?

La colocación de un balón intragástrico se lleva a cabo mediante endoscopia, no es una técnica quirúrgica y debe ser llevado a cabo por médicos especialistas en endoscopia digestiva.

Se realiza de forma ambulatoria y con una sedación profunda, realizada por un anestesista. El procedimiento consiste en introducir un balón de silicona desinflado por la boca hasta colocarlo en el estómago.

Una vez colocado en el estómago se llena con una solución salina estéril. El balón queda "flotando" en el estomago y produce una gran sensación de saciedad, disminuyendo así la ingesta alimentaria del paciente.

La duración de este procedimiento es de alrededor de 30-45 minutos y aunque se realiza con anestesia, normalmente no se requiere el ingreso hospitalario.

En los pacientes en los que existe indicación, la pérdida de peso mediante el balón intragástrico presenta una alta eficacia.

En pacientes con obesidad mórbida la pérdida de peso es aproximadamente de 1 kg por semana.

Es importante que este procedimiento sea llevado a cabo por especialistas con experiencia para evitar en mayor medida rechazos en la colocación del balón gástrico.

El balón gástrico o intragástrico debe acompañarse de un plan dietético y de ejercicio físico personalizado, con el consejo de nutricionistas y psicólogos, para así conseguir los mejores resultados.

Pasados 6 meses, el balón gástrico debe retirarse por vía endoscopia y debe continuar el plan dietético y de actividad física para no volver a recuperar el peso perdido.

En algunas ocasiones tras la retirada del balón se puede plantear la colocación de un nuevo balón durante otros 6 meses.

  • Durante los primeros días puede presentar dolor, náuseas y vómitos, es normal, ya que el balón es una objeto "extraño" para el estómago. Para aliviar estas molestias se puede administrar medicación que controla los síntomas.
  • Pasados estos primeros días, ya no notará mayores molestias y solamente sentirá una sensación de plenitud que le hará comer menos.
  • Durante la primera semana debe evitar una actividad física intensa. Pasado este tiempo podrá llevar una vida normal y deberá realizar un programa regular de ejercicio físico que le indicará su equipo médico.
  • Si el balón gástrico tiene fugas (< 2% de los casos), notará que la orina tiene un color verde-azulado, del colorante que se utiliza junto con la solución salina estéril para llenar el balón. Si esto sucede, debe acudir inmediatamente a un centro hospitalario familiarizado con las extracciones de balones intragástricos.

¿Dónde lo realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Digestivo

El Departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra está compuesto por un equipo multidisciplinar de especialistas expertos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del tracto digestivo.

Nuestro objetivo es que cada diagnóstico sea cuidadosamente establecido y el plan de tratamiento se ajuste a cada paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Especialistas médicos que son referencia a nivel nacional.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Unidad de Endoscopias y Unidad de Prevención y Consulta de Alto Riesgo de Tumores Digestivos para ofrecer el mejor cuidado a nuestros pacientes.
COVID-19