Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Beclometasona
(vía inhalatoria) 

CORTICOIDES PARA INHALACIÓN. TRATAMIENTO DEL ASMA Y EL EPOC. CORTICOIDES PARA INHALACIÓN

Beclometasona
(vía inhalatoria) 

La beclometasona es un medicamento que pertenece al grupo de los denominados corticoides o corticosteroides. En ocasiones, por distintos estímulos, algunas células de nuestro cuerpo liberan unas sustancias que provocan inflamación. Los corticoides al reducir la liberación de estas sustancias ante, por ejemplo, respuestas alérgicas o inmunes, reducen a su vez la inflamación. En el asma se produce un estrechamiento de las vías respiratorias debido a la inflamación y a la secreción de moco, lo que dificulta la entrada de aire en los pulmones.

La beclometasona inhalatoria es útil en la prevención y el tratamiento de los ataques de asma por su acción antiinflamatoria en los pulmones y su disminución en la secreción de moco. Como el medicamento se libera directamente en el lugar donde es necesario, se precisan dosis bajas y se producen pocos efectos adversos.

NOMBRES COMERCIALES:

Beclo Asma®, Becloforte Inhalador®, Becotide®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Prevención de los ataques en el asma bronquial crónico.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas inhalatorias de beclometasona en aerosol. Hay otras presentaciones de beclometasona (nasal y tópica). Aquí únicamente haremos referencia a la vía de administración inhalatoria.

La dosis adecuada de beclometasona inhalatoria puede ser diferente para cada paciente.

  • Dosis inhalatoria en adultos: 100 mcg administrados cada 6-8 horas. En aquellos pacientes que no se produzca una mejora puede aumentarse la dosis hasta 250-500 mcg cada 6-12 horas.
  • Dosis inhalatoria en niños: 50-100 mcg administrados cada 6-12 horas.

Siga atentamente las instrucciones de administración que aparecen en el envase de beclometasona inhalatoria.

Consulte a su médico si la inhalación debe hacerla con la boca abierta o cerrada, ya que la forma de administración es diferente en ambos casos.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de padecer un ataque de asma.
  • En caso de alergia a los corticoideso a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con infección activa no controlada con antibióticos.

Precauciones de uso:

  • Los corticoides inhalados no son útiles en el tratamiento del ataque de asma que ya ha comenzado. Debe emplearse un medicamento broncodilatador inhalado como el salbutamol.
  • No use más dosis de beclometasona o la administre más frecuentemente que cómo se lo indique su médico. Para prevenir eficazmente los ataques de asma, este medicamento debe administrarse todos los días a las mismas horas.
  • Los efectos del tratamiento pueden tardar en aparecer hasta 4 semanas.
  • No se debe suspender bruscamente la administración del medicamento sino que debe hacerse una disminución gradual de la dosis administrada.
  • Si se salta una dosis y han pasado menos de 2 horas, tómela. En caso contrario espere hasta la próxima dosis. Nunca se administre dosis dobles.
  • Se recomienda enjuagar la boca con agua después de la administración de la inhalación de beclometasona para prevenir la aparición de efectos adversos como ronquera y aparición de infecciones en la boca.
  • No deje de tomar este medicamento a menos que se lo indique su médico.
  • Consulte a su médico en las siguientes situaciones: si sufre una situación de estrés importante (cirugía, infección o herida), si tiene un ataque de asma que no responde a los broncodilatadores, si tiene signos de infección en la boca, la garganta o el pulmón o si no mejoran los síntomas del asma con el tratamiento o incluso empeoran.
  • Lleve siempre con usted alguna identificación en la que figure que toma corticoides por vía inhalatoria y que puede necesitar medicación adicional en caso de tener un ataque agudo de asma.
  • Antes de someterse a cualquier intervención quirúrgica o dental o a otros tratamientos de emergencia informe a su médico o dentista que esta usando este medicamento.
  • La beclometasona inhalatoria debe administrarse con precaución en pacientes con osteoporosis, tuberculosis e infecciones por hongos o bacterias localizadas en las vías respiratorias.
  • Evite el contacto cercano (esto es especialmente importante para los niños) con personas que presenten varicela o sarampión. Avise a su médico rápidamente si cree que puede tener riesgo de haberse contagiado con el virus del sarampión o de la varicela.
  • En niños debe administrarse la mínima dosis que sea eficaz, ya que con tratamientos prolongados puede producirse retraso en el crecimiento y disminución de la función de la glándula adrenal (productora de los corticoides en el organismo).
  • Este medicamento es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • No se conoce ninguna interacción significativa de los corticoides administrados por vía inhalatoria con otros medicamentos. Pero algunos de los que pueden interaccionar con la beclometasona inhalatoria son: los esteroides sistémicos o intranasales. También el ketoconazol, itraconazol, nelfinavir, ritonavir.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté recibiendo.

Los efectos adversos del tratamiento con beclometasona inhalatoria son, en general, leves y transitorios. Entre ellos destacan los siguientes: Irritación de la garganta, ronquera e infecciones en la boca, en la faringe y en la laringe.

En algunos pacientes puede producirse broncoconstricción o dificultad para respirar que puede tratarse con la administración de un broncodilatador como el salbutamol. En caso de aparecer este efecto adverso consulte a su médico.

Pueden producirse otros efectos adversos. Avise a su médico si advierte algo anormal.