Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Factor VIII 

ANTIHEMORRÁGICOS, FACTORES DE COAGULACIÓN SANGUÍNEA

Factor VIII 

El factor VIII o factor antihemofílico es un factor de la coagulación necesario para se produzca una correcta coagulación sanguínea tras una hemorragia.

Las personas que nacen con déficit del factor VIII o que adquieren este déficit con el tiempo mediante la formación de anticuerpos que lo inactivan, necesitan la administración de factor VIII en determinadas situaciones (antes de una cirugía, tras heridas o hemorragias graves).

El factor VIII que se utiliza en estos casos se extrae unas veces del plasma humano y otras veces es modificado genéticamente a partir de proteínas bovinas, de ratón o de hámster.

NOMBRES COMERCIALES:

Beriate P®, Fanhdi® , Haemoctin®, Octamate®, Refacto AF® Existen comercializadas preparaciones que tienen mezcla de factor VIII y factor Von Willebrand: Haemate P®y Wilate®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

Existen varias presentaciones de factor VIII que se utilizan para diferentes indicaciones:

  • Beriate P®, Haemoctin®, Octanate® y Fandhi®: Hemorragia en personas con hemofilia A (deficiencia de factor VIII desde el nacimiento) o en personas que hayan adquirido la deficiencia con el tiempo. También en aquellos pacientes que presenten bajas cantidades de factor VIII en sangre.
  • Haemate P® y Wilate®®: Hemorragia en personas con hemofilia A o con la enfermedad de von Willebrand (enfermedad de la coagulación de la sangre por falta del factor de von Willebrand para la coagulación o que dicho factor no funciona bien).

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración parenterales de factor VIII (intravenosa).

La dosis adecuada de factor VIII puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende del peso corporal, del tipo de hemorragia que se vaya a tratar, del tipo de cirugía y de la respuesta individual de cada persona al tratamiento. Por este motivo, la dosis de cada presentación existente de factor VIII será establecida por su médico en cada caso concreto.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia conocida a proteínas bovinas, de ratón o hámster, a este medicamento o alguno de los componentes de la preparación (consulte los excipientes). Si experimenta una reacción alérgica, consulte a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • El tratamiento con factor VIII puede no ser eficaz en los pacientes con niveles muy altos de anticuerpos anti-factor VIII en sangre.
  • En aquellos pacientes en los que exista predisposición a tener alergia al factor VIII, se les administrarán otros medicamentos (corticoides y antihistamínicos) para prevenir la aparición de reacciones alérgicas.
  • Deberán ser estrechamente controlados los pacientes tratados con dosis altas de factor VIII que tengan un grupo sanguíneo distinto del cero.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los más frecuentes son los siguientes: reacciones alérgicas, por lo general leves que se manifiestan como fiebre, enrojecimiento, náuseas y vómitos. Excepcionalmente, pueden aparecer reacciones alérgicas graves que precisarán un tratamiento de emergencia.
  • Con el uso prolongado de factor VIII pueden sintetizarse en el organismo anticuerpos contra este factor que neutralizan su acción. En estos casos puede ser necesario administrar dosis elevadas de factor VIII.
  • En pacientes que necesitan altas dosis de Factor VIII puede producirse edema de pulmón (acumulación de líquido en el pulmón).
  • El factor VIII también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.