Aneurisma de aorta

"En los casos de aneurisma de aorta torácica descendente, la Clínica realiza, cuando está indicado, la reparación por medio de técnicas endovasculares".

DR. GREGORIO RÁBAGO JUAN-ARACIL
DIRECTOR. DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA CARDÍACA

Los aneurismas arteriales son dilataciones localizadas y permanentes de los vasos arteriales.

Pueden aparecer en cualquier lugar, pero su localización más frecuente es la aorta abdominal.

Existen tres tipos de aneurismas en la aorta:

  • Fusiforme: afecta a todo el contorno de la aorta. Es el más frecuente y está asociado a la aterosclerosis.
  • Sacular: es asimétrico, solo se dilata una parte del contorno de la aorta.
  • Pseudoaneurisma: la capa interna de la pared de la aorta y se porduce una dilatación lateral de la capa externa.
Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

En cuanto a sus síntomas, el 75% de los pacientes portadores de un aneurisma de aorta abdominal son asintomáticos.

Cuando la enfermedad provoca síntomas, suele tratarse de molestias abdominales inespecíficas o dolor lumbar.

En un 25% de los casos la primera manifestación clínica es la rotura del aneurisma.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Molestias abdominales inespecíficas.
  • Dolor lumbar.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca anemia

¿Quién puede padecerlo?

La mayoría de los pacientes son varones mayores de 60 años con factores de riesgo arterosclerótico entre los que el consumo de tabaco adquiere una relevancia especial. Otros factores que predisponen a padecer un aneurisma son: obesidad, hipertensión arterial, diabetes, vida sedentaria e hipercolesterolemia.

Se estima que un 2-4% de varones mayores de 65 años son portadores de un aneurisma de aorta abdominal. 

Los pacientes con antecedentes familiares de aneurismas tienen un riesgo más elevado que la población normal de padecer un aneurisma de aorta.

¿Cuál es el pronóstico?

Los aneurismas de aorta abdominal son lesiones casi siempre asintomáticas y cuyo principal riesgo es la ruptura. Si llegan a romperse, la mortalidad real es del 90% y el riesgo de ruptura aumenta a medida que crece el tamaño de la lesión, siendo mucho más elevado cuando el diámetro es mayor de 5 cm.

En cirugía programada, las posibilidades de que existan problemas (morbi-mortalidad) se sitúan en torno al 4%.

¿Cómo se diagnostica?

<p>Angiograf&iacute;a digital</p>

Al tratarse de lesiones asintomáticas, lo habitual es que se detecten durante una exploración clínica o radiológica realizada por otro motivo. 

La ecografía abdominal es el procedimiento diagnóstico de elección para la detección del aneurisma de aorta abdominal. También puede realizarse mediante la palpación abdominal.

Los aneurismas pueden romperse una vez que alcanzan un determinado diámetro. Es una emergencia quirúrgica con una elevada mortalidad; por este motivo, es conviene tratarlo antes de que su tamaño comprometa la vida del paciente.

Si se plantea una actitud quirúrgica, el estudio deberá completarse con la realización de un TAC abdominal o una resonancia magnética nuclear. Además, en algunas ocasiones, puede ser necesaria también una arteriografía.

¿Cómo lo tratamos?

Actualmente no existe ningún tratamiento médico eficaz y la única solución es la quirúrgica

El criterio principal para establecer la pauta de actuación es el tamaño del aneurisma. 

Se consideran aneurismas con indicación quirúrgica aquellos mayores de 5 cm. o con crecimiento superior a 1 cm. al año, así como todos aquellos que sean sintomáticos. 

En los de pequeño tamaño, el tratamiento consiste en controlar los factores de riesgo, sobre todo la hipertensión, y realizar controles periódicos mediante ecografía o TAC.

Las técnicas quirúrgicas disponibles en la actualidad son, básicamente, dos:

  1. Resección del aneurisma y sustitución por un injerto sintético: se trata de una intervención importante y no exenta de riesgos, aunque los resultados son excelentes en la mayoría de los casos.
  2. Reparación endoluminal mediante endoprótesis: reservada para pacientes de alto riesgo quirúrgico y con determinados criterios anatómicos. Cada día es más habitual este tipo de intervención. Tiene como ventajas un mínimo trauma quirúrgico, la ausencia de transfusiones de sangre y el reducido del tiempo de permanencia del paciente en la unidad de cuidados intensivos.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Cirugía Cardíaca

El Departamento de Cirugía Cardiaca de la Clínica está avalado por su amplia experiencia de más de 50 años. Es pionero en la introducción de los procedimientos más complejos y técnicas más vanguardistas.

Nuestros cirujanos son especialistas formados en centros internacionales de referencia, que combinan la aplicación de las últimas técnicas con el trato personalizado a nuestros pacientes.

Contamos, además, con un equipo de enfermeras altamente especializado, tanto en aspectos quirúrgicos como clínicos.

Tratamientos que realizamos

  • Cirugía coronaria.
  • Cirugía valvular.
  • Cirugía de la aorta torácica.
  • Cirugía de la fibrilación auricular.
  • Cirugía de la insuficiencia cardíaca.
  • Trasplante cardíaco.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Pioneros en procedimientos y técnicas avanzadas.
  • Implantación del primer corazón artificial total en España en el año 2016.
  • Especialistas formados en centros internacionales de referencia a nivel nacional.