Colonoscopia virtual

"Con la preparación adecuada, esta prueba diagnóstica es muy sensible y es una alternativa excelente en muchos casos, logrando los mismos resultados que una colonoscopia convencional".

DR. IGNACIO GONZÁLEZ CRESPO
ESPECIALISTA. SERVICIO DE RADIOLOGÍA

La colonoscopia virtual, también denominada Colonografía por TAC, es un tipo de examen radiológico que emplea la modalidad de imagen de la tomografía computarizada (TAC) de última generación para obtener una visión interna de la totalidad del colon.

Este examen, en condiciones adecuadas de preparación, con equipamiento de última generación y con personal experimentado, puede llegar a encontrar pólipos u otras lesiones clínicamente significativas con una sensibilidad similar a la obtenida por la colonoscopia convencional.

¿Cuándo está indicada?

  • Detección de pólipos en el colon, como parte de un programa de detección precoz de cáncer colorrectal y lesiones precursoras.
  • Pacientes de riesgo clínico elevado, cuyas condiciones clílnicas pueden suponer un mayor riesgo de sufrir complicaciones durante la realización de la colonoscopia convencional. Por ejemplo, pacientes con tratamiento anticoagulante, con dificultades respiratorias, de edad avanzada...
  • Cuando la colonoscopia no puede alcanzar la longitud total en la exploración porque el intestino se ha estrechado o está obstruido por cualquier causa, por ejemplo por un tumor o procesos inflamatorios previos.
  • Estadiaje prequirúrgico del cáncer colorrectal.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Cáncer colorrectal.
  • Colitis ulcerosa.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Pólipos del colon.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle una colonoscopia virtual

Cómo se realiza

Después de limpiar el intestino con la medicación adecuada los días previos a la exploración, el paciente llega a la sala de radiología, donde se encuentra la sala de TC, se acuesta en la mesa de examen sobre su lado izquierdo.

Es necesario, previamente, la insuflación con aire del colon con el objeto de distender el intestino para eliminar cualquier doblez o arruga en las paredes que pudieran ocultar posibles pólipos o lesiones.

El procedimiento se realiza por medio de un tubo-cánula de enema flexible, muy fino, que se introduce en el recto y que permite la insuflación de forma manual (automática en algún caso) del aire dentro del colon.

Una vez bien relleno de aire el colon, se coloca al paciente boca a bajo y se procede al estudio. Será necesario retener la respiración unos pocos segundos mientras la mesa del TC se desliza y se adquieren las imágenes.

Un segundo pase por la máquina se realiza situado boca arriba, para estar seguro de que todas las partes del colon son exploradas. Una vez completado el examen, se retira el tubo-cánula de enema.

Para obtener los mejores resultados, el colon debe estar libre de residuos.

En la mayor parte de casos, se aprovechará la misma preparación de limpieza intestinal que se realiza para la colonoscopia convencional (toma de un líquido laxante el día antes y ayunas a partir de las 24 horas de la noche previa al estudio).

Existen diferentes fármacos destinados a esta preparación (polietilenglicol, fosfato monosódico) que serán empleados según las carácterísticas del paciente

A esta preparación se añade una pequeña cantidad de un contraste oral, llamado gastrografín, que es ingerido con cada comida con el fin de diferenciar los restos que puedan quedar en la luz de intestino y así poderlos distinguir de verdaderas lesiones.

Los efectos secundarios relacionados con el examen de TC Colonografía son raros y frecuentemente de escasa importancia y solucionados de forma conservadora, cuando ocurren.

El enema de aire: la introducción de aire dentro del colon puede ser incómoda o producir hinchazón que generalmente no dura más de dos horas.

Existe un mínimo riesgo de rotura (perforación) del colon (0.03%). Se calcula que esto sucede en menos de una exploración cada 3.500 pacientes.

La radiación: el riesgo de efectos nocivos es mínimo puesto que se emplean protocolos de baja dosis de radiación. El riesgo de exposición a radiación es equivalente o ligeramente mayor al de una exploración convencional de rayos x con enema de bario.

Está contraindicada la prueba en mujeres en edad fértil con posibilidad de embarazo. Las mujeres siempre deben informar a su médico o al técnico radiológico si existe alguna posibilidad de estar embarazada.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Radiología

Disponemos de la tecnología más avanzada para realizar pruebas diagnósticas radiológicas: PET-TAC (el primer equipo de estas características instalado en España), resonancias magnéticas de 1,5 y 3 teslas, mamógrafos digitales de última generación, etc.

Contamos con un novedoso sistema de archivo y comunicación de imágenes médicas, que facilita su almacenamiento y el manejo para una mejor capacidad diagnóstica.

Organizados en áreas especializadas

  • Área de cuello y tórax.
  • Área de abdomen
  • Área de musculoesquelético
  • Área de neurorradiología
  • Área de mama
  • Área de radiología intervencionista.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Somos el centro privado con mayor dotación tecnológica de España.
  • Especialistas con amplia experiencia, formados en centros de referencia nacional e internacional.
  • Colaboramos de manera multidisciplinar con el resto de departamentos de la Clínica.

Los mejores profesionales a su disposición