Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Oclusiones venosas de la retina

"Las oclusiones vasculares de la retina aparecen frecuentemente en pacientes con factores de riesgo cardiovascular. Por lo tanto, es muy importante la colaboración entre especialistas para el manejo integral de esta patología". 

DR. MANUEL SÁENZ DE VITERI VÁZQUEZ
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE OFTALMOLOGÍA

La oclusión venosa retiniana (OVR) es la segunda causa más frecuente de pérdida de visión por patología vascular de la retina, después de la retinopatía diabética.

La retina es la capa del fondo del ojo que recibe los estímulos luminosos y percibe las imágenes que serán enviadas a nuestro cerebro. Esta patología se produce cuando un trombo ocluye la vena central de la retina o alguna de sus ramas.

Enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y/o la hipercolesterolemia son factores de riesgo para el desarrollo de esta patología. De igual forma, las patologías que aumentan la viscosidad de la sangre o que favorecen la formación de trombos, incrementan el riesgo.

La obstrucción venosa produce un aumento de la presión en el vaso afectado, así como la liberación de factores bioquímicos que aumentan la permeabilidad vascular, produciéndose una fuga de líquido hacia el tejido de la retina que, si se acumula en la mácula (porción central de la retina), afectará la visión del paciente (edema macular). Además, puede verse dificultado el aporte de oxígeno a la retina (OVR isquémica), lo cual estimula el crecimiento de nuevos vasos que intentan suplir el déficit de aporte sanguíneo. Sin embargo, lejos de ayudar a resolver el problema, estos vasos son anormales y pueden producir complicaciones importantes en el ojo.

Por lo tanto, la clave del manejo de las oclusiones venosas retinianas, consiste en un diagnóstico y tratamiento precoces de las complicaciones oculares, así como la evaluación y el control de los factores de riesgo cardiovascular de nuestros pacientes.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

El síntoma más frecuente es la pérdida súbita e indolora de la agudeza visual.

El grado de afectación de la visión dependerá de la extensión del daño, la localización de la obstrucción, así como de la presencia de edema macular o isquemia.

Los síntomas más habituales son:

  • Disminución de la agudeza visual.
  • Distorsión de las imágenes.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que tenga una oclusión venosa en la retina

¿Cuáles son las causas?

Con frecuencia existen antecedentes de hipertensión arterial o de glaucoma aunque en muchas ocasiones la causa no está clara y es necesario hacer análisis para descartar un mayor riesgo del organismo para sufrir trombosis ya que lo que ha sucedido en el ojo puede suceder también en otras partes del organismo.

A veces la causa no se llega a saber con seguridad pudiendo ser en estos caso debida a una variación anatómica exclusiva del ojo.

¿Cuáles son sus complicaciones?

Aunque en algunos casos, el edema macular puede resolverse de forma espontánea, diferir su tratamiento puede producir una disminución permanente de la agudeza visual.

Por otra parte, el desarrollo de neovasos puede dar lugar a desprendimiento de retina por tracción de la misma, glaucoma (aumento de la presión intraocular), además de hemorragias en el interior del ojo. Todas estas complicaciones pueden causar ceguera.

¿Cómo se diagnostica?

<p>Revisi&oacute;n en oftalmolog&iacute;a&nbsp;</p>

El diagnóstico de las oclusiones venosas retinianas se realiza al detectar las alteraciones retinianas características en un examen de fondo de ojo, principalmente hemorragias localizadas (en el caso de la oclusión de rama venosa), o dispersas por toda la retina (en el caso de la oclusión de la vena central). En algunos casos es necesario visualizar los vasos sanguíneos con un medio de contraste mediante una prueba denominada angiografía fluoresceínica.

Para la evaluación del edema macular, es fundamental el empleo de la tomografía óptica de coherencia (OCT), la cual permite analizar las distintas capas de la retina y detectar la presencia de edema de forma precoz, incluso antes de que aparezcan signos en la exploración o que el paciente experimente alteraciones visuales, siendo el médico oftalmólogo el profesional que debe analizar todas estas exploraciones.

¿Cómo las tratamos?

Realizamos un tratamiento multidisciplinar mediante la colaboración entre los diversos especialistas de la Clínica para evaluar de forma integral a cada paciente y mejorar el control de sus factores de riesgo cardiovascular.

El tratamiento del edema macular se realiza mediante el uso de fármacos antiangiogénicos y corticoides intraoculares, los cuales bloquean la acción de los principales factores bioquímicos responsables de la fuga de líquido.

Las complicaciones como el desprendimiento de retina, el glaucoma y las hemorragias intraoculares, suelen requerir un tratamiento quirúrgico para su resolución.

Cuando se detecta la presencia de proliferación de nuevos vasos en la retina, el tratamiento consiste en la aplicación de un tratamiento con láser conocido como panfotocoagulación. En los últimos años se han desarrollado nuevas modalidades de aplicación con fuentes de láser más seguras y eficaces.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Oftalmología

Dotado de la última tecnología, el Departamento de Oftalmología cuenta con el equipo, técnico y humano, necesario para ofrecer una asistencia integral y específica para cada paciente.

Somos uno de los pocos centros que dispone de un laboratorio de microcirugía para la mejora de la práctica clínica.

Organizados en unidades especializadas

  • Córnea y superficie ocular.
  • Retina
  • Oftalmología General
  • Defectos de Refracción.
  • Oculoplástica.
  • Oftalmología pediátrica.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Más de 25 años de experiencia.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de patologías oculares.
  • Con seguridad y garantía de un hospital de prestigio.