Amlodipino 

ANTIANGINOSOS, ANTAGONISTAS DEL CALCIO. ANTIHIPERTENSIVOS, ANTAGONISTAS DEL CALCIO

Amlodipino 

El amlodipino es un fármaco que actúa bloqueando los canales de calcio que se encuentran en el corazón y en los vasos sanguíneos. Disminuye el ritmo cardíaco, de forma que el corazón utiliza menos energía y el dolor de angina se previene o mejora. Su acción antihipertensiva se debe a que actúa como vasodilatador, reduciendo la resistencia de los vasos, lo que produce una disminución de la presión arterial. También reduce el consumo cardíaco de oxígeno.

NOMBRES COMERCIALES:

Astudal®, Norvas® y Zabart® Existen comercializadas formas génericas con amlodipino. Existen comercializados preparados multicomponente que contienen amlodipino en su composición: Balzak®, Balzak HCT®, Caduet®, Capenon®, Capenon HCT®, Copalia®, Coverlan®, Dafiro®, Dafiro HCT®, Exforge®, Exforge HCT®, Imprida®, Sevikar HCT® y Twynsta®

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Isquemia miocárdica producida por obstrucción vascular coronaria (angina de pecho).
  • Hipertensión arterial.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de amlodipino (comprimidos, comprimidos recubiertos y comprimidos que se deshacen en la boca).

La dosis adecuada de amlodipino puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • Inicialmente 5 mg al día. Si es necesario, la dosis administrada puede aumentarse hasta 10 mg al día.

Las recomendaciones de dosis para las presentaciones multicomponentes pueden variar en función del resto de componentes del preparado.

Los pacientes ancianos son más sensibles a los efectos hipotensores del amlodipino, por lo que la dosis inicial puede ser menor.

Se puede administrar con o sin alimentos y siempre que se pueda a la misma hora.

No se recomienda su uso en pacientes menores de 18 años.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia al amlodipino o a otras dihidropiridinas (felodipino, nicardipina, nifedipina, nimodipina, etc.) o alguno de los componentes del preparado. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico inmediatamente.
  • En pacientes con tensión arterial muy baja, si ha sufrido recientemente un infarto cardíaco, o presenta problemas tras un infarto cardíaco, algún problema de obstrucción en salida de flujo sanguíneo del corazón, angina de pecho.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • No conduzca vehículos ni maneje maquinaria peligrosa o de precisión durante el tratamiento, ya que este fármaco puede producir cansancio, disminución de la atención y mareos.
  • Mientras esté en tratamiento con este medicamento debe realizar visitas periódicas a su médico para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.
  • En caso de presentar algún episodio intenso de hipotensión o cefalea puede ser necesario suspender el tratamiento con amlodipino. Consulte a su médico.
  • El amlodipino debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca o bradicardia extrema (disminución del número de latidos del corazón), en pacientes con tensión arterial baja (hipotensión) e insuficiencia hepática (enfermedad hepática).
  • La suspensión del tratamiento debe hacerse de forma gradual, reduciendo poco a poco la dosis.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con el amlodipino son los siguientes: fármacos para la tensión arterial alta, diltiazem, fármacos  para infecciones de hongos (ketoconazol, itraconazol), fármacos para el tratamiento del SIDA, antibióticos (eritromicina, claritromicina, rifampicina) y antiepilepticos (fenitoína, fenorbabital).
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Algunos de los efectos adversos más frecuentes del amlodipino son los siguientes: sofocos, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, retención de líquidos (edema), somnolencia y fatiga.
  • El tratamiento debe suspenderse en caso de presentar algún episodio intenso de hipotensión (bajada brusca de la presión arterial) o de dolor de cabeza.
  • El amlodipino también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.