Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Pimozida

ANTIPSICÓTICOS

Pimozida

La pimozida es un medicamento del grupo de las fenotiazinas. Actúa bloqueando los receptores cerebrales de la dopamina. La dopamina es una sustancia que transmite impulsos nerviosos al cerebro. Cuando se produce un exceso de dopamina en el cerebro se lleva a cabo una sobreestimulación de los receptores, que actúan modificando el comportamiento.

La pimozida bloquea estos receptores y evita la sobreestimulación, ayudando así al control de la enfermedad mental.

NOMBRES COMERCIALES:

Orap® y Orap fuerte®.  

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Psicosis y esquizofrenia.
  • Tratamiento de la ansiedad.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales de pimozida en forma de comprimidos.

La dosis adecuada de pimozida puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • Esquizofrenia: de 4 a 12 mg cada 24 horas, pudiéndose incrementar la dosis diaria en 2 a 4 mg cada semana hasta una dosis máxima de 20 mg al día.
  • Trastorno de ansiedad: 2 mg una vez al día, administrados en una sola toma.

Dosis oral en niños:

  • 0,05 mg por kg de peso cada 24 horas, pudiéndose aumentar la dosis diaria cada 3 días hasta un máximo de 0,2 mg por kg de peso cada 24 horas.

Si padece una enfermedad del hígado o del riñón puede requerir una dosis menor de pimozida. Consúltelo con su médico.

Las formas orales de pimozida se deben tomar junto alimento en una única dosis preferentemente a la mañana.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la pimozida o a otros medicamentos del grupo de las fenotiazinas como la perfenazina y clorpromazinao a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de presentar depresión severa del sistema nervioso central o de la médula ósea, estados de coma, enfermedad de Parkinson, historial de arritmias cardiacas o de alteraciones del electrocardiograma.
  • Si el paciente recibe tratamiento con fármacos para infecciones por hongos (ketoconazol, itraconazol, voriconazol...), algunos fármacos para el tratamiento del SIDA, antibióticos del tipo de macrólidos (eritromicina, claritromicina...). También si recibe tratamiento con quinidina, sertralina, citalopram y escitalopram. Informe a su médico de todos los medicamentos que reciba.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis hágalo tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • La pimozida debe administrase con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: retención urinaria, cáncer de próstata, alteraciones cardiovasculares, epilepsia, depresión, glaucoma de ángulo cerrado (hipertensión ocular), enfermedad del hígado, síndrome neuroléptico maligno, así como en ancianos y niños.
  • Los ancianos son más susceptibles a los efectos adversos de la pimozida por lo que pueden necesitar una dosis inicial menor y una especial vigilancia durante el tratamiento.
  • El uso de pimozida en niños se reserva únicamente para los casos del síndrome de Tourette, utilizándose con precaución especialmente en los menores de 12 años.
  • Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.
  • La pimozida puede provocar mareos y somnolencia. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa mientras este en tratamiento con este medicamento.
  • Este medicamento puede causar sequedad de boca. Puede aliviarse chupando hielo o caramelos o con saliva artificial. Si continúa este efecto durante más de 2 semanas, consulte a su médico o farmacéutico.
  • La pimozida puede causar una mayor sensibilidad al sol. La exposición al sol incluso durante un periodo de tiempo breve puede provocar quemaduras y otras reacciones en la piel. En caso de aparecer una reacción por el sol, consulte a su médico.
  • La suspensión del tratamiento con pimozida debe realizarla de forma gradual a fin de evitar la aparición de efectos indeseables.
  • Si se encuentra en tratamiento crónico con pimozida su médico le puede aconsejar la realización de recuentos sanguíneos, electrocardiogramas y revisiones oftálmológicas periódicas.
  • Durante el tratamiento con este medicamento debe evitar la exposición a temperaturas extremas (calor o frío intenso).
  • Resulta conveniente evitar la ingesta de zumo de pomelo durante el tratamiento con pimozida.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la pimozida son los siguientes: antibióticos (claritromicina, eritromicina), fármacos para las infecciones por hongos (itraconazol, ketoconazol), fármacos para el tratamiento de SIDA (ritonavir, indinavir), fenotiazinas (clorpromazina, tioridazina), antidepresivos (fluoxetina, amitriptilina), quinidina, flecainida, amiodarona y levodopa.
  • La pimozida puede alterar los resultados de los análisis de prolactina, de hormonas tiroideas y de hormonas sexuales en sangre. Por lo que sí le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.
  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, frecuentes y moderadamente importantes. La pimozida puede producir somnolencia, visión borrosa, retención urinaria, estreñimiento, sensación de mareo al levantarse o cambiar de postura, arritmias, convulsiones, alteraciones en la sangre, erupciones en la piel y cambios en el comportamiento sexual.
  • La pimozida también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.
  • En caso de presentar movimientos musculares involuntarios, alteraciones de la visión, temblores o coloración amarillenta de la piel o las mucosas, consulte a su médico inmediatamente.
  • El tratamiento con pimozida se debe suspender si aparece fiebre muy alta (41º C) o rigidez muscular con alteraciones respiratorias.