Enfermedad de Parkinson

"Contamos con la tecnología más avanzada para el estudio estructural y funcional del cerebro ".

DRA. MARÍA CRUZ RODRÍGUEZ OROZ
DIRECTORA. DEPARTAMENTO DE NEUROLOGÍA

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central cuya principal característica es la muerte progresiva de neuronas en una parte del cerebro.

La consecuencia más importante de esta pérdida neuronal es una marcada disminución en la disponibilidad cerebral de dopamina, principal sustancia sintetizada por estas neuronas, originándose una disfunción en la regulación de las principales estructuras cerebrales implicadas en el control del movimiento.

Para seguir avanzando en el conocimiento de la enfermedad de Parkinson, el departamento de Neurología colabora en la investigación que se realiza desde el Programa de Neurociencias del Cima Universidad de Navarra.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

Por qué en la Clínica Universidad de Navarra

Somos el mejor hospital privado de España por sexto año consecutivo
(Ranking Monitor de Reputación Sanitaria 2019)

Trabajo en equipo

En la Unidad de Trastornos del Movimiento trabajamos en equipo neurólogos, neurocirujanos, rehabilitadores, neurofisiólogos, psicólogos, psiquiatras y enfermería especializada.

Medicina personalizada

Realizamos el proceso diagnóstico y diseñamos el plan de tratamiento idóneo para cada paciente en el menos tiempo posible.

Tecnología

Contamos con la última tecnología de diagnóstico (Resonancia Magnética 3Teslas de alto campo y PET) y de tratamiento, (HIFU y cirugía con electrodos de estimulación cerebral profunda).

Investigación

Trabajamos junto con el Área de Neurociencias del Cima Universidad de Navarra en el desarrollo de nuevos tratamientos y participamos en ensayos clínicos.

HIFU, tratamiento sin cirugía de los síntomas en la enfermedad de Parkinson

La Clínica Universidad de Navarra incorpora el modelo más avanzado de ultrasonidos de alta intensidad para el tratamiento de pacientes con temblor, rigidez y torpeza que aparecen en la enfermedad de Parkinson.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Los síntomas afectan mayoritariamente a la función motora del paciente iniciándose por un lado del cuerpo. Los más característicos son:

  • Torpeza generalizada con lentitud en la realización de movimientos. 
  • Escasa motilidad espontánea.
  • Temblor de reposo.
  • Rigidez.

Manifestaciones típicas son también la inexpresividad facial, la escasez de movimientos automáticos como el parpadeo o el braceo al caminar, la inclinación del tronco hacia delante durante la marcha, etc.

Evolución del Parkinson 

La evolución del Parkinson es muy variable de forma que en algunos pacientes el proceso neurodegenerativo progresa muy lentamente mientras que en otros puede ser más rápido. En general, al aumentar la duración de la enfermedad, los trastornos de movimiento iniciales se hacen más intensos en el hemicuerpo donde se han iniciado y se manifiestan en el  otro hemicuerpo.

Además, pueden aparecer otros síntomas como:

  • Deterioro de la marcha con dificultad fundamentalmente en su inicio y en los giros.
  • Trastorno del habla.
  • Trastornos del ánimo como depresión o apatía.
  • Disfunción autonómica (urgencia e incontinencia miccional, estreñimiento, mareo al levantarse de la cama o de sitios bajos).
  • Trastornos del sueño como insomnio, pesadillas con gesticulación y vocalizaciones, etc.
  • Anosmia (pérdida de olfato).
  • Alteración de los reflejos de reequilibración y caídas.
  • En algunos casos, tras muchos de años evolución, deterioro cognitivo.

Conozca todo sobre la enfermedad de Parkinson, cómo se diagnostica y trata.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca una enfermedad de Parkinson

¿Cómo se diagnostica?

El Parkinson es una enfermedad de diagnóstico clínico. El neurólogo realiza el diagnóstico en base a una anamnesis detallada con los datos aportados por el paciente y su familia y los hallazgos de la exploración física. No es estrictamente necesaria la realización de pruebas complementarias.

En determinados pacientes, la realización de analítica, RM cerebral o un PET con F-dopa puede ayudar a aumentar la certeza diagnóstica respecto a  otros procesos que comparten características clínicas  (parkinsonismos atípicos y secundarios, temblor esencial etc)

¿Cómo lo tratamos?

En su inicio, el tratamiento es farmacológico para compensar la pérdida cerebral de dopamina. Este tratamiento no logra curar la enfermedad, pero sirve para controlar los síntomas. 

El tratamiento de cada paciente será individualizado. Existen cuatro grupos fundamentales de fármacos que pueden clasificarse en dos grupos:

  • Fármacos de acción directa: la levodopa, que se transforma en dopamina en el cerebro, y  los agonistas dopaminérgicos, que actúan directamente en los receptores de dopamina cerebrales.
  • Fármacos potenciadores de la acción de la levodopa: inhibidores de la COMT y los inhibidores de la MAO, que aumentan la vida media de la levodopa al inhibir enzimas encargados de su degradación. Otros fármacos de segunda línea son la amantadina y los anticolinérgicos.

Complicaciones del tratamiento farmacológico

Inicialmente, el tratamiento mejora los signos de la enfermedad de modo estable durante todo el día. Conforme progresa la enfermedad y el trastorno motor es más intenso, la duración del efecto de la medicación se acorta. Esto da lugar a fluctuaciones entre momentos de buena movilidad durante el efecto de la medicación y momentos de mala movilidad cuando el efecto ha terminado.

Además, durante el efecto de la medicación ocurren movimientos involuntarios (discinesias) en extremidades o en la cabeza y tronco. Estas complicaciones motoras ocurren en la mayoría de pacientes en evoluciones largas.

El trastorno de control de impulsos es menos frecuente y se asocia sobretodo al tratamiento con agonistas dopaminérgicos. Consiste en una imposibilidad para resistir un impulso, que es nocivo para el paciente o su entorno.

Los más habituales son hipersexualidad, ludopatía y compras o ingesta compulsiva de comida. Si aparecen, debe ser comunicado a su neurólogo, que procederá al ajuste de la medicación.

Dependiendo de las características de cada enfermo y de los síntomas y complicaciones predominantes en cada fase de la enfermedad, se indicará un tratamiento farmacológico personalizado.

La aplicación de esta técnica se dirige a mejorar el temblor, la rigidez y torpeza en un hemicuerpo, puesto que se realiza unilateralmente.

El paciente debe ser evaluado en consulta por un neurólogo para determinar si es candidato a este procedimiento.

En términos generales, son candidatos los pacientes en los que el temblor no responde a tratamiento farmacológico o tienen signos parkinsonianos marcados con claro predominio en un hemicuerpo.

La cirugía está indicada cuando el tratamiento farmacológico no logra controlar los síntomas del paciente de manera estable durante todo el día.

En los casos en los que el temblor, la rigidez o la torpeza supongan una incapacidad funcional importante y precisen un tratamiento bilateral, puede plantearse un tratamiento quirúrgico que consiste en la estimulación cerebral profunda mediante la colocación de electrodos profundos en el núcleo subtalámico o globo pálido interno.

Estos electrodos emiten impulsos eléctricos que mejoran la actividad cerebral y los síntomas de la enfermedad.

La estimulación proporcionada por los impulsos eléctricos se programa de modo individualizado, según los síntomas del paciente. Tras la cirugía, el paciente debe acudir a controles periódicos.

El éxito quirúrgico está relacionado con la adecuada selección del candidato, la buena colocación del electrodo en la zona precisa del cerebro y la elección de unos parámetros de estimulación óptimos.

¿Qué ensayos clínicos tenemos sobre este tema?

Pamplona
reclutamiento

JM-010CS03 Estudio en pacientes con enfermedad de Parkinson con disquinesia moderada a intensa para evaluar la eficacia y la seguridad y tolerabilidad de dos combinaciones de dosis de JM-010

La enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad que causa síntomas motores como bradiquinesia (movimientos lentos), rigidez, temblor y trastornos de la marcha (problemas con el patrón de deambulación); el tratamiento de referencia para los síntomas de la EP es la levodopa. El uso prolongado de levodopa puede provocar disquinesia (movimientos involuntarios). La finalidad de este estudio, que supone una investigación, consiste en determinar si un medicamento ex...
Pamplona
reclutamiento

IMPULDIRECT Estimulación direccional del núcleo subtalámico y trastorno de control de impulsos en la enfermedad de Parkinson

En la enfermedad de Parkinson, la administración de Levodopa y de fármacos agonistas dopaminérgicos mejora las manifestaciones motoras. Sin embargo, el uso crónico de estos medicamentos puede causar efectos secundarios como trastorno de control de impulsos, que es uno de los más frecuentes y problemáticos. En este estudio en pacientes con enfermedad de Parkinson y esta complicación valoraremos si la implantación de un electrodo en el cerebr...

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Neurología

El Departamento de Neurología cuenta con una dilatada experiencia en el diagnóstico y tratamiento multidisciplinar de las enfermedades neurológicas.

Ofrecemos un diagnóstico en menos de 72h., junto con una propuesta de tratamiento personalizado y un seguimiento post consulta del paciente por parte de nuestro equipo de enfermería especializado.

Disponemos de la tecnología más avanzada para un diagnóstico preciso con equipos de vanguardia como el HIFU, dispositivos de estimulación cerebral profunda, video EEG, PET y cirugía de la epilepsia, entre otras.

Organizados en áreas diagnósticas

  • Trastornos del movimiento.
  • Cognición y conducta.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Cefaleas y dolor crónico.
  • Epilepsia
  • Trastornos del sueño.
  • Esclerosis múltiple y neuroinmunología.
  • Neuro-oncología.
  • ELA y enfermedades neuromusculares.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Asistencia diagnóstica de vanguardia con gran labor en investigación y docencia.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Trabajamos de manera conjunta con la Unidad del Sueño.