Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Diabetes mellitus tipo 2

"A los que padecen diabetes no insulinodependiente (tipo 2), seguir un plan alimentario les ayudará a mantener un peso correcto y a conseguir un equilibrio entre la insulina que segrega su cuerpo y la alimentación".

DR. JAVIER ESCALADA SAN MARTÍN
DIRECTOR. DEPARTAMENTO DE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN

La diabetes mellitus tipo 2 o no insulino-dependiente supone el 80-90% de los casos de diabetes. El número de afectados por esta patología está aumentando en todo el mundo de forma acelerada.

Produce trastornos metabólicos caracterizados por una elevación inapropiada de la glucosa en sangre (hiperglucemia), que da lugar a complicaciones crónicas por afectación de grandes y pequeños vasos y nervios.

Puede provocar síndrome metabólico, que eleva el riesgo cardiovascular y es causa de muerte. En este síndrome se asocian diabetes, hipertensión arterial, aumento de los niveles de colesterol, triglicéridos y/o ácido úrico y sobrepeso.

El tratamiento de la diabetes tipo 2 se basa en tres pilares fundamentales: seguimiento de un plan de alimentación equilibrado, práctica de ejercicio físico regular y tratamiento farmacológico personalizado.

Un buen número de personas con este tipo de diabetes presenta un grado variable de obesidad, por lo que un objetivo primordial en estos casos es la reducción de peso.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

La diabetes tipo 2 es prácticamente asintomática en las fases iniciales.

Esto supone un retraso en su diagnótico, incluso de varios años, y se calcula que hasta un 50% de personas con diabetes mellitus tipo 2 permanecen sin diagnosticar en este momento.

Esto hace que hasta un 20% de las personas con este tipo de diabetes presenten signos de complicaciones en el momento del diagnóstico.

Por este motivo, la diabetes mellitus tipo 2 hay que buscarla de forma específica en las personas con riesgo, esto es, cualquier persona a partir de los 45 años y menores de 45 con:

  • Obesidad.
  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Diabetes durante anteriores embarazos o niños con peso al nacer superior a 4 kg.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol o triglicéridos elevados.
  • Antecedentes de alteraciones de la glucosa en sangre.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente una diabetes tipo 2

¿Cómo se diagnostica?

<p>Laboratorio de extracciones</p>

El diagnóstico de la diabetes tipo 2 se realiza, inicialmente, mediante la determinación de glucosa en ayunas.

Si la analítica da un valor repetido de glucosa mayor de 126 mg/dl, se considera que es positivo de diabetes mellitus tipo 2.

En casos dudosos, se recurrirá a la realización de una curva de glucosa (determinación de glucosa en sangre de forma seriada) tras la toma de un preparado con 75 g de glucosa.

Resulta de importancia clave para el correcto manejo de la diabetes mellitus, especialmente la de tipo 2, la realización de estudios de composición corporal (Bod-pod, ViScan) con la finalidad de conocer la magnitud del exceso de grasa en cada paciente. Junto a estos estudios, es conveniente también la realización de una calorimetría indirecta, de la que se obtiene el gasto energético en reposo de cada paciente. 

¿Cómo la tratamos?

El tratamiento de la diabetes tipo 2 se basa en tres pilares fundamentales:

  • Plan de alimentación equilibrado.
  • Práctica de ejercicio físico regular.
  • Tratamiento farmacológico personalizado.

Actualmente disponemos de varios grupos de fármacos (estimulantes de la secreción de insulina, sensibilizadores de los tejidos a la insulina, inhibidores de la absorción de hidratos de carbono o grasas...) que permiten seleccionar el tratamiento más oportuno para cada paciente.

La cirugía metabólica o de la diabetes representa hoy en día una opción importante, novedosa y con notables resultados, tal y como se manifiesta en los trabajos científicos publicados con la experiencia acumulada en los distintos centros en los que se aplica desde hace años.

Hasta hace poco tiempo, el seguimiento de una dieta adecuada, la realización de manera habitual de ejercicio físico y el tratamiento médico han sido los tres pilares básicos del abordaje de esta enfermedad, cuya principal causa es la obesidad.

Al principio, estas intervenciones sólo se realizaban para tratar casos de obesidad importante y con mal control terapéutico. Hoy sabemos que funciona en grados menores de obesidad, con una remisión de la diabetes en torno al 80% de los casos.

Este alto porcentaje de éxito no significa que deban operarse todos los pacientes con diabetes. Aquellas personas que, por algún motivo, no pueden llevar correctamente su tratamiento médico, o aquellas de difícil control, que asocian otros problemas metabólicos pese a seguir las medidas correctas, son candidatas, al menos, a ser objeto de un estudio que evalúe su idoneidad para este tipo de intervenciones.

Disponemos de varios grupos de fármacos (estimulantes de la secreción de insulina, sensibilizadores de los tejidos a la insulina, inhibidores de la absorción de hidratos de carbono o grasas...) que permiten seleccionar el tratamiento más oportuno para cada paciente según sus características: obesidad, cantidad de insulina que produce su páncreas, etc.

Además de nuevos tipos de fármacos, han aparecido algunos con un perfil de acción y seguridad que los hacen más eficaces, con menos efectos adversos y más cómodos para el paciente.

Entre los fármacos recientes, sobresalen los tiazolidindionas o glitazonas: Rosiglitazona (Avandia®) y Pioglitazona (Actos®). Son insulinosensibilizadores, es decir, favorecen la acción de la insulina en múltiples órganos y tejidos (hígado, tejido adiposo, músculo...). Además de mejorar el control glucémico en monoterapia o en combinación con otros fármacos, reducen las alteraciones asociadas a la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico (hipertensión arterial, alteraciones de los lípidos...).

También podrían retrasar el inicio del tratamiento insulínico. La diabetes tipo 2 puede no requerir insulina inicialmente, pero esta puede resultar la mejor elección porque otros tipos de tratamiento se han mostrado inadecuados.

El enfermo debe controlar sus niveles de azúcar, tanto si está tratando su diabetes con comprimidos, con insulina o sólo con dieta y ejercicio.

¿Qué ensayos clínicos tenemos sobre este tema?

Pamplona
reclutamiento

NN9535-4352 Estudio para determinar cómo afecta la semaglutida en comparación con placebo a la enfermedad ocular diabética en personas con diabetes tipo 2 (FOCUS)

Estamos realizando este estudio para examinar los efectos a largo plazo de la semaglutida (medicamento activo) en la enfermedad ocular diabética, en comparación con un placebo. El estudio se realizará en personas con diabetes tipo 2. La semaglutida es un nuevo medicamento para la diabetes tipo 2 que ya pueden recetar los médicos de algunos países. En varios estudios finalizados se ha demostrado que la semaglutida reduce eficazmente la glucemia

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Endocrinología y Nutrición

El Departamento está organizado en unidades asistenciales con especialistas totalmente dedicados al estudio diagnóstico y tratamiento de este tipo de enfermedades.

Trabajamos con protocolos establecidos, que consiguen que todas las pruebas diagnósticas que deban realizarse lo hagan en el menor tiempo posible y se comience, lo más pronto posible, con el tratamiento más adecuado en cada caso.

Organizados en unidades asistenciales

  • Área de Obesidad.
  • Unidad de Diabetes.
  • Unidad de Enfermedades del Tiroides y Paratiroides.
  • Unidad de Osteoporosis
  • Otras enfermedades: por ej. síndrome de Cushing.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Centro de Excelencia Europeo en el diagnóstico y tratamiento de la Obesidad.
  • Equipo de enfermeras especializadas en el Hospital de Día de Endocrinología y Nutrición.
  • Contamos con un Laboratorio de Investigación Metabólica de reconocido prestigio internacional.

Los mejores profesionales a su disposición