Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Griseofulvina 

ANTIFÚNGICOS, ANTIFÚNGICOS VÍA SISTÉMICA

Griseofulvina 

La griseofulvina pertenece a un grupo de medicamentos denominados antifúngicos. Se utiliza para tratar infecciones causadas por hongos.

Cuando este medicamento se da por boca se concentra en la queratina, una proteína presente en la piel, pelo y uñas. Su acción se cree que se debe a que interfiere con el crecimiento y replicación celular del hongo.

NOMBRES COMERCIALES:

Fulcin®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Tratamiento de infecciones producidas por hongos (micosis) en: piel, pelo, uñas (dermatofitosis).
  • Este medicamento puede tomarse solo o usarse con otros antifúngicos que se aplican a la piel.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales (comprimidos).

La dosis adecuada de griseofulvina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis medias más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral usual:

  • Adultos: 250 mg a 500 mg cada 12h o 125 mg cada 6h. El tratamiento se debe mantener durante semanas o meses.
  • Niños: 10 mg por kg de peso y por día en una sola toma ó 5 mg por kg de peso, cada 12 horas. Dosis máxima de 1 g al día.

Tome la griseofulvina después de ingerir alimentos ricos en grasa (como queso o leche entera). De esta forma el medicamento se absorbe mejor. Indique a su médico si tiene una dieta baja en grasas.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la griseofulvina
  • Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Es muy importante que tome todas las dosis que se le hayan recetado, aunque se sienta bien a los pocos días de tomar el antifúngico. El abandono del tratamiento puede suponer una recaída.
  • Si los síntomas no mejoran en unas semanas o empeoran avise a su médico.
  • La presencia de algunas alteraciones médicas puede afectar al uso del griseofulvina. Avise a su médico si presenta: enfermedad hepática, lupus eritematoso, depresión o porfiria.
  • La griseofulvina puede incrementar los efectos de alcohol. No tome alcohol mientras esté tomando este medicamento, a menos que primero se lo comente a su médico.
  • Si está tomando anticonceptivos orales con estrógenos el uso de griseofulvina puede aumentar el riesgo de embarazo.
  • Al tomar griseofulvina su piel se hace más sensible a la luz del sol. Cuando comience a tomar este medicamento: evite la luz del sol directa, lleve ropa para protegerse del sol (por ejemplo, gorro), utilice gafas de sol y aplíquese productos de protección solar. Si tiene una reacción grave al exponerse al sol póngase en contacto con su médico.
  • La griseofulvina causa, en algunas personas, mareos o pérdida de la atención. Esté seguro cómo reacciona su organismo a este medicamento antes de conducir vehículos o utilizar maquinaria peligrosa.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Si está tomando griseofulvina es especialmente importante que conozca su médico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos: anticoagulantes, anticonceptivos orales, barbitúricos.
  • Indique a su médico si está tomando cualquier otro medicamento.

Este medicamento puede producir algunos efectos no deseados. Aunque no todos estos efectos adversos pueden ocurrir, si ocurren pueden necesitar atención médica. Indique a su médico, tan pronto como pueda, si le aparece alguno de los siguientes efectos:

  • Ocasionalmente: confusión, incremento sensibilidad de la piel al sol, rash cutáneo, picores, irritación de boca o lengua.
  • Raramente: entumecimiento o sensación de extremidad dormida, hormigueo, dolor, debilidad en manos o pies, dolor de garganta y fiebre, piel u ojos amarillentos.
  • Algunos de los efectos que puede producir no necesitan atención médica y desaparecen cuando el organismo se habitúa a la griseofulvina.

No obstante avise a su médico si alguno de ellos no cesa o resulta molesto: dolor de cabeza, vértigo, diarrea, náuseas o vómitos, dolor de estómago, alteraciones del sueño, cansancio anormal.