Diagnóstico microbiológico de infecciones del tracto urinario

"Las principales infecciones del tracto urinario son bacterianas y fúngicas, aunque también existen infecciones virales y parasitarias".

DR. JOSÉ LEIVA LEÓN

Las infecciones más frecuentes en el hombre son las del tracto urinario. Están producidas por variedad de microorganismos: bacterias, virus, parásitos y hongos.

La presencia de bacterias en orina se denomina bacteriuria. Esto no siempre es indicativo de infección. Un recuento bacteriano mayor de 100.000 UFC (unidades formadoras de colonias)/ml, acompañado de respuesta inflamatoria, es indicativo de infección urinaria.

En general, la contaminación por microbiota uretral debido a una mala recogida de la muestra, se correlaciona con un recuento menor de 100.000 UFC/ml.

¿Cuándo está indicada?

Existen situaciones, donde es posible el diagnóstico de infección urinaria con recuentos inferiores a 100.000 UFC/ml.

Entre estas figuran:

  • Niños con reflujo vesicouretral (daño renal).
  • Embarazadas (riesgo de ITU asintomática y daño fetal).
  • Procedimientos invasivos en tracto urinario.
  • Pacientes sondados.
  • Síndrome uretral agudo.
  • Pacientes con tratamiento antibiótico previo.
  • Ingesta elevada de líquidos.
  • Pacientes con obstrucción urinaria.
  • Pielonefritis aguda.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Cistitis (dolor, ardor y frecuencia urinaria).
  • Pielonefritis (dolor lateral, fiebre, síntomas sistémicos).
  • Prostatitis.
  • Abscesos intrarrenales.

¿Sospecha que tiene una infección urinaria?

Puede que sea necesario realizarle pruebas diagnósticas microbiológicas

Cómo se realiza

La muestra de orina puede recogerse de distintas formas:

  • Porción media de la micción (es la forma más habitual): para evitar la contaminación se deben tomar ciertas precauciones, como lavar los genitales externos y zonas próximas con agua y jabón; las mujeres, separar con las manos los labios mayores y, tras desechar la primera porción de la orina, recoger la porción media en un recipiente de boca ancha estéril.

    Es recomendable recoger la muestra a primera hora de la mañana. La recogida de orina en lactantes y niños pequeños es más complicado. Se emplean bolsas especiales que se pegan al periné de las niñas o alrededor del pene de los niños.

    Si antes de una hora no se ha recogido la muestra o la bolsa se ensucia, hay que sustituirla, ya que la contaminación con microbiota fecal es un problema bastante frecuente.
  • Punción suprapúbica: se desinfecta con un yodóforo la zona que se va a puncionar, se toma la muestra aspirando por punción transcutánea con jeringa directamente de la vejiga.
  • Sonda vesical: la orina se obtiene pinchando a través de la sonda que previamente ha sido desinfectada. El sondaje puede utilizarse para obtener muestra ureteral.

    En los casos de prostatitis, existe un protocolo de toma de muestra, pero debido a su complejidad, se realiza la toma de dos muestras de orina (micción media), antes y después de haberse realizado un masaje prostático.

La muestra debe ser enviada a laboratorio rápidamente para evitar sobrecrecimientos de microorganismos. Si esto no es posible, se debe conservar a 4º C.

Examen microscópico:
El examen microscópico de la orina permite apreciar la citología de la orina (hematíes, leucocitos, células epiteliales) y bacterias. La visualización de hematíes, leucocitos y cilindros en un número significativo constituye un hallazgo patológico. La mayoría de las infecciones de las vías urinarias se acompaña con más de 10 leucocitos/mm.3.
El recuento de más de 10 células descamativas/mm.3. indica una mala recogida de la muestra.

Diagnóstico de ITU de etiología bacteriana:
Se siembra 1-10 ml. de orina en medios de cultivo apropiados. Tras 24 horas de incubación en condiciones adecuadas, generalmente a 35º C, se realiza el recuento e identificación de las colonias desarrolladas.

La identificación de las bacterias se basa en:

  • Tinciones: morfología bacteriana y comportamiento tintorial.
  • Pruebas bioquímicas.

Una vez identificada la bacteria, se realiza un antibiograma para determinar la sensibilidad a distintos antibióticos y elegir el tratamiento más apropiado.

Diagnóstico de ITU de etiología fúngica:
Una vez centrifugada la orina, se siembra el sedimento en medios específicos para el aislamiento de hongos y/o levaduras.

La identificación se basa también en pruebas bioquímicas, determinándose además la sensibilidad a distintos agentes antifúngicos.

Diagnóstico de tuberculosis renal:
Dentro de las micobacterias la especie más importante es Mycobacterium tuberculosis. Para el aislamiento de este género bacteriano se requieren medios más específicos y tiempos de incubación más prolongados.

Se requieren 2-3 semanas para observar colonias de Mycobacterium tuberculosis, aunque no se descartan los cultivos como negativos hasta pasadas 8 semanas.

La identificación y pruebas de sensibilidad también se deben realizar en este caso.

Diagnóstico de ITUs de origen parasitario:
El parásito más común en este tipo de infecciones es Trichomonas vaginalis. Se realiza un exámen microscópico del sedimento de orina recogida durante 24 horas o, en su defecto, la primera porción de la orina para visualización del parásito.

Otros parásitos (Schistosoma haematobium) pueden causar infecciones, aunque son raras en nuestro medio.

Diagnóstico de ITU de etiología vírica:
Las causas virales son raras, aunque es posible recuperar ciertos virus de la orina en ausencia de enfermedad del tracto urinario.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Enfermedades Infecciosas

En esta Área se trabaja en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades producidas por un agente infeccioso, que puede ser bacteria, virus, hongo y protozoo. Las infecciones afectan a las personas provocando procesos muy distintos que se pueden localizar en cualquier tejido del cuerpo humano, por lo que exige un abordaje específico.

Este área desempeña su actividad en tres frentes: labor asistencial, centrada en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infecciosas; docencia, con formación de alumnos de medicina, médicos residentes y enfermeras; y vocación investigadora, a través de desarrollo de estudios clínicos y de laboratorio.

Organizados en unidades asistenciales

  • Infecciones asociadas a biomateriales.
  • Infecciones nosocomiales (multirresistencias).
  • Infecciones en pacientes inmunodeprimidos.
  • Infección comunitaria.
  • Medicina del viajero.
  • Programa de uso prudente y optimización de terapia antiinfecciosa.
  • Control de la infección por microorganismos multirresistentes.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Realizamos la valoración del viajero y las pruebas analíticas en menos de 24 horas.
  • Consulta de Segunda Opinión cuando la infección no acaba de resolverse.
  • Velamos por el uso prudente de antibióticos.