Rinobactil® 

DESCONGESTIONANTES NASALES VÍA SISTÉMICA

Rinobactil® 

Rinobactil® es un medicamento que contiene en su composición dos sustancias activas, ebastina y pseudoefedrina.

La ebastina es un antialérgico que reduce el exceso de secreción nasal y otros síntomas alérgicos. A diferencia de otros medicamentos antialérgicos, ebastina no pasa al cerebro por lo que no produce somnolencia.

La pseudoefedrina estimula los receptores alfa-adrenérgicos de la mucosa del tracto respiratorio que son responsables de la constricción de los vasos sanguíneos. De esta manera, disminuye el flujo sanguíneo nasal, reduciendo la congestión y facilitando la ventilación nasal.

NOMBRES COMERCIALES:

Rinobactil®

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Congestión nasal producida por la rinitis alérgica.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España Rinobactil® existe comercializado para su administración oral en forma de cápsulas.La dosis adecuada de Rinobactil® puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos y niños mayores de 12 años:

  • 1 cápsula al día, preferentemente antes del desayuno.

No se recomienda el uso de Rinobactil® en niños menores de 12 años.

Las cápsulas de Rinobactil® se administrarán acompañadas de un vaso de agua.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a ebastina, pseudoefedrina, efedrina u otras sustancias relacionadas. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de presentar hipertiroidismo, trastornos graves de las arterias coronarias, glaucoma de ángulo cerrado, hipertrofia de próstata y si se encuentra en tratamiento con antidepresivos del grupo de los IMAO (tranilcipromina, moclobemida).

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
  • Rinobactil® debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: diabetes, hipertensión arterial, taquicardia, arritmia, enfermedades del hígado y del riñón.
  • Los ancianos son más sensibles a los efectos de este medicamento, por lo deberá administrarse con precaución y bajo control médico.
  • Rinobactil® contiene una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con Rinobactil® son: antidepresivos tipo IMAO (tranilcipromina y moclobemida), antihipertensivos (enalaprilo, losartan), diuréticos (clortalidona, hidroclorotiazida), betabloqueantes (atenolol, sotalol), hormonas tiroideas, levodopa, digital, nitroglicerina y cocaína.
  • Deberán pasar 2 semanas entre el final del tratamiento con un antidepresivos tipo IMAO y el inicio de Rinobactil®.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Rinobactil® puede alterar los resultados de algunas pruebas alérgicas cutáneas. Si le van a realizar una prueba de este tipo avise que está recibiendo este medicamento, ya que es posible que deba suspender el tratamiento unos días antes de la prueba.
  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, poco frecuentes. Rinobactil® puede producir molestias gastrointestinales, dolor de cabeza, insomnio, somnolencia, sequedad de boca, mareo, astenia, dolor faríngeo, gripe y nerviosismo.
  • Rinobactil® también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.
COVID-19