Cirugía de las cataratas

"Muchos pacientes creen erróneamente que deben aguardar a que la catarata madure para ser eliminada, cuando en realidad lo aconsejable es hacerlo en cuanto afecte a la visión y a la calidad de vida".

DRA. SARA LLORENTE GONZÁLEZ
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE OFTALMOLOGÍA

La técnica habitual para intervenir las cataratas es la facoemulsificación con anestesia tópica.

La catarata es la opacificación del cristalino. El cristalino es un tejido transparente interno del ojo que tiene forma de lente y que sirve para enfocar de lejos y de cerca.

Con el paso de los años, pierde parte de su eficacia, necesitando el paciente leer con gafas y, posteriormente, pierde la transparencia.

Produce pérdida de la visión y es la causa principal de ceguera curable. Cuatro de cada diez personas mayores de 60 años padecen esta enfermedad. Las cataratas son más frecuentes en las personas con diabetes.

¿Cuándo está indicada?

En la mayoría de los casos, la operación se recomienda cuando las cataratas impiden llevar una vida normal. Se desaconseja esperar a la pérdida total de visión, pues existe mayor posibilidad de complicaciones durante la cirugía.

También está indicada la intervención si el oftalmólogo detecta que la catarata se está endureciendo o avanza demasiado rápido.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Visión borrosa.
  • Pérdida de intensidad de los colores.
  • Visión distorsionada.
  • Empeoramiento de la visión lejana.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que sea necesario operarle de cataratas

¿Cómo se realiza?

La técnica habitual para intervenir las cataratas es la facoemulsificación con anestesia tópica. 

Una vez anestesiado el ojo -en muchos casos simplemente con colirios o gotas anestésicas-, se realiza una pequeña incisión en la que se extrae el cristalino, ya disgregado mediante ultrasonidos.

Por último, se introduce una lente plegable, que se coloca en el mismo lugar que ocupaba el cristalino. No es preciso el ingreso hospitalario debido a la corta duración de la operación y a la rápida recuperación. 

La operación de cataratas dura unos 15 minutos y sólo requiere una incisión de unos tres milímetros de tamaño que no necesita sutura. Después de la intervención, no es necesario llevar el ojo tapado, ni hacer reposo y el paciente puede reanudar su vida normal el mismo día de la operación.

Aunque el plazo para la recuperación de la visión es variable, de manera general el paciente comienza a ver bien unas horas después de la intervención.

Los únicos consejos postoperatorios consisten en evitar los esfuerzos físicos intensos y aplicar gotas antiinflamatorias en el ojo durante unas semanas.

Esta cirugía apenas presenta complicaciones, por lo que los problemas posteriores que pueden dificultar la recuperación de la visión se deben a otras patologías oculares.

En este sentido, resulta imprescindible realizar una exploración preoperatoria exhaustiva para conocer el estado real del ojo.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Oftalmología

Dotado de la última tecnología, el Departamento de Oftalmología cuenta con el equipo, técnico y humano, necesario para ofrecer una asistencia integral y específica para cada paciente.

Somos uno de los pocos centros que dispone de un laboratorio de microcirugía para la mejora de la práctica clínica.

Organizados en unidades especializadas

  • Córnea y superficie ocular.
  • Retina
  • Oftalmología General
  • Defectos de Refracción.
  • Oculoplástica.
  • Oftalmología pediátrica.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Más de 25 años de experiencia.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de patologías oculares.
  • Con seguridad y garantía de un hospital de prestigio.