Molsidomina 

VASODILATADORES

Molsidomina 

La molsidomina es un fármaco que produce dilatación de los vasos sanguíneos que rodean al corazón e impide la agregación de las plaquetas.

NOMBRES COMERCIALES:

Corpea® y Molsidain®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Prevención de las crisis de angina de pecho.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de molsidomina (comprimidos).

La dosis adecuada de molsidomina puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la edad y de la respuesta del paciente al tratamiento. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas de molsidomina. Pero si su médico le indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • 1 ó 2 mg 2 ó 3 veces al día, preferentemente después de las comidas. La dosis máxima recomendada es de 4 mg 3 veces al día.

No se recomienda su uso en pacientes menores de 18 años.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la molsidomina o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Si tiene la tensión arterial baja, si padece insuficiencia circulatoria (shock, insuficiencia vascular).
  • Si está tomando sildenafilo.
  • En los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio recientemente.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • No conduzca vehículos ni maneje maquinaria peligrosa o de precisión durante el tratamiento, ya que este fármaco puede producir cansancio, disminución de la atención y mareos.
  • La molsidomina debe tomarse con especial precaución si padece alguna de las siguientes enfermedades: glaucoma (tensión en el ojo), insuficiencia hepática (enfermedad hepática), hipotensión (cifras de tensión arterial bajas), migraña o hipovolemia (poco volumen sanguíneo).
  • Se debe realizar un especial control clínico en los pacientes ancianos con insuficiencia renal, hepática o tratados con medicamentos antihipertensivos.
  • Si los síntomas de su enfermedad no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con la molsidomina son el sildenafilo, antihipertensivos (fármacos para la tensión arterial), vasodilatadores y alcohol.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los efectos adversos de la molsidomina son, en general, poco frecuentes aunque pueden ser importantes. Los más frecuentes son los siguientes: dolor de cabeza moderado durante el inicio del tratamiento que desaparece al cabo de unos días, baja de tensión arterial, mareos, náuseas, hemorragias, diarrea, vómitos y trastornos del sueño.
  • La molsidomina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.