Colonoscopia

"Aconsejamos realizar colonoscopias de manera periódica en aquellos pacientes que presentan alguna lesión sospechosa o que tienen familiares que han padecido un cáncer de colon". 

DR. JOSÉ CARLOS SÚBTIL ÍÑIGO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE DIGESTIVO

La colonoscopia es una exploración que permite visualizar todo el intestino grueso y la parte final del intestino delgado (íleon terminal), utilizando un tubo flexible que se introduce a través del ano.

Durante la colonoscopia pueden tomar pequeñas muestras de mucosa (biopsias) y en caso de detectar pólipos, pueden ser extirpados usando un bisturí eléctrico. Además, pueden administrarse sustancias esclerosantes u otros métodos de coagulación para el tratamiento de focos de hemorragia, bandas elásticas para el tratamiento de hemorroides, balones neumáticos para dilatar zonas estrechas, etc.

Ninguno de estos procedimientos adicionales suele provocar dolor, ya que la mucosa del intestino grueso no tiene terminaciones nerviosas sensitivas.

¿Cuándo está indicada la colonoscopia?

La colonoscopia es la prueba idónea que se realiza de manera rutinaria para el diagnóstico precoz del cáncer de colon.

Además, su médico podrá indicarla cuando existan otros síntomas como: 

  • Dolor abdominal, cambios en las deposiciones o pérdida de peso.
  • Cambios anormales (como pólipos) hallados en una sigmoidoscopia o en exámenes radiográficos (tomografía computarizada o enema opaco).
  • Anemia debido al bajo nivel de hierro (por lo regular cuando no se ha encontrado ninguna otra causa).
  • Sangre en las heces o heces negras o alquitranosas.
  • Seguimiento de una afección detectada previamente, como pólipos o cáncer de colon.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn).
  • Antecedentes famliares de cáncer de colon.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Cáncer colorrectal.
  • Colitis ulcerosa.
  • Diverticulosis y diverticulitis.
  • Enfermedad de Crohn.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle una colonoscopia

¿Cómo se realiza la colonoscopia?

En la Clínica utilizamos CO² en lugar de aire, ya que se reducen en gran parte las molestias producidas por la colonoscopia.

Para la realización de la exploración se le administrarán analgésicos y sedantes para que no resulte dolorosa. El tiempo aproximado de la exploración oscila entre 30 y 60 minutos.

Al finalizar, puede experimentar molestias abdominales y sensación de presión abdominal, con necesidad de evacuar su intestino. Estas molestias son banales y se resuelven en un periodo corto de tiempo

Si al realizar la exploración se encuentran lesiones sospechosas, es muy frecuente el tomar una muestra de estas lesiones (biopsia) para realizar una diagnóstico anatomopatológico.

La preparación del colon para realizar una colonoscopia (y, eventualmente, polipectomía) debe ser muy buena.

Un colon mal preparado nunca podrá ser explorado adecuadamente, siendo motivo de errores diagnósticos y de molestias para el paciente, por las repeticiones de exploraciones que provoca.

Si toma Sintrom®, ácido acetilsalicílico o antiinflamatorios no esteroideos debe hacer con su especialista o su médico de familia para que le indiquen qué debe hacer con esta medicación.

Es recomendable que venga acompañado, ya que después de la prueba no podrá conducir por la sedación o anestesia que se la habrá administrado.

Dieta

Tres días antes de la exploración debe tomar una dieta pobre en residuos.

  • Puede tomar: arroz, pastas y caldos. Carne  y pescado a la plancha o hervido. Huevos. Quesos duros, galletas sin fibra y pan tostado. Zumos filtrados, café, té e infusiones. Bebidas sin gas.
  • No puede tomar: ensaladas, verduras, legumbres y patatas. Carnes y pescados en salsa. Fruta. Embutidos. Leche, pasteles y bebidas con gas.

Es conveniente venir acompañado, ya que la medicación administrada puede alterar marcadamente sus reflejos y su capacidad sensorial.

Durante el resto del día, evitará conducir coches u otro tipo de vehículos o tomar decisiones importantes.

Nosotros le sugerimos que descanse tranquilo tras la exploración.

Después podrá realizar vida completamente normal y deberá realizar una dieta suave el primer día, pudiendo comer con normalidad pasadas unas horas.

Las complicaciones que pueden surgir son: distensión del abdomen, dolor, hipotensión, flebitis, reacciones alérgicas, infección, aspiración bronquial, hemorragia, perforación y parada cardiorrespiratoria.

Estas complicaciones son raras, menos de una por cada 1.000 exploraciones, pero pueden requerir un tratamiento urgente e incluso una intervención quirúrgica. Estos riesgos son algo más altos cuando la colonoscopia se utiliza con aplicación terapéutica (extirpación de pólipos, dilatación de estenosis, etc.).

Debe informar a los médicos del Servicio de Digestivo en el caso de presentar dolor abdominal importante, acompañado de fiebre o de hemorragia rectal, en las horas o días posteriores a la colonoscopia.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Digestivo

El Departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra está compuesto por un equipo multidisciplinar de especialistas expertos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del tracto digestivo.

Nuestro objetivo es que cada diagnóstico sea cuidadosamente establecido y el plan de tratamiento se ajuste a cada paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Especialistas médicos que son referencia a nivel nacional.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Unidad de Endoscopias y Unidad de Prevención y Consulta de Alto Riesgo de Tumores Digestivos para ofrecer el mejor cuidado a nuestros pacientes.

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE