Síndrome de piernas inquietas

"Fundamentalmente ocurre durante la noche, lo que impide conciliar el sueño y descansar".

DRA. MARTA FERNÁNDEZ MATARRUBIA
ESPECIALISTA. UNIDAD DEL SUEÑO

El síndrome de las piernas inquietas es un trastorno neurológico caracterizado por la aparición una sensación molesta, no dolorosa, en las piernas que obliga a la movilización de las mismas.

Los síntomas pueden aparecer o empeorar con el reposo o por la noche cuando el paciente está en la cama.

En algunos casos, el síndrome de piernas inquietas puede ser debido a una lesión de los nervios periféricos, la disminución de los acúmulos de hierro o por el aumento del ácido úrico en la sangre.

Sin embargo, en la mayor parte de los pacientes no se evidencia una causa del síndrome de piernas inquietas, y se define como idiopático. En estos últimos, puede existir un componente de predisposición genética, ya que al menos una tercera parte de los pacientes tiene antecedentes familiares.

Por otra parte, se cree que el origen de este síndrome pueda guardar relación con un descenso de la dopamina, que es un neurotransmisor cerebral necesario para la realización y coordinación de movimientos.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Esencialmente, consiste en una sensación desagradable, difícil de describir, en las piernas que aparece al acostarse o con el reposo, y que mejora transitoriamente al moverlas.

Estos síntomas, al ocurrir fundamentalmente por la noche, al estar en la cama, interfieren en el adecuado descanso.

Hasta un 80% de los pacientes asocian, además, movimientos involuntarios de las piernas durante el sueño y, un porcentaje más pequeño, refieren este tipo de movimientos también durante la vigilia, mientras se encuentran sentados o acostados.

Los síntomas más habituales son:

  • Sensación desagradable en las piernas.
  • Movimiento involuntario de piernas.
  • Dificultad para conciliar el sueño.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca un síndrome de piernas inquietas

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del síndrome de las piernas inquietas es clínico y se basa en la presencia de cuatro criterios diagnósticos esenciales:

  • La necesidad irresistible de mover las piernas, normalmente acompañada de una sensación molesta en ellas.
  • Inicio o empeoramiento de los síntomas con el reposo o al permanecer acostado o sentado.
  • Mejora o cese de los síntomas tras mover las piernas.
  • Aparición o predominio de los síntomas durante la tarde o la noche.

¿Cómo lo tratamos?

El tratamiento del síndrome de piernas inquietas secundario debe estar dirigido a la causa que lo produce, por ejemplo, administrando hierro cuando se evidencia una disminución de los acúmulos de hierro en la sangre.

Por otro lado, el tratamiento de primera elección del síndrome de piernas inquietas idiopático son los fármacos dopaminérgicos (ropirinol, rotigotina, pramipexol o levodopa).

Debido a su gran efectividad en el control de los síntomas de esta entidad, se sugiere que la dopamina está implicada en la aparición de este cuadro clínico.

Otras alternativas son determinados fármacos antiepilépticos como la gabapentina, pregabalina, topiramato o la carbamazepina. En tercera línea, se aconsejan fármacos opiáceos como la oxicodona.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Neurología

El Departamento de Neurología cuenta con una dilatada experiencia en el diagnóstico y tratamiento multidisciplinar de las enfermedades neurológicas.

Ofrecemos un diagnóstico en menos de 72h., junto con una propuesta de tratamiento personalizado y un seguimiento post consulta del paciente por parte de nuestro equipo de enfermería especializado.

Disponemos de la tecnología más avanzada para un diagnóstico preciso con equipos de vanguardia como el HIFU, dispositivos de estimulación cerebral profunda, video EEG, PET y cirugía de la epilepsia, entre otras.

Organizados en áreas diagnósticas

  • Trastornos del movimiento.
  • Cognición y conducta.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Cefaleas y dolor crónico.
  • Epilepsia
  • Trastornos del sueño.
  • Esclerosis múltiple y neuroinmunología.
  • Neuro-oncología.
  • ELA y enfermedades neuromusculares.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Asistencia diagnóstica de vanguardia con gran labor en investigación y docencia.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Trabajamos de manera conjunta con la Unidad del Sueño.