Diagnóstico microbiológico de la meningitis

"Si se puede determinar el germen mediante el estudio de líquido cefalorraquídeo, se debe instaurar tratamiento antibiótico específico. En caso contrario, comienza un tratamiento empírico que debe ir dirigido a los microbios más frecuentes según las características del paciente".

DR. JOSÉ LUIS DEL POZO LEÓN
DIRECTOR. SERVICIO DE MICROBIOLOGÍA CLÍNICA

La meningitis es la inflamación, generalmente de carácter infeccioso, de las meninges (membranas de recubrimiento del cerebro y de la médula espinal).

La infección se desarrolla cuando existe una alteración de la inmunidad humoral o celular o bien desórdenes predisponentes, como sinusitis, otitis media, punción lumbar, catéteres cerebrales y traumatismos.

Para realizar el diagnóstico y saber qué microorganismo ha causado la meningitis es necesario recoger una muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR) por punción lumbar.

Aunque la prueba que confirma el diagnóstico presuntivo es el cultivo microbiolóbigo, tras el que debe realizarse un antibiograma (para bacterias) o antifungigrama (para hongos), que nos dará información del grado de sensibilidad del microorganismo ante los diversos antibióticos o antifúngicos y así poner el tratamiento más adecuado.

¿Cuándo se realiza el diagnóstico microbiológico para la meningitis?

Según su causa, las meningitis pueden ser:

  • Purulenta o bacteriana (producida por bacterias piógenas).
  • Tuberculosa (producida por Micobacterium tuberculosis).
  • Micótica (producida por hongos).
  • Vírica (producida por virus).
  • Amebiana (producida por amebas de vida libre).

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Meningitis

¿Sospecha que tiene esta enfermedad?

Puede que sea necesario realizarle pruebas diagnósticas microbiológicas

¿Cómo se realiza el diagnóstico microbiólogo de la meningitis?

El líquido cefalorraquídeo (LCR) de un paciente con sospecha de meningitis es la muestra clínica de mayor prioridad en un laboratorio de microbiología clínica y debe ser procesado de manera inmediata en todos los casos.

La validez de las muestras depende del cumplimiento de una serie de normas relacionadas con el procedimiento de obtención, la cantidad de muestra obtenida y el adecuado transporte.

La toma debe realizarse con las máximas condiciones de asepsia para evitar la contaminación de la muestra y ésta no debe ponerse nunca en contacto con antisépticos o desinfectantes.

Siempre que sea posible, el LCR, como el resto de muestras clínicas (hemocultivos, muestras otorrinofaríngeas o de heces, etc.), debe obtenerse antes de la instauración de tratamiento antibiótico, si bien los procedimientos diagnósticos no deben retrasar jamás su comienzo.

El líquido cefalorraquídeo obtenido es separado en tres tubos para analizarlos individualmente, llevando a cabo a uno de los tubos un examen citológico; a otro, un examen bioquímico; y, al tercero, una tinción Gram y cultivo microbiológico.

Hay una serie de técnicas rápidas (tinción de Gram, investigación de antígenos solubles en el LCR, suero u orina y otras tinciones, como azul de metileno, tinta china o tinción de Ziehl-Neelsen) que nos da una idea del agente patógeno causante de la meningitis.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Enfermedades Infecciosas

En esta Área se trabaja en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades producidas por un agente infeccioso, que puede ser bacteria, virus, hongo y protozoo. Las infecciones afectan a las personas provocando procesos muy distintos que se pueden localizar en cualquier tejido del cuerpo humano, por lo que exige un abordaje específico.

Este área desempeña su actividad en tres frentes: labor asistencial, centrada en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infecciosas; docencia, con formación de alumnos de medicina, médicos residentes y enfermeras; y vocación investigadora, a través de desarrollo de estudios clínicos y de laboratorio.

Organizados en unidades asistenciales

  • Infecciones asociadas a biomateriales.
  • Infecciones nosocomiales (multirresistencias).
  • Infecciones en pacientes inmunodeprimidos.
  • Infección comunitaria.
  • Medicina del viajero.
  • Programa de uso prudente y optimización de terapia antiinfecciosa.
  • Control de la infección por microorganismos multirresistentes.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Realizamos la valoración del viajero y las pruebas analíticas en menos de 24 horas.
  • Consulta de Segunda Opinión cuando la infección no acaba de resolverse.
  • Velamos por el uso prudente de antibióticos.
COVID-19