Cefepima 

ANTIBACTERIANOS USO SISTÉMICO: CEFALOSPORINAS

Cefepima 

La cefepima es un antibiótico perteneciente al grupo de las cefalosporinas. Las cefalosporinas se utilizan para tratar infecciones causadas por las bacterias. Impiden que las bacterias puedan sintetizar la pared que les rodea y por lo tanto, estos microorganismos se rompen y mueren.

Hay diferentes tipos de cefalosporinas; cada una puede actuar sobre diferentes tipos de infecciones. Por ello no siempre puede cambiarse un tipo de cefalosporinas por otro. Se utilizan para tratar infecciones en diversas partes del cuerpo. Ninguna sirve para el tratamiento del catarro, la gripe u otra infección causada por virus.

NOMBRES COMERCIALES:

Maxipime®

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Infección respiratoria del tracto inferior, neumonía grave; infección urinaria complicada, pielonefritis; intraabdominal, peritonitis, biliar, septicemia, bacteriemia, en adultos.
  • Tratamiento empírico de fiebre en neutropénicos, en adultos y niños.
  • Meningitis bacteriana, en niños.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración parenterales (intravenosa e intramuscular). La dosis adecuada de cefepima puede ser diferente para cada paciente y depende en gran medida de la gravedad de la infección.

A continuación se indican las dosis medias más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Adultos y niños mayores de 12 años:

  • De 1g a 2g. cada 6, 8, o 12 horas. Dosis máxima 6g al día.

Niños de 2 meses-12 años o peso menor o igual a 40kg de peso:

  • 50 mg por kg de peso cada 8 h (tres veces al día) durante 7 a 10 días.

Pacientes con problemas renales o en hemodiálisis pueden requerir dosis menores, consulte con su médico.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a cefepima, otras cefalosporinas, penicilinas u otros beta-lactámicos o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado.
  • Debe ponerse todas las dosis que se le hayan indicado, aunque se sienta bien después de unos pocos días de iniciar el tratamiento. Esto es especialmente importante si su infección se debe a estreptococos. En este caso el abandono del tratamiento puede provocar problemas cardíacos.
  • Si usted tiene o ha tenido colitis ulcerosa, enteritis regional o colitis asociada a los antibióticos o alteraciones en la coagulación de la sangre deberá estar especialmente controlado por su médico mientras toma este medicamento.
  • Durante el tratamiento con cefalosporinas puede producirse un descenso en la actividad de la protrombina, por tanto, el tiempo de protrombina debería monitorizarse en pacientes con enfermedad hepática o renal o pacientes que están en tratamiento con anticoagulantes.
  • Si los síntomas no mejoran en pocos días o empeoran avise a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Algunos medicamentos que interaccionan con cefepima son: antibióticos aminoglucósidos como gentamicina, tobramicina o netilmicina.
  • La cefepima puede alterar los resultados de algunas pruebas de laboratorio (creatinina en sangre, glucosa en orina, test de Coombs) por lo que sí le van a realizar una analítica avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, transitorios y leves.
  • Los más frecuentes son de origen alérgico (alteraciones dermatológicas, picor, fiebre) y digestivo (diarrea, náuseas, vómitos).
  • Más raramente, vaginitis, infección por hongos a nivel genital, fiebre medicamentosa, alteración del recuento de células sanguíneas, shock anafiláctico (reacción alérgica grave).
COVID-19