Alergia al huevo

"Cuando un paciente está sensibilizado a múltiples alimentos, le ayudamos a configurar una dieta equilibrada que asegure las necesidades nutricionales y evite los alimentos indicados por el especialista de Alergología".

DRA. MARÍA JOSÉ GOIKOETXEA LAPRESA
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE ALERGOLOGÍA E INMUNOLOGÍA CLÍNICA

La alergia al huevo es la causa más frecuente de alergia alimentaria en los niños. La clara del huevo causa reacciones alérgicas más frecuentemente que la yema, porque contiene el ovomucoide, proteína causante de la reacción alérgica del huevo que además presenta mayor resistencia al calor. También es conocido que el huevo cocido causa menos reacciones alérgicas que el huevo crudo.

La recomendación inicial es suprimir este alimento de la dieta pero esto conlleva que sean muchos los alimentos que no pueden consumirse.

El tratamiento de desensibilización alimentaria o inducción a la tolerancia oral al huevo consigue, en aproximadamente 2 meses, que el paciente pueda consumir un huevo frito o en tortilla tres veces por semana.

En algunos pacientes, en donde la sensibilidad al huevo no es muy elevada, se puede realizar una desensibilización exprés y en menos de 7 días se consigue la tolerancia.

En el Departamento de Alergología de la Clínica tenemos amplia experiencia en el tratamiento de inducción a la tolerancia oral y cada paciente es valorado de manera individualizada. Durante todo el proceso es supervisado por nuestro equipo de alergólogos y enfermeras especializadas en el control de este tratamiento.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia al huevo?

La primera manifestación clínica de la alergia al huevo puede aparecer a cualquier edad pero es cierto que es más frecuente en los dos primeros años de vida, normalmente coincidiendo con la introducción del huevo en la dieta del niño.

Los síntomas dependerán de si la reacción alérgica está mediada o no por la Ig E. Si está mediada por Ig E el comienzo de los síntomas suele ser rápido, en las siguientes horas tras la ingestión del huevo, manifestándose por picor de boca, edema, urticaria, tos y dificultad respiratoria.

En cambio si la alergia no está mediada por Ig E los síntomas son más tardías, incluso a los días después de la ingesta y suelen ser síntomas digestivos.

Los síntomas más habituales son:

  • Picor en boca y paladar
  • Ronchas y habones por la piel
  • Rinitis y/o conjuntivitis
  • Dificultad respiratoria
  • Crisis de asma

Pueden aparecer de manera más tardía vómitos, dolor abdominal, naúseas, vómitos y diarrea.

En los casos más graves se puede desarrollar un shock anafiláctico, viéndose comprometida la vida del paciente.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que tenga alergia al huevo y sea posible realizar el tratamiento de desensibilización alimentaria

¿Cuáles son las causas de la alergia al huevo?

En la alergia al huevo, el sistema inmunitario reacciona frente a las proteínas que contiene el huevo.

La clara del huevo es la que contiene mayor proporción de las proteínas causantes, siendo la más importante el ovomucoide, que además es resistente al calor y a la degradación enzimática digestiva.

Puede existir cierta predisposición genética y la aparición de la alergia suele ser progresiva, es decir, se precisa un periodo de sensibilización que va aumentando conforme se ingiere huevo en los alimentos, hasta que en un momento dado comienza la sintomatología.

La exposición al huevo puede ocurrir incluso intraútero o a través de la lactancia materna, si la madre ha ingerido huevos.

¿Cómo es la evolución?

La alergia al huevo suele aparecer frecuente mente en niños menores de un año, que es cuando se introduce el huevo en la dieta.

Aproximadamente en el 80% de los casos, la alergia al huevo se resuelve espontáneamente pero en el resto, la alergia persiste condicionando mucho la vida del paciente y su familia.

Si el tratamiento de desensibilización alimentaria o inducción de tolerancia oral al huevo es eficaz, estos pacientes pueden volver a comer huevo y aquellos alimentos que contienen trazas del mismo. Esto hace que su calidad de vida mejore de manera notable.

¿Cómo se diagnostica la alergia al huevo?

<p>&nbsp;Pruebas cutaneas</p>

El diagnóstico se realiza mediante un test cutáneo (prick test) muy sencillo: se aplica sobre la piel del brazo gotas que contienen una cantidad conocida del alergeno causante de la alergia al huevo al que se puede ser sensible. El fundamento de esta técnica es reproducir en la piel la reacción que presentamos en otras partes del organismo.

Además, es posible realizar análisis de sangre, con lo que de una forma más precisa podemos cuantificar y demostrar la presencia de Ig E específica frente a estas proteínas.

A veces, hay que realizar una prueba de provocación, que consiste en observar bajo control médico la reacción que se produce tras la ingesta del alimento.

Además de las pruebas cutáneas habituales, podemos medir la IgE por microarray, lo que nos da información valiosa sobre los alérgenos que reconoce el paciente.

¿Cómo se trata la alergia al huevo?

Contamos con una gran experiencia en la desensibilización frente a distintos alimentos como el huevo, la leche y ahora también, el pescado.

La primera medida y más eficaz es evitar el contacto con el alérgeno.

El huevo es un alimento muy común que está en muchos alimentos, medicamentos y componentes de la vida cotidiana de un paciente, esto hace que resulte muy difícil la evitación con este alimento.

El tratamiento de desensibilización consiste en administrar inicialmente dosis muy bajas y poco a poco ir aumentando la dosis, de manera progresiva y muy lentamente, hasta conseguir que se tolere una ración completa de huevo (un huevo frito o en tortilla, tres veces por semana).

Este tratamiento precisa que en todo momento, el personal sanitario controle de manera muy cercana este proceso para evitar reacciones alérgicas importantes.

Esto se complementa con educación al paciente y su familia para enseñarles a evitar el contacto con este alimento y aprender a actuar frente a reacción alérgicas graves.

Superar la alergia al huevo en una semana

Cuando la sensibilización al producto es baja y si el sistema inmune del niño lo permite, la ‘dosis objetivo’ puede conseguirse en cinco días.

Este proceso de desensibilización “exprés” está indicado para pacientes con una sensibilización no muy elevada a estos alimentos y una edad comprendida entre los 4 y los 10 años.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Alergología

El Departamento de Alergología e Inmunología de la Clínica forma parte de la Global Allergy and Asthma European Network, compuesta por los 25 mejores departamentos de Alergología de Europa, elegidos por su excelencia científica, su trabajo multidisciplinar, su docencia y sus actividades internacionales.

Disponemos de las técnicas diagnósticas más avanzadas, estamos a la vanguardia en investigación y colaboramos con los mejores expertos. Nos avalan más de 50 años de trayectoria asistencial.

¿Qué enfermedades tratamos?

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Más de 50 años de experiencia.
  • Pioneros en la técnica de diagnóstico molecular por microarray.
  • Enfermería especializada en enfermedades alérgicas y sus cuidados.

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE