Sodio, bicarbonato 

ANTIÁCIDOS

Sodio, bicarbonato 

El “sodio, bicarbonato” o bicarbonato sódico es una sal capaz de neutralizar el exceso de ácido en el estómago, por lo que se emplea para tratar los síntomas de la acidez en el estómago.

El bicarbonato sódico no actúa sólo a nivel local en el estómago sino que pasa a la sangre. Por este motivo produce un mayor número de efectos adversos que otros antiácidos y puede emplearse para alcalinizar (disminuir la acidez) la sangre o la orina en ciertas enfermedades.

NOMBRES COMERCIALES:

Alka Seltzer®, Bicarbonato de Sosa TM®. Existen preparado multicomponente como Justegas®, Mabogastrol®, Citinoides®, Dolcopin®, Hectonona®, Sal de fruta Eno®, Sal de frutas Mag Viviar®. Existen presentaciones genéricas de Bicarbonato sódico.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Acidez de estómago

 

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales de bicarbonato sódico (comprimidos, polvo y sobres).

Existen también formas de administración del medicamento por vía intravenosa que se utilizan para casos de acidosis metabólica y que deben ser administrados bajo estricto control médico, pero no se describen en esta ficha.

La dosis adecuada de bicarbonato sódico puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico. 

Dosis oral en adultos:

  • En acidez de estómago: 1 cucharadita de polvo, 1 comprimido o 1 sobre una hora después de las comidas o cuando se presenten las molestias durante un tiempo máximo de 2 semanas.
  • Para alcalinizar la orina: 3 g cada 2 horas hasta obtener un pH en la orina superior a 7. Dosis de mantenimiento de 1 a 2 g cada 4 ó 6 horas.

Dosis usual oral en niños mayores de 6 años:

  • En acidez de estómago: debe administrarse la mitad de dosis que en adultos.
  • Para alcalinizar la orina: de 80 a 800 mg por kg de peso ajustando la dosis según las necesidades del paciente.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia al bicarbonato sódico u otros componentes del medicamento. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Pacientes con tensión arterial alta, trastornos del corazón o del riñón, hinchazón de piernas y brazos (edemas) o tratamiento prolongado con corticoides.
  • En caso de presentar alcalosis metabólica o respiratoria.

Precauciones de uso:

  • El bicarbonato sódico debe administrarse con especial precaución en pacientes con enfermedad de corazón, enfermedad de riñón, enfermedad de hígado o úlcera de estómago.
  • El bicarbonato sódico no debe emplearse como antiácido durante un tiempo prolongado, ya que puede producir acidez de rebote.
  • Debe espaciarse un tiempo mínimo de 2 horas la administración del bicarbonato sódico y la de otros medicamentos administrados por vía oral.
  • Este medicamento contiene una gran cantidad de sodio. Debe administrarse con precaución en pacientes que siguen una dieta baja en sodio.
  • No tome este medicamento si tiene síntomas de apendicitis como dolor abdominal, hinchazón, náuseas y vómitos.
  • No tome este medicamento junto con leche o derivados lácteos ya que pueden aumentar los efectos adversos.
  • Este medicamento no debe emplearse en niños menores de 6 años, a no ser que su médico le indique lo contrario.
  • El uso prolongado de bicarbonato sódico en pacientes ancianos puede llevar a una acumulación de sodio. Se recomienda evitar el uso prolongado.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • El bicarbonato sódico interacciona con un gran número de medicamentos. Consulte con su médico si toma alguno de los siguientes antes de tomar bicarbonato sódico oral: antiarrítmicos (flecainida, quinidina), ketoconazol, tetraciclinas (doxiciclina, minociclina), antiinflamatorios, betabloqueantes (propanolol, atenolol), digoxina, efedrina, eritromicina, metadona, metotrexato, ciprofloxacino o norfloxacino, rifampicina, sales de hierro, sales de litio o salicilatos (ácido acetilsalicílico).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

Los efectos adversos del bicarbonato sódico son, en general, poco frecuentes aunque pueden ser importantes. Consulte a su médico si presenta algunos síntomas como: dolor de cabeza, pérdida de apetito, dolores musculares, alteraciones de humor, náuseas, vómitos, nerviosismo, respiración enlentecida, hinchazón en pies o piernas, cansancio o debilidad, sed, flatulencia, aumento de la tensión arterial, incremento de los valores de sodio en sangre, dolor abdominal o gusto desagradable en la boca.

El bicarbonato sódico también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

COVID-19