Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Oxitocina

HORMONAS GINECOLÓGICAS, INDUCTORAS DEL PARTO

Oxitocina

La oxitocina es una hormona producida normalmente en el cerebro. Actúa estimulando el músculo liso del útero hacia el final del embarazo, durante el parto y después del parto. En este periodo, el útero es más sensible al efecto de la oxitocina. Aumenta la amplitud y la frecuencia de las contracciones del útero. Tiene efectos dilatadores en los vasos sistémicos que pueden provocar taquicardias.

NOMBRES COMERCIALES:

Syntocinon®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Inducción del parto en mujeres a término.
  • Estimulación de las contracciones del útero en el caso de que no se produzcan naturalmente.
  • Hemorragia tras el parto.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración parenterales de oxitocina (intravenoso e intramuscular).

La dosis adecuada de oxitocina puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología a tratar. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis intravenosa en adultos:

  • Inducción o estimulación del parto: de 1 a 2 mUI por minuto. Esta dosis puede aumentarse progresivamente hasta conseguir la respuesta deseada.
  • Hemorragia tras el parto: de 2 a 10 UI administradas tras la expulsión de la placenta. Por vía intramuscular pueden administrarse 10 UI (una ampolla de oxitocina).

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la oxitocina. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica, avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • No debe usarse en caso de elevada contractilidad en el útero, presencia de toxinas en la sangre, predisposición a una embolia por líquido amniótico, desproporción entre la cabeza del niño y la pelvis de la madre o placenta previa.

Precauciones de uso:

  • Este medicamento debe administrarse con especial precaución en los siguientes casos: posición anormal del feto, parto múltiple o prematuro, antecedentes de cesárea o de una intervención quirúrgica en el útero, mujeres que hayan tenido anteriormente más de 4 partos o mujeres de más de 35 años que han tenido varios partos.
  • Se aconseja disminuir la dosis de oxitocina administrada en caso de presentar trastornos cardiovasculares (como insuficiencia coronaria), hipertensión o insuficiencia renal.
  • Se recomienda un especial seguimiento control médico en mujeres con más de 35 años que tengan su primer parto, en aquellas con antecedentes de infección urinaria o carcinoma de cuello de útero.
  • Se recomienda vigilar durante la administración de oxitocina la frecuencia cardiaca del feto, la presión sanguínea y las contracciones del útero, con el fin de ajustar la dosis individualmente.
  • La oxitocina puede hacer que se retengan líquidos en el organismo. De vigilarse la ingesta de líquidos a las pacientes en tratamiento con oxitocina.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • La oxitocina puede potenciar la toxicidad de medicamentos que producen una constricción en los vasos  (epinefrina, adrenalina) con riesgo de presentar una elevación grave de la presión arterial.
  • Administrado junto con otros estimulantes del útero (dinoprostona, metilergometrina) puede producir una excesiva contractilidad del útero.
  • La eficacia de la oxitocina puede ser reducida por la administración de anestésicos inhalatorios (halotano).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los efectos adversos de la oxitocina son, en general, frecuentes y pueden ser importantes. Puede producir: excesiva contracción del útero o ruptura del útero; con altas dosis puede aparecer alteración del ritmo cardiaco en la madre y disminución del ritmo cardiaco en el feto. En algunos casos se han descrito casos de muerte del niño o de la madre.
  • En ocasiones puede producir aumento de los niveles de bilirrubina en sangre, hipertensión, coloración amarillenta en piel o mucosas, náuseas, vómitos y coma.
  • El tratamiento debe suspenderse en caso de que el paciente experimente algún episodio de excesiva contracción del útero, contracción del útero mantenida o sufrimiento fetal.
  • La oxitocina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.