Calcitriol
(vitamina d) 

VITAMINAS

Calcitriol
(vitamina d) 

Las vitaminas son unos compuestos necesarios, en pequeñas cantidades, para el mantenimiento de la actividad biológica normal. No son producidas por el organismo y éste, en condiciones normales, las toma de los alimentos que los contienen.

El calcitriol es la forma activa de la vitamina D que se produce en los riñones a partir de una sustancia precursora (25-hidroxicolecalciferol). Por ello su acción comienza a manifestarse antes que otros derivados. Actúa favoreciendo la absorción digestiva del calcio contenido en la dieta. Participa también en la reestructuración y formación de los huesos.

Algunos alimentos en los que podemos encontrar vitamina D son: huevos, mantequilla, leche y aceites de pescado. La luz del sol favorece la formación de vitamina D en el organismo.

La cantidad diaria de vitamina D recomendada es:

  • Niños: de 7,5 a 10 mcg.
  • Adultos: de 5 a 10 mcg. Algunas situaciones que pueden aumentar la necesidad de vitamina D son el alcoholismo, enfermedades intestinales, enfermedades del riñón, del hígado, del páncreas y eliminación quirúrgica de alguna parte del estómago.

La deficiencia de vitamina D se caracteriza por la mineralización insuficiente del hueso. En niños el déficit importante origina la malformación del esqueleto (raquitismo). En el adulto, provoca osteomalacia.

NOMBRES COMERCIALES:

Rocaltrol® Existen comercializados formas genéricas que contienen calcitriol.  

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

Se emplea en situaciones en las que existe una disminución en la formación de calcitriol:

  • Hipocalcemia (niveles bajos de calcio en sangre) en pacientes con enfermedad renal avanzada y en hemodiálisis.
  • Osteodistrofia renal.
  • Raquitismo y osteomalacia.
  • Hipoparatiroidismo y pseudoparatiroidismo.
  • Tratamiento prequirúrgico en hiperparatiroidismo primario.
  • Para minimizar la hipocalcemia postoperatoria.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales (cápsulas) y parenterales (intravenosa). Su forma más habitual de empleo es la administración oral.

La dosis adecuada de calcitriol puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la edad y de los niveles de calcio en sangre del paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas de calcitriol. Pero si su médico le indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • 0,25 mcg cada día. Esta dosis puede cambiar si su médico, con los análisis pertinentes, así lo considera necesario.

Dosis intravenosa en adultos:

  • Inyecciones de 1mcg tres veces por semana. Esta pauta puede cambiar si su médico, con los análisis pertinentes, así lo considera necesario.

Dosis intravenosa  y oral  en niños:

  • Debe establecerla el médico.

La dosis puede variar a lo largo del tratamiento según los niveles de calcio y fósforo en sangre que posea, con el fin de conseguir niveles óptimos.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a calcitriol o vitamina D o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En casos de hipercalcemia (niveles altos de calcio en sangre), hipervitaminosis D (niveles altos de vitamina D en sangre).

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Durante el tratamiento con calcitriol deben monitorizarse mensualmente los niveles séricos de calcio, fosfatos, magnesio, pruebas hepáticas y calcio en orina. Si se superan los valores normales de calcio en sangre (9 a 11 mg/dl) se disminuirá la dosis o se suspenderá el tratamiento hasta alcanzar niveles normales de calcio en sangre. También es recomendable que su médico realice controles de hormona paratiroidea cada 3 meses siempre que continúe con este tratamiento.
  • Debe emplearse con precaución en pacientes con nefrolitiasis (cálculos renales o piedras en el riñón), o con enfermedad hepática, cardíaca o biliar, hipoparatiroidismo, síndrome de malaabsorción o enfermedad de Crohn.
  • No se recomienda utilizar suplementos vitamínicos como sustitutos de una dieta equilibrada.
  • Ciertos estudios han demostrado que los pacientes ancianos pueden requerir mayor dosificación debido a una posible disminución de la capacidad por parte de la piel para sintetizar vitamina D3 o una reducción de la exposición a sol, o una alteración de la función renal o de la absorción de la vitamina D.
  • La absorción de este medicamento puede ser interferida por otros medicamentos, por lo que se recomienda que separe ambas administraciones al menos 2h.
  • Si usted padece enfermedad cardíaca y recibe tratamiento con digitálicos (por ejemplo digoxina) su médico debe monitorizar la función cardíaca siempre que reciban suplementos de calcio y vitamina D.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Pueden interaccionar con inductores enzimáticos como la fenitoína(tratamiento para la epilepsia), que puede inhibir el efecto de la vitamina D.
  • Otros compuestos que pueden interaccionar son: antiácidos que contengan magnesio (almagato, magaldrato), preparados con calcio y diuréticos tiazídicos (clortalidona, hidroclorotiazida).
  • La absorción de este medicamento puede ser interferida por otros medicamentos, por lo que se recomienda que separe ambas administraciones al menos 2h.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los efectos nocivos son, en general, infrecuentes pero importantes. Las reacciones adversas son más frecuentes con dosis altas y en tratamientos prolongados. Las reacciones más características son: ocasionalmente hipercalcemia, con síntomas de anorexia, vómitos, náuseas, dolor abdominal, estreñimiento, debilidad muscular, sed excesiva, eliminación de grandes cantidades de orina, nefrolitiasis (cálculos renales o piedras en el riñón), nefrocalcinosis, y, en casos severos, incremento de los valores de tensión arterial, arritmia cardiaca y coma.
  • Los primeros síntomas en caso de intoxicación con calcitriol son: estreñimiento, diarrea, sequedad en la boca, aumento de la sed, gusto metálico, dolor de cabeza, pérdida de apetito, aumento de la frecuencia urinaria, náuseas, vómitos y temblores inusuales.
  • Puede alterar los valores de calcio, colesterol y pruebas de función hepática de la analítica en sangre. Informe a su médico que recibe este tratamiento en caso de realizar una analítica.
  • El calcitriol también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.
SOLICITE