Fitomenadiona 

ANTIHEMORRÁGICOS, VITAMINA K Y OTROS HEMOSTÁTICOS

Fitomenadiona 

La fitomenadiona es la forma sintética de vitamina K1, un medicamento antihemorrágico que actúa favoreciendo la formación de factores de la coagulación. Normalmente, la vitamina K1 se produce en el organismo por bacterias que se encuentran en el intestino y también puede obtenerse de la dieta, ya que se encuentra en alimentos como los vegetales o la carne.

Diferentes situaciones caracterizadas por una disminución de la vitamina K1 o de sus derivados, hacen que sea necesario la administración de fitomenadiona para evitar o tratar hemorragias.

NOMBRES COMERCIALES:

Konakion®. Existen comercializados preparados multicomponentes que contienen fitomenadiona en su composición: Vitalipid®

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Enfermedad hemorrágica del recién nacido.
  • Hemorragia debida a deficiencia de vitamina K1 como la producida por la administración de una dosis excesiva de anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina), tratamientos prolongados con antibióticos o salicilatos, alteraciones gastrointestinales o hepáticas.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales (ampollas bebibles) y parenterales (intravenosa e intramuscular) de fitomenadiona.

La dosis adecuada de fitomenadiona puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas por vía oral. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • En adultos la dosis debe ser establecida por su médico en cada caso ya que cambia en función de la edad, el peso corporal, la causa de la enfermedad y la respuesta al tratamiento con fitomenadiona.

Dosis oral en niños:

  • Prevención de la enfermedad hemorrágica del recién nacido: 2 mg en dosis única al nacer y repetir la dosis de 2 mg entre 4 y 7 días después. Si sólo reciben lactancia materna recibirán una tercera dosis de 2 mg entre 4 y 6 meses después del nacimiento.
  • Niños mayores de 1 año: de 0,5 a 1mg en dosis única.

Las recomendaciones de dosis para las presentaciones multicomponentes pueden variar en función del resto de componentes del preparado.

Las ampollas de 2 mg (pediátricas) y de 10 mg pueden utilizarse tanto por vía inyectable como por vía oral. Para su administración en niños, se debe romper el cuello de la ampolla de 2 mg (pediátrica) e introducir en ella el dispensador incluido en el envase. Se carga el dispensador hasta el tope marcado con la solución de la ampolla para conseguir la dosis de 2 mg y se administra directamente en la boca del niño. Es conveniente que lave con agua el dispensador después de su uso.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la vitamina K o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de deficiencia del enzima glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa.
  • No debe utilizarse la vía intramuscular si se encuentra en tratamiento con anticoagulantes orales.

Precauciones de uso:

  • Normalmente este medicamento se toma en forma de dosis única, pero se podrá repetir la dosis si su médico lo considera necesario.
  • En niños recién nacidos en los que no sea seguro que vayan a poder recibir la segunda o tercera dosis por vía oral, se recomienda una dosis única al nacer de 1 mg intramuscular.
  • En los pacientes que se encuentren en tratamiento con anticoagulantes orales, no se debe utilizar la vía intramuscular ya que puede dificultar el reinicio de la terapia anticoagulante. Además, en estos pacientes la fitomenadiona intramuscular puede provocar hematomas.
  • Es importante que no tome dosis superiores a las que le ha indicado su médico, especialmente en niños prematuros, ya que podría aparecer anemia o ictericia (coloración amarilla de la piel y de las mucosas).
  • En niños recién nacidos con un riesgo especial de sangrado (prematuros, asfixia en el parto, ictericia obstructiva, madre en tratamiento con anticoagulantes o antiepilépticos) o que no pueda tragar, se utilizará la vía parenteral (intravenosa o intramuscular).
  • Los ancianos con tratamiento anticoagulante son más sensibles a la fitomenadiona y suelen necesitar dosis inferiores. Consulte a su médico.
  • Durante el tratamiento con fitomenadiona su médico le realizará periódicamente pruebas analíticas para evaluar la respuesta al tratamiento y la posible aparición de efectos adversos, especialmente si padece una enfermedad del hígado grave.
  • En hemorragias graves, la terapia con fitomenadiona debe ser acompañada de tratamientos con efecto más inmediato como transfusiones de sangre o factores de la coagulación.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • La fitomenadiona puede disminuir el efecto de los anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando. 

 

  • Los efectos adversos de ese medicamento son, en general, poco frecuentes. En tratamientos prolongados pueden aparecer alteraciones de la coagulación.
  • Si la administración de fitomenadiona se realiza por vía intravenosa rápida pueden aparecer sofocos, sudoración y dificultad para respirar. También puede aparecer dolor en el punto de inyección.
  • La utilización de la vía intramuscular puede producir hematomas sobre todo en pacientes que toman anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina).
  • El tratamiento con fitomenadiona se debe suspender si aparece una reacción alérgica.
  • La fitomenadiona puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.