Diclofenaco
(vía tópica) 

ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS VÍA TÓPICA

Diclofenaco
(vía tópica) 

La diclofenaco es un fármaco que actúa impidiendo la formación de prostaglandinas en el organismo, ya que inhibe a la enzima ciclooxigenasa. Las prostaglandinas se producen en respuesta a una lesión, o a ciertas enfermedades, y provocan inflamación y dolor.

El diclofenaco reduce la inflamación y el dolor.

NOMBRES COMERCIALES:

Algipatch®, Ratiopatch®, Solaraze®, Voltadol®, Voltaren emulgel®, Xibol® Existen comercializadas presentaciones genéricas que contienen diclofenaco para administración tópica.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

Tratamiento del dolor o inflamación asociado a alteraciones musculoesqueléticas tales como: tendinitis, contusiones, esguince, lumbago, tortícolis o luxaciones.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España de este medicamento existen comercializadas formas de administración tópica (geles, emulsión cutánea y apósitos).

Se dispone de formas de administración sistémica de diclofenaco (ver ficha de diclofenaco).

La dosis adecuada de diclofenaco puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas pero, si su médico le ha indicado otra dosis, no la cambie sin consultar con él.

Dosis usual en adultos y adolescentes:

  • Gel: 3 ó 4 aplicaciones al día. Cada aplicación será de 2-4 g de producto dependiendo de la extensión de la zona a tratar.
  • Apósito: 1 cada 12h (mañana y noche).

No se recomienda su uso en niños.

Aplique el gel sobre la zona afectada y extienda mediante un ligero masaje para favorecer la penetración del fármaco. Es aconsejable lavarse las manos después de cada aplicación.

No se recomienda administrar durante más de 7 días.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia al diclofenaco o a otros antiinflamatorios no esteroideos (aceclofenaco, ibuprofeno, ketoprofeno...) o salicilatos (ácido acetilsalicílico) o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Aunque la administración local minimiza los riesgos derivados de su uso sistémico, no debe utilizar la diclofenaco, salvo prescripción médica, si padece úlcera péptica.

Precauciones de uso:

  • Evite el contacto con los ojos, mucosas, heridas o piel inflamada.
  • Si se le olvida aplicar una dosis, hágalo tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • En pacientes ancianos se recomienda precaución en su uso e iniciar el tratamiento con dosis menores.
  • No es recomendable una exposición prolongada al sol, ya que el diclofenaco puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.
  • No se recomienda tapar la zona afectada con vendajes que no dejen paso al aire (vendajes oclusivos).
  • La administración de grandes cantidades puede dar lugar a manifestaciones sistémicas (en el resto del organismo).
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los efectos adversos más frecuentes del diclofenaco son: eritema, picor y sensación de quemazón cutánea.
  • Excepcionalmente puede producir fotodermatitis (inflamación, irritación, picor en la piel al exponerla al sol).
SOLICITE