Metilcelulosa 

LAXANTES FORMADORES DE VOLUMEN

Metilcelulosa 

La metilcelulosa es un medicamento que tienen la propiedad de hincharse con el agua, en consecuencia aumenta el volumen del contenido intestinal, estimulando los movimientos intestinales, y reblandece las heces. Su acción comienza de 1 a 3 días después del inicio del tratamiento.

NOMBRES COMERCIALES:

Muciplazma®.  

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Estreñimiento en pacientes ancianos, pacientes con hemorroides, embarazadas y pacientes operados.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración oral de metilcelulosa (cápsulas).

La dosis adecuada de metilcelulosa puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • 1500 mg (3 cápsulas) cada 8 horas. Una vez que se ha regularizado el hábito intestinal puede resultar suficiente administrar de 1000 a 1500 mg (2 o 3 cápsulas) al día en una sola toma.

Dosis en niños mayores de 6 años:

  • 500 mg (1 cápsula) cada 12 horas.

Tome la metilcelulosa con una abundante cantidad de líquido (al menos 2 vasos de agua).

El efecto aparece de 1 a 3 días después de haber comenzado el tratamiento con metilcelulosa.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a este metilcelulosa o a alguno de sus componentes (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de obstrucción intestinal, si presenta síntomas de apendicitis o baja motilidad del colon.

Precauciones de uso:

  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Para controlar el estreñimiento o para evitar que aparezca es importante seguir una dieta adecuada, beber líquidos y realizar ejercicio. Los laxantes como la metilcelulosa se deben utilizar sólo de forma temporal y no conviene abusar de ellos. Consulte a su médico o farmacéutico acerca de las medidas que debe tomar respecto a la dieta y el ejercicio para mantener una buena función intestinal.
  • El uso de metilcelulosa durante un largo periodo de tiempo puede provocar un efecto rebote haciendo que después le sea necesario tomar el medicamento para conseguir la evacuación. También puede producir una menor motilidad del intestino. Por ello, no tome metilcelulosa más tiempo del necesario, consulte a su médico o farmacéutico acerca de cuánto tiempo debe tomar el medicamento en su caso.
  • Tome abundante cantidad de agua mientras esté en tratamiento con este medicamento para evitar la obstrucción intestinal y otros efectos no deseados de la metilcelulosa.
  • No administre metilcelulosa a niños menores de 6 años, a no ser que su médico le indique lo contrario.
  • Si los síntomas del estreñimiento no mejoran o empeoran consulte con su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier medicamento que esté tomando.
  • Los efectos adversos de la metilcelulosa son, en general, poco frecuentes, leves y transitorios. Puede producir: gases, abdomen hinchado, obstrucción del intestino y del esófago (principalmente si se toma el medicamento con poca cantidad de líquido).
  • La metilcelulosa puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.