Dermatitis de contacto

"Es muy importante determinar un diagnóstico correcto, ya que permitirá conocer las causas alérgicas a las que está expuesto el paciente e instaurar el tratamiento adecuado para corregirlas o, en su caso, eliminarlas".

DRA. CARMEN D'AMELIO GARÓFALO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE ALERGOLOGÍA E INMUNOLOGÍA CLÍNICA

La dermatitis de contacto es una reacción inflamatoria de la piel frente a un irritante que tiene un efecto tóxico sobre el tejido.

Hay muchos tipos de irritantes: jabones, detergentes, disolventes, ácidos y alcalinos que producen daño celular, si son aplicados durante un tiempo y una concentración suficiente.

La dermatitis de contacto irritativa presenta una variada morfología clínica que depende de las propiedades del producto irritante y de las características de la exposición, concentración, superficie expuesta, etc.

  • Forma aguda: se desarrolla tras el contacto con agentes que alteran de forma rápida la epidermis y adoptan clínicamente el aspecto de quemadura cutánea.
  • Forma crónica: se desarrolla tras la exposicion repetida a agentes irritantes suaves que tienen un efecto acumulativo hasta producir la reacción inflamatoria. En estos casos, la sintomatología puede persistir aunque haya cesado el contacto con el irritante. Los pacientes con dermatitis previa (atopia, psoriasis, etc.) tienen una mayor incidencia de dermatitis de contacto irritativa.
Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Los síntomas de piel de las manos, sobre todo en las palmas y en los espacios interdigitales, que suelen aparecer son:

  • Enrojecimiento o inflamación de la piel en el área expuesta.
  • Lesiones que pueden ser de cualquier tipo.
  • Enrojecimiento, erupción, pápulas, vesículas, ampollas, además de exudado y formación de costras.
  • Picor o quemazón.
  • Aumento de la sensibilidad de la piel.

Los síntomas más habituales son:

  • Escozor y enrojecimiento.
  • Inflamación.
  • Picor o quemazón.
  • Aumento de la sensibilidad de la piel.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente una dermatitis de contacto

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza mediante la exploración física. Las pruebas cutáneas pueden realizarse para conocer a qué sustancia es alérgica el paciente.

La dermatitis de contacto irritativa en su forma crónica es la causa más frecuente de dermatitis de contacto en el ámbito laboral.

Con mayor frecuencia se localiza en las manos, especialmente en grupos de poblacón en contacto con irritantes frecuentes como son las amas de casa, peluqueras, trabajadores en climas fríos, etc.

Dentro de las sustancias que con mayor frecuencia provocan dermatitis de contacto irritativa están el níquel, cobalto, cromo, mercurio, gomas, etc.

¿Cómo la tratamos?

Como medida preventiva suele indicarse las cremas emolientes o humectantes que ayudan a mantener la piel húmeda y favorecen que se regenere.

En momentos del brote agudo se administrarán cremas o pomadas con corticoesteroides que ayudarán a disminuir la inflamación.

En ocasiones puede ser necesario indicar tratamiento tópico con tacrolimus o pimecrolimus.

Para acelerar la curación y prevenir las recaídas de la dermatitis deberá tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Use agua templada y jabón sin perfume, alquitrán o azufre.

  • Emplee poco jabón y aclare las manos totalmente.
  • Seque las manos con una toalla limpia y seca, sin olvidar el secado entre los dedos.
  • Los anillos pueden retener sustancias irritantes por lo que debe quitárselos cuando realice algún trabajo y siempre que vaya a lavarse.
  • Evite al máximo el contacto con detergentes y otros agentes de limpieza fuertes (limpiadores de metales, ceras de limpieza de suelos, automóviles, muebles, limpiacristales, etc.).
  • Evite el contacto con disolventes como el petróleo, gasolina, acetona, tricloetilenos, etc.
  • Evite la manipulación de productos de peluquería: champú, tines capilares, lociones, etc.
  • Hágase lavar el pelo por otra persona o utilice guantes de plástico fino de un solo uso.
  • Evite el contacto con jugos de tomate, ajo, cebolla, patata, limones, naranjas, verduras, etc., y utilice para su protección guantes de plástico fino de un solo uso.
  • Proteja sus manos de sequedades y fisuras ocasionadas por el frío. Utilice guantes de piel sin forror.
  • Para el lavado de platos y ropas, y para el manejo de las sustancias mencionadas anteriormente, utilice siempre guantes de plástico findo de un solo uso. Si uno de estos guantes se agujereara, cámbielo por otro.
  • Guarde los paquetes y frascos de productos irritantes limpios, sin ningún resto en el exterior. Cuando vaya a emplear los guantes durante un tiempo prolongado debe aplicarse previamente una crema de protección (Bariderm®, Nivea®, Atrix®, etc.).

Recuerde que la resistencia de la piel está disminuida durante 4-5 meses tras haber desaparecido la dermatitis. Aunque hayan desaparecido los síntomas debe continuar cumpliendo estas instrucciones.

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Alergología

El Departamento de Alergología e Inmunología de la Clínica forma parte de la Global Allergy and Asthma European Network, compuesta por los 25 mejores departamentos de Alergología de Europa, elegidos por su excelencia científica, su trabajo multidisciplinar, su docencia y sus actividades internacionales.

Disponemos de las técnicas diagnósticas más avanzadas, estamos a la vanguardia en investigación y colaboramos con los mejores expertos. Nos avalan más de 50 años de trayectoria asistencial.

¿Qué enfermedades tratamos?

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Más de 50 años de experiencia.
  • Pioneros en la técnica de diagnóstico molecular por microarray.
  • Enfermería especializada en enfermedades alérgicas y sus cuidados.