Mioclonias

"En algunos casos pueden constituir una manifestación clínica de una enfermedad neurodegenerativa".

DRA. ROSARIO LUQUIN PIUDO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE NEUROLOGÍA

Las mioclonías son movimientos involuntarios, breves y rápidos, de amplitud variable, que se originan habitualmente en el sistema nervioso central.

Se generan por la activación brusca y breve de un grupo de músculos, generando un movimiento tipo sacudida en la región corporal afecta.

Las mioclonías son parecidas a los tics por su corta duración e inicio brusco, pero los tics en general son más estereotipados, se preceden de una sensación subjetiva de urgencia o necesidad de realizarlos y, además, se pueden inhibir voluntariamente durante un tiempo breve, mientras que las mioclonías no.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Los síntomas más habituales son:

  • Sacudidas musculares irregulares, involuntarias, breves y rápidas, que pueden afectar a un grupo reducido de músculos localizados en una zona o segmento corporal (mioclonías focales) o bien pueden afectar al mismo tiempo a diferentes partes del cuerpo (mioclonías generalizadas).
  • Pueden aparecer espontáneamente durante el reposo (mioclonías espontáneas), al hacer un movimiento (mioclonías de acción) o aparecer de forma refleja ante diferentes estímulos (tacto, dolor, estimulo lumínico).
  • En algunos casos, las mioclonías no se producen por una activación muscular, sino por pausas de corta duración en la misma, lo cual provoca una perdida súbita y breve del tono postural. Es lo que se denomina asterixis o mioclonías negativas.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca mioclonias

¿Cómo se diagnostican?

Una vez identificadas las mioclonías por exploración, es importante realizar una historia clínica exhaustiva dirigida a identificar posibles factores desencadenantes o relacionados con el proceso.

La exploración física y neurológica ayudará a la adecuada clasificación del tipo de mioclonías y la identificación de otras alteraciones del sistema nervioso.

En ocasiones, la realización de un estudio neurofisiológico por profesionales expertos, adaptado al paciente según su cuadro clínico, puede ayudar en la orientación diagnóstica.

Habitualmente, es precisa la realización de una analítica para descartar problemas metabólicos o tóxicos así como una resonancia magnética cerebral cuando se sospechan otras causas. Ante un posible origen epiléptico, es precisa la realización de un electroencefalograma

¿Cuáles son las causas?

Algunas mioclonías pueden aparecer en circunstancias normales en personas sanas, como las que aparecen en ocasiones cuando iniciamos el sueño y nos despiertan por el sobresalto, o el hipo, que también es una forma de mioclonía. Son lo que llamamos mioclonías fisiológicas

Otras veces, las mioclonías pueden ser una manifestación de una amplia variedad de procesos patológicos que afectan al cerebro, tronco cerebral, medula espinal o a los nervios periféricos.

La causa más frecuente de mioclonías son las encefalopatías metabólicas (insuficiencia renal o hepáticas, alteraciones iónicas, hipoglucemia, hipertiroidismo) y las mioclonías de causa epiléptica. En algunos casos, las mioclonías pueden constituir una manifestación clínica de una enfermedad neurodegenerativa, encefalopatía infecciosa o por depósito. 

Las mioclonías de causa epiléptica incluyen un grupo amplio de síndromes que pueden aparecer en todas las edades, con expresión variada según la edad de presentación, el origen y el tipo de crisis, lo cual condiciona el tratamiento y el pronóstico de cada caso.

Algunos medicamentos de uso común como algunos antibióticos, antidepresivos, antiepilépticos o antineoplásicos pueden producir mioclonías. También las intoxicaciones por algunos pesticidas o compuestos químicos pueden producirlas.

¿Cómo las tratamos?

El tratamiento irá enfocado en primer lugar al tratamiento de la causa desencadenante de las mioclonías, cuando sea posible.  En caso contrario, buscaremos un control sintomático de las mismas con fármacos.

Con frecuencia es precisa la combinación de varios fármacos para un razonable control sintomático de las mioclonías. Los más eficaces son medicamentos de acción antiepiléptica como el clonazepam, valproato sódico o el levetirazetam.

Otros medicamentos como el piracetam o el 5-hidroxitriptófano también resultan eficaces en determinados tipos de mioclonías.

¿Dónde las tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Neurología

El Departamento de Neurología cuenta con una dilatada experiencia en el diagnóstico y tratamiento multidisciplinar de las enfermedades neurológicas.

Ofrecemos un diagnóstico en menos de 72h., junto con una propuesta de tratamiento personalizado y un seguimiento post consulta del paciente por parte de nuestro equipo de enfermería especializado.

Disponemos de la tecnología más avanzada para un diagnóstico preciso con equipos de vanguardia como el HIFU, dispositivos de estimulación cerebral profunda, video EEG, PET y cirugía de la epilepsia, entre otras.

Organizados en áreas diagnósticas

  • Trastornos del movimiento.
  • Cognición y conducta.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Cefaleas y dolor crónico.
  • Epilepsia
  • Trastornos del sueño.
  • Esclerosis múltiple y neuroinmunología.
  • Neuro-oncología.
  • ELA y enfermedades neuromusculares.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Asistencia diagnóstica de vanguardia con gran labor en investigación y docencia.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Trabajamos de manera conjunta con la Unidad del Sueño.