Ecoendoscopia

"La ecoendoscopia es una técnica diagnóstica muy útil, ya que nos permite tomar muestras de las lesiones encontradas e, incluso, aplicar el tratamiento adecuado. Todo ello, en el mismo procedimiento".

DR. JOSÉ CARLOS SÚBTIL ÍÑIGO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE DIGESTIVO

La ecoendoscopia es una técnica diagnóstica y, en algunos casos, con posibilidad de aplicar tratamientos, que consiste en la combinación de un endoscopio flexible y un aparato de ecografía.

Al usar una sonda ecográfica, permite obtener imágenes mucho más nítidas y una visualización más detallada de las distintas capas que conforman la pared del tubo digestivo.

Una ecoendoscopia permite:

  • La visualización directa del interior del esófago, estómago, duodeno, recto y sigma.
  • La visualización ecográfica del interior de su pared, así como las estructuras que rodean a estas vísceras (mediastino, región pancreática, vía biliar y cavidad pélvica).

¿Cuándo está indicada?

La utilidad principal de la ecoendoscopia es la estadificación local de tumores tanto benignos como malignos que crecen en mediastino, región pancreática, vía biliar y cavidad pélvica.

Determina con precisión la profundidad que alcanza un tumor, si invade o no órganos vecinos y si afecta a ganglios próximos al tumor. También es de utilidad en la detección precoz de posibles recidivas de tumores ya tratados.

Tiene utilidad para visualizar y caracterizar algunas otras lesiones no tumorales situadas en la proximidad del tubo digestivo. Mediante la utilización de un ecoendoscopio y una aguja especiales se puede obtener material para ser estudiado al microscopio y dar un diagnóstico preciso.

En manos experimentadas es la técnica que más orienta al cirujano de cara a decidir el tratamiento más adecuado.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Cáncer de recto.
  • Cáncer de páncreas.
  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer de estómago.

Mediante ecoendoscopia se puede tratar el dolor originado por el cáncer de páncreas y por la pancreatitis crónica. Esto se realiza localizando los nervios que transmiten este dolor, puncionándolos e inyectando algunos fármacos que bloquean la transmisión nerviosa.

Otra aplicación es el vaciado de algunos quistes o abscesos próximos al tubo digestivo.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle una ecoendoscopia

¿Cómo se realiza?

El doctor que le vaya a realizar la exploración le explicara en que consiste, que se pretende lograr con ella, que tiempo aproximado va a durar, que riesgos tiene y lo que hay que hacer para colaborar y tolerarla bien.

Si la exploración es del tubo digestivo alto, le pondrán una boquilla de plástico para ptroger su dentadura. Además, un anestesista le dormirá y usted no se dará cuenta de nada.

Si la exploración es del recto esta se hace habitualmente sin dormir ni sedar dado que la prueba no es molesta ni dolorosa.

Si tiene alguna enfermedad de la región ano-rectal que es dolorosa, en ese caso se le puede sedar o incluso dormir para que no note dolor.

La exploración se realiza introduciendo el aparato por la boca o por el ano, estudiando la zona del tubo digestivo que sea de interés y, si hace falta, introduciendo material auxiliar a través del propio ecoendoscopio.

Estas exploraciones tienen una duración muy variable dependiendo de lo que se pretenda estudiar con ellas, pero en general duran un mínimo de 10 ó 15 minutos a un máximo de 2 horas.

La preparación en líneas generales es la misma que para la gastroscopia o colonoscopia, según se trate de una ecoendoscopia alta o baja. Si es una ecoendoscopia alta, hay que mantener ayunas de 8 horas mínimo, incluida el agua. En algunas ocasiones se le pedirá que siga una dieta líquida el día anterior de la prueba.

Si tiene que tomar obligatoriamente alguna medicación, lo hará con una mínima cantidad de agua y lo comunicara al doctor que le haga la prueba.

Si es una ecoendoscopia baja, deberá tomar el día previo una preparación con laxantes que limpien adecuadamente el intestino grueso.

Si presenta alguna alteración en la coagulación de la sangre o toma medicación que la altere, lo comunicará antes de hacerse la prueba, sobre todo si en esta se va a realizar una punción para obtener material.

Si el paciente es alérgico al látex debe advertirlo antes de la prueba.

Es conveniente venir acompañado de un familiar o amigo. Finalizada la exploración, si esta ha sido con anestesia, deberá esperar un rato a encontrarse despejado hasta que el anestesista le de el alta y pueda salir de la unidad de endoscopia.

Debe esperar unos minutos antes de intentar ingerir líquidos o alimentos, dado que esto puede producirle problemas de atragantamiento o vómito debido a los anestésicos utilizados.

No debe beber alcohol ni conducir durante las siguientes 24 horas. Si la exploración ha sido rectal y sin sedación o anestesia, habitualmente podrá incorporarse a su vida normal casi de inmediato.

Pueden quedar algunas molestias pasajeras después de la exploración tales como dolor de garganta y distensión y/o dolor abdominal por retención de gas. Habitualmente la mayoría de las ecoendoscopias se hacen de forma ambulatoria.

En algunos casos, cuando se vaya a realizar una exploración, tanto del tubo digestivo alto como bajo, en la que sea necesario realizar alguna maniobra terapéutica o punción, dependiendo de las características de esta, se le recomendara la hospitalización para una mejor preparación y control posterior.

Los riesgos más frecuentes son poco importantes y pasajeros, tales como los referidos en el apartado anterior. Otros riesgos más graves pero muy poco frecuentes son la hemorragia y la perforación intestinal.

Riesgos aun más graves, como la parada cardiorespiratoria, son absolutamente excepcionales y se dan en pacientes ancianos, muy graves o en estado crítico.

Otros riesgos debidos a algunas maniobras concretas que sean necesarias en su caso se le explicaran antes de la prueba y tendrá la posibilidad de solucionar sus dudas con el especialista que se la va a realizar.

En cualquier caso el paciente autorizará la realización de la prueba mediante la firma de un consentimiento informado.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Digestivo

El Departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra está compuesto por un equipo multidisciplinar de especialistas expertos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del tracto digestivo.

Nuestro objetivo es que cada diagnóstico sea cuidadosamente establecido y el plan de tratamiento se ajuste a cada paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Especialistas médicos que son referencia a nivel nacional.
  • Equipo de enfermería especializado.
  • Unidad de Endoscopias y Unidad de Prevención y Consulta de Alto Riesgo de Tumores Digestivos para ofrecer el mejor cuidado a nuestros pacientes.