Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Urticaria crónica

"Con el tratamiento con omalizumab en pacientes que no respondían a tratamientos más agresivos les desaparecen los habones y todos los síntomas sin seguir otro tratamiento".

DRA. MARTA FERRER PUGA
DIRECTORA. DEPARTAMENTO DE ALERGOLOGÍA E INMUNOLOGÍA CLÍNICA

La urticaria es una enfermedad de origen desconocida y autoinmune en un porcentaje de casos, que se caracteriza por la presencia de ronchas y habones, produce un intenso picor durante todo el día y que se puede asociar a angioedema (hinchazón de labios y párpados).

Las células del sistema inmunitario poseen en su interior gránulos de histamina, si ésta se libera, estimula las fibras nerviosas de la piel y causa picor. El contacto de la histamina con los vasos sanguíneos provoca que estos liberen líquido que se acumula en la piel y provoca los habones. Si afecta a capas más profundas se produce el angioedema.

Mientras que la urticaria aguda dura entre 48-72 horas, la crónica puede alargarse varios años.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Los síntomas de la urticaria crónica consisten en la aparición prácticamente diaria de habones o ronchas por todo el cuerpo, en ocasiones acompañada de angioedema, que consiste en una hinchazón de zonas laxas de la piel como labios o párpados.

Si esta hinchazón es muy intensa, puede producir una deformación completa de la cara. Su duración es de, al menos, dos meses y medio. Produce una importante alteración de la calidad de vida. Las lesiones en la piel aparecen sin interrupción.

También, aunque de forma mucho menos frecuente, puede inflamarse la lengua o la glotis, lo que provocará dificultad en la respiración y requerirá atención inmediata en un servicio de urgencias.

En un 50% de pacientes hemos podido demostrar que se trata de un mecanismo autoinmune, esto es, el propio organismo activa a las células de la piel que hacen que liberen histamina y se produzca la urticaria.

2014-urticaria-cronica-max

Conoza más sobre la urticaria crónica

Los síntomas más habituales son:

  • Habones o ronchas en la piel
  • Picor intenso
  • Inflamación de labios o párpados
  • Inflamación de lengua o glotis
  • Dificultad respiratoria

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca urticaria crónica

¿Cuáles son las causas?

En la mayoría de las ocasiones, no es posbile determinar las causas que provocan urticaria crónica.

Hay un tipo de urticarias que se denominan urticarias físicas que se producen en la zona en la que la piel entra en contacto con algún estímulo físico como frío, vibración, presión, agua, exposición al sol, etc. La más frecuente de este grupo se denomina dermografismo, que se produce tras el roce o rascado.

En el caso de la urticaria crónica, como las lesiones en la piel aparecen sin interrupción, se buscan factores desencadenantes: se prescinde en la dieta de ciertos alimentos, se achaca a situaciones que producen estrés, etc.

La falta de respuestas puede provocar angustia y desestabilización emocional. Al no cesar el proceso, se analizará la posibilidad de que sea reflejo de una enfermedad más seria y profunda.

Como no existe un tratamiento causal, la erupción cutánea puede reaparecer. Hay factores que pueden empeorarla, como tomar antiinflamatorios no esteroideos (Aspirina® y derivados).

¿Cuál es su pronóstico?

En líneas generales, un episodio aislado de urticaria aguda sin angioedema, que no ha tenido ninguna repercusión, no requiere una evaluación posterior por parte del médico.

Si la urticaria no mejora, se repite, se acompaña de hinchazón importante (con complicación respiratoria) o si se sospecha que el causante ha sido un alimento o un medicamento, se requiere un estudio por parte del especialista en alergia. Como las lesiones en la piel provocadas por la urticaria crónica aparecen sin interrupción, se buscan factores desencadenantes.

La falta de respuestas puede provocar angustia y desestabilización emocional. Al no cesar el proceso, se analizará la posibilidad de que sea reflejo de una enfermedad más seria y profunda. 

Como no existe un tratamiento causal, la erupción cutánea puede reaparecer. Un aspecto positivo de esta enfermedad es que, en la gran mayoría de los casos, tras varios años la urticaria crónica desaparece por sí sola sin dejar ningún tipo de secuela.

¿Cómo se diagnostica?

pruebas_cutaneas

Prácticamente a diario aparecen habones o ronchas por todo el cuerpo, en ocasiones acompañadas de angioedema, y con duración de, al menos, dos meses y medio.

Como las lesiones en la piel aparecen sin interrupción, se buscan incansablemente factores desencadenantes: se prescinde de ciertos alimentos, se achaca a situaciones que producen estrés, etc. La falta de respuestas puede provocar angustia y desestabilización emocional.

Al no cesar el proceso, se analiza si puede ser reflejo de una enfermedad más seria y profunda. Conlleva realizar múltiples analíticas e interminables visitas a especialistas.

La urticaria crónica no suele ser reflejo de ninguna patología subyacente. Se caracteriza porque todas las pruebas a que se somete el paciente son siempre normales.

¿Cómo la tratamos?

El tratamiento de la urticaria es de los síntomas, no de la causa

El proceso agudo se trata en una consulta de urgencias con antihistamínicos y, según la gravedad del cuadro, con corticoides. Generalmente, un episodio aislado de urticaria aguda sin angioedema, sin repercusión, no requiere una evaluación posterior por parte del médico.

Si la urticaria no mejora, se repite, si ha sido acompañada de una hinchazón importante (con complicación respiratoria) o si se sospecha que el causante ha sido un alimento o un medicamento, requiere un estudio del especialista en alergia.

El tratamiento es eficaz cuando se sigue de una forma constante a pesar de no tener habones. En la gran mayoría de los casos, tras varios años, la urticaria crónica desaparece por sí sola sin dejar ningún tipo de secuela. La urticaria crónica se trata con antihistamínicos.

Si la respuesta no es adecuada, es posible aumentar la dosis o combinarlos.

Actualmente, y en casos concretos, la Clínica Universidad de Navarra está empleando un anticuerpo con el que se están obteniendo resultados prometedores. Cuando una urticaria crónica se estudia y afronta con paciencia, en la mayoría de los casos se da con el tratamiento eficaz, que permite desarrollar una vida completamente normal y dejar atrás un gran problema.

¿Qué ensayos clínicos tenemos sobre este tema?

Pamplona
reclutamiento

CU-LATER Estudio para evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento con Rupatadina como medicación diaria fija en urticaria crónica espontánea

El objetivo principal del estudio es investigar si un tratamiento de 8 semanas de duración con el antihistamínico Rupatadina, administrado diariamente de forma continuada, tiene efectos favorables a largo plazo sobre las molestias que provoca la urticaria crónica, frente a la administración a demanda. Este es un resumen del ensayo clínico, una vez que contacte con nosotros, le facilitaremos toda la información que precise

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Alergología

El Departamento de Alergología e Inmunología de la Clínica forma parte de la Global Allergy and Asthma European Network, compuesta por los 25 mejores departamentos de Alergología de Europa, elegidos por su excelencia científica, su trabajo multidisciplinar, su docencia y sus actividades internacionales.

Disponemos de las técnicas diagnósticas más avanzadas, estamos a la vanguardia en investigación y colaboramos con los mejores expertos. Nos avalan más de 50 años de trayectoria asistencial.

¿Qué enfermedades tratamos?

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Más de 50 años de experiencia.
  • Pioneros en la técnica de diagnóstico molecular por microarray.
  • Enfermería especializada en enfermedades alérgicas y sus cuidados.