Desfibrilador implantable

"En ocasiones, el desfibrilador se asocia a la terapia de resincronización cardiaca, mejorando así la insuficiencia cardiaca que, a veces, también padece el paciente".

DR. IGNACIO GARCÍA BOLAO
DIRECTOR. DEPARTAMENTO DE CARDIOLOGÍA

El desfibrilador implantable es un dispositivo que permite el tratamiento de los pacientes que padecen o tienen riesgo de padecer arritmias ventriculares graves.

De manera general, se indica a pacientes que han padecido algún episodio de parada cardíaca debido a arritmias ventriculares graves (taquicardia ventricular o fibrilación ventricular).

También puede ser implantado a algunos subgrupos de pacientes que, aunque nunca han experimentado estas arritmias, están en riesgo de padecerlas.

La Clínica cuenta con un sistema para el control remoto de desfibriladores que envía información diaria desde el domicilio de los pacientes.

¿Cuándo está indicado?

En algunos pacientes con arritmias graves, potencialmente letales, es necesario implantar un desfibrilador automático implantable, que restaura el ritmo cardiaco normal aplicando automáticamente descargas eléctricas.

El desfibrilador controla el ritmo cardíaco permanentemente. Cuando detecta una arritmia, emplea diferentes tratamientos mediante impulsos eléctricos para suprimirla.

Según la gravedad de la arritmia, el desfibrilador aplica de manera automática tratamientos más suaves (estimulación antitaquicardia) o más radicales (cardioversión mediante choque eléctrico), que, ocasionalmente, pueden percibirse por el paciente.

Indicaciones más frecuentes:

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario implantarle un desfibrilador automático

¿Cómo se realiza?

Durante el implante, se colocan uno o varios electrodos en el interior de las cavidades cardíacas, a través de la vena subclavia. Estos electrodos quedarán alojados permanentemente en su localización definitiva, conectados al desfibrilador que, a su vez, se implanta debajo de la piel en la región infraclavicular derecha.

El desfibrilador actúa controlando el ritmo cardíaco de manera permanente. Cuando detecta la presencia de una arritmia, es capaz de aplicar diferentes modalidades de tratamiento mediante impulsos eléctricos para suprimirla.

Dependiendo de la gravedad de la arritmia, el desfibrilador puede aplicar de manera automática tratamientos más suaves (estimulación antitaquicardia) o bien más radicales (cardioversión mediante choque eléctrico), que ocasionalmente pueden ser percibidos por el paciente.

En ocasiones, el desfibrilador se asocia a la terapia de resincronización cardiaca, mejorando así la insuficiencia cardiaca que, a veces, también padece el paciente.

La recuperación de la intervención es rápida y permite el alta hospitalaria en dos o tres días.

Los pacientes que llevan un desfibrilador implantable pueden hacer una vida prácticamente normal.

Estos pacientes únicamente deben seguir revisiones específicas cada tres o seis meses y contemplar unas pocas precauciones que les serán comunicadas por sus médicos.

La recuperación de la intervención es rápida y permite el alta hospitalaria en dos o tres días.

Cuando se agotan las baterías, aproximadamente cada seis años, es necesario sustituir el desfibrilador.

¿Dónde lo realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Cardiología

El Departamento de Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra es centro de referencia en diferentes técnicas diagnósticas y tratamientos coronarios.

Hemos sido el primer centro de Europa en colocar un marcapasos mediante cateterismo sin necesidad de apertura de tórax, para casos con insuficiencia cardiaca severa.

El Departamento de Cardiología de la Clínica colabora con los Departamentos de Radiología y de Cirugía Cardiaca para lograr un diagnóstico rápido y preciso del paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Unidad de Arritmias especializada de referencia a nivel nacional.
  • Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista dotada de la mejor tecnología.
  • Unidad de Imagen Cardíaca para lograr la mayor precisión diagnóstica.