Cirugía coronaria

"Para prevenir el infarto, es necesario cambiar el estilo de vida: no fumar, llevar una dieta saludable, practicar ejercicio de forma regular y tratar, tanto la hipertensión, como el colesterol elevado".

DR. JUAN JOSÉ GAVIRA GÓMEZ
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE CARDIOLOGÍA

La cirugía del by-pass coronario consiste en derivar el flujo sanguíneo interrumpido por la obstrucción de una arteria coronaria (bypass) utilizando vasos (injertos) del propio paciente, bien de una pierna (injerto safeno) o bien del tórax (arteria mamaria).

La intervención más frecuente se realiza en los siguientes casos:

  • Pacientes que tienen obstrucción del tronco de la coronaria izquierda (vaso principal que da dos ramas y que irriga la totalidad del ventrículo izquierdo).
  • En casos de obstrucción proximal de dos o tres arterias coronarias (coronaria derecha, circunfleja o descendente anterior).
  • En situaciones de obstrucción proximal de la descendente anterior en la que es imposible una angioplastia coronaria.
  • Al realizar esta conexión por debajo de la obstrucción, conseguimos aportar sangre a las zonas poco irrigadas del corazón, y así permitimos que este se recupere correctamente. Esta operación para colocar un bypass se lleva a cabo sin tocar la zona estrechada.

¿Cuándo está indicada?

Las enfermedades de las arterias coronarias y sus complicaciones representan la principal causa de muerte en occidente.

La obstrucción se produce cuando se depositan acúmulos de grasa, llamados placa de ateroma, que pueden impedir que el corazón obtenga suficiente sangre y oxígeno.

Esta placa está compuesta por colesterol, compuestos grasos, calcio y material fibrótico. Se forma en las arterias, a través de los años, por un proceso llamado aterosclerosis. El tabaco, el colesterol, la hipertensión y la diabetes son factores de riesgo.

Cuando la obstrucción de las arterias coronarias es parcial o total, la sangre carece del oxígeno suficiente para que el corazón pueda realizar su función de manera adecuada. Es entonces cuando aparecen los síntomas de opresión torácica, sensación de ahogo, etc.

<p>Imagen preview del infogr&aacute;fico sobre el infarto agudo de miocardio&nbsp;</p>

Conozca qué es el infarto agudo de miocardio, cómo se diagnostica y trata

Indicaciones más frecuentes de este tratamiento:

  • Angina de pecho.
  • Infarto agudo de miocardio.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle un by-pass coronario

¿Cómo se realiza?

La operación, que suele durar varias horas, se realiza bajo anestesia general y mediante una incisión en la parte anterior del tórax. Puede precisar de la ayuda de la circulación sanguínea extracorpórea.

Con el corazón parado, se procede a suturar el injerto al vaso coronario. Tras realizar las conexiones, se restablece la circulación sanguínea y se cierra el tórax.

Entre los avances que han mejorado en los últimos años la eficacia y la seguridad de nuestras intervenciones destacan:

  • Equipo médico entrenado en la realización de cirugías coronarias sin bomba, que se realizan sin interrumpir la circulación, con la ayuda de un aparato que inmoviliza parcialmente el corazón y permite realizar las suturas.
  • Utilización de injertos sólo arteriales: técnica en la que se utilizan solamente las arterias mamarias internas (que se encuentran a ambos lados del esternón), con mejores resultados a  largo plazo y disminución de las complicaciones en pacientes diabéticos, dado que no se utilizan las venas de las piernas.
  • Extracción de injertos venosos (safena) mediante videoscopia: un método por el cual se extrae la vena de la pierna del propio paciente mediante una pequeña incisión, con disminución significativa del dolor y una recuperación más rápida.

La mayoría de los pacientes ingresarán en el hospital el día anterior a la intervención o, en algunos casos, la misma mañana de la intervención.

Se le pedirá que se bañe la noche anterior a fin de reducir la cantidad de microbios en la piel. Tras su ingreso en el hospital, se lavará, se desinfectará con un antiséptico y, de ser necesario, se afeitará la zona operatoria.

El riesgo de sufrir complicaciones de la anestesia es menor si el paciente está en ayunas. Por eso se le pedirá que no coma ni beba nada después de la medianoche del día anterior a la intervención. Si come o bebe algo, es importante que se lo notifique al anestesiólogo y al cirujano.

Si fuma, el médico le pedirá que deje de fumar, por lo menos, dos semanas antes de la intervención. Fumar antes de una intervención quirúrgica puede dar lugar a problemas relacionados con la coagulación de la sangre y la respiración.

La estancia en el hospital suele durar, aproximadamente, una semana. Después de la operación, el paciente suele permanecer un día en la unidad de cuidados intensivos, donde se vigilará la función cardiaca. En total, tendrá que estar ingresado entre 5 y 7 días.

Tras una operación de bypass, el paciente deberá limitar su consumo de grasa y colesterol. El médico, posiblemente, le aconseje caminar o nadar para recuperar las fuerzas. También es posible que le recomiende un programa de rehabilitación cardiaca. Estos programas pueden ayudar a implementar cambios en su estilo de vida, tales como adoptar un nuevo régimen alimenticio, comenzar un plan de ejercicio físico, dejar de fumar y aprender a controlar mejor el estrés.

El fin de esta intervención es permitir un aporte adecuado de sangre y oxígeno al corazón para evitar la angina y disminuir el riesgo de infarto. En cualquier caso, la intervención no impide que el bloqueo coronario se vuelva a producir. Para evitarlo, es necesario cambiar el estilo de vida: no fumar, llevar una dieta saludable, practicar ejercicio de forma regular y tratar, tanto la hipertensión, como el colesterol elevado.

Si el trabajo del paciente no requiere gran esfuerzo físico, podrá reincorporarse a las 4 ó 6 semanas. Si, en cambio, ocupa un puesto físicamente exigente, posiblemente deba esperar más tiempo.

Entre el 70 y 80% de los pacientes operados está libre de síntomas 10 años después de la intervención.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Cirugía Cardíaca

El Departamento de Cirugía Cardiaca de la Clínica está avalado por su amplia experiencia de más de 50 años. Es pionero en la introducción de los procedimientos más complejos y técnicas más vanguardistas.

Nuestros cirujanos son especialistas formados en centros internacionales de referencia, que combinan la aplicación de las últimas técnicas con el trato personalizado a nuestros pacientes.

Contamos, además, con un equipo de enfermeras altamente especializado, tanto en aspectos quirúrgicos como clínicos.

Tratamientos que realizamos

  • Cirugía coronaria.
  • Cirugía valvular.
  • Cirugía de la aorta torácica.
  • Cirugía de la fibrilación auricular.
  • Cirugía de la insuficiencia cardíaca.
  • Trasplante cardíaco.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Pioneros en procedimientos y técnicas avanzadas.
  • Implantación del primer corazón artificial total en España en el año 2016.
  • Especialistas formados en centros internacionales de referencia a nivel nacional.