Colposcopia

"Es posible disminuir el riesgo evitando la terapia hormonal sustitutiva sólo con estrógenos, manteniendo un peso saludable, ejercicio físico diario y un control exhaustivo por su ginecólogo en caso de antecedentes familiares, factores de riesgo, toma de tamoxifeno o ante cualquier sangrado genital".

DR. JOSÉ ÁNGEL MÍNGUEZ MILIO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA

La colposcopia es un procedimiento médico destinado a la exploración del cuello del útero (o cérvix) a través de un colposcopio.

Este instrumento está constituido por lentes de diversos aumentos e incorpora una fuente de luz. También puede llevar adaptado una cámara, vídeo y monitor para poder grabar las imágenes o verlas más ampliadas.

Este tipo de exploración permite estudiar el tipo de epitelio y la vascularización del mismo así como lesiones que pudieran existir.

La colposcopia es útil para identificar visualmente zonas del epitelio del cuello del útero que pudieran presentar alguna alteración.

Estas alteraciones son muy variadas, desde inflamaciones (colpitis) hasta cánceres. Es especialmente útil para identificar zonas que, por las imágenes anormales que se ven, puede alojar debajo alteraciones en la estructura de las células.

¿Cuándo está indicada la colposcopia?

Se puede realizar la exploración a cualquier mujer que se realiza revisión ginecológica por primera vez.

Esencialmente en aquellas mujeres en las que la citología cervical muestra alguna alteración de las células del cuello uterino. En este caso se aprovecha la identificación de esa zona anormal con el colposcopio para tomar una pequeña muestra (biopsia dirigida).

No es necesario repetir la colposcopia cada año que se realiza la revisión ginecológica, si bien sí debe hacerse cada vez que se controla alguna lesión que se ha tratado o que se sospecha.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Sospecha de cáncer de cérvix o cuello uterino.
  • Detección precoz de lesiones del cérvix uterino.
  • Diagnóstico de lesiones benignas.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle una colposcopia

¿Cómo se realiza la colposcopia?

La paciente se tumba en una camilla en posición ginecológica. Se le coloca un espéculo, que permite ensanchar la abertura vaginal, y se visualiza el cuello del útero con el colposcopio.

Una vez tomada la citología, se limpia con ácido acético diluido que, además de limpiar el flujo y los detritus celulares, resalta aquellas células del cuello del útero que puedan tener alguna anormalidad.

Una vez identificadas esas zonas, se puede teñir el cuello con una solución de lugol (solución de Schiller), que es rica en yodo, con el fin de revelar lesiones que pudieran pasar desapercibidas a simple vista.

La superficie del cérvix o epitelio cervical se tiñe de color marrón oscuro, salvo las zonas lesionadas que se ven blanquecinas. Cuando se identifican áreas anómalas, puede ser útil la toma de biopsias o muestras de tejidos de cérvix para realizar estudios adicionales.

La duración de la prueba puede durar de 4 a 10 minutos y requiere una detenida exploración de cada una de las zonas del cuello del útero y registrar aquellas imágenes que resulten dudosas o sospechosas.

Es conveniente que la mujer que la paciente no esté con la menstruación para realizar la prueba

En principio, esta exploración carece de riesgo, salvo que se tenga alergia a la solución de yodo o del ácido acético que se utiliza.

La exploración ginecológica puede incomodar debido a la duración del procedimiento, aunque, efectuada por un ginecólogo experimentado, no suele ser necesario más de 5 minutos de exploración.

Si se toma una biopsia, es habitual que se produzca un pequeño sangrado.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Ginecología y Obstetricia

Cuidado integral que incluye un amplio rango de opciones de consulta y tratamientos que comprenden desde la revisión preventiva habitual hasta las más avanzadas opciones diagnósticas y de tratamiento de problemas obstétricos y ginecológicos en todas las edades.

El departamento ofrece también el control habitual del embarazo que incluye una diversidad de procedimientos diagnósticos y de cribado para identificar problemas potenciales del feto así como de su adecuado crecimiento y desarrollo.

Enfermedades que tratamos

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Equipo altamente especializado de médicos, enfermeras y matronas.
  • Unidad de Reproducción y Fertilidad.
  • Seguimiento del embarazo con un parto personalizado.
  • Todo el confort, con la garantía y seguridad de un hospital con el equipamiento más avanzado.
COVID-19