Nicotina 

DESHABITUANTES DEL TABACO

Nicotina 

Es un agonista de los receptores nicotínicos del sistema nervioso periférico y central, ejerce efectos notables sobre el sistema nervioso central y cardiovascular. La nicotina es la sustancia responsable de la producción de dependencia al tabaco en fumadores.

Este medicamento proporciona a quienes desean dejar de fumar la cantidad de nicotina suficiente para reducir la aparición de los síntomas de abstinencia. Durante 3 meses se reduce gradualmente el aporte de nicotina, hasta que el organismo pueda prescindir de ella.

NOMBRES COMERCIALES:

Nicorette®, Nicotinell®, Niquitin®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Tratamiento coadyuvante del tabaquismo, junto con otras medidas no farmacológicas.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España de este medicamento existen comercializadas formas de administración oral (chicles y comprimidos) y transdérmica (parches).

La dosis adecuada de nicotina puede ser diferente para cada paciente, dependerá de la cantidad de cigarrillos fumados al día. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas:

  • Dosis oral usual en adultos: 2-4 mg cada 2 horas, hasta un máximo de 60 mg al día, durante 12 semanas. En la fase inicial del tratamiento no deben superarse 30 mg al día. Posteriormente podrá reducirse la dosis diaria, en función de la repuesta clínica. No se recomiendan tratamientos superiores a 6 meses.
  • Dosis transdérmica usual en adultos: depende del número de cigarrillos que fume al día y del tipo de parches que se utilicen. Generalmente, se comienza con una dosis alta de nicotina y se va reduciendo la dosis a lo largo del tratamiento.

Los chicles deberán ser masticados durante media hora.

Los parches deben aplicarse sobre áreas secas, limpias y sin vello. Deberá elegir cada día una zona diferente para su aplicación, dejando transcurrir varios días antes de utilizar la misma.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la nicotina o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes).Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Si recibe chicles y tuviera algún problema mandíbular.
  • Si recibe parches y tuviera algún problema en la piel que impidiera una adecuada colocación de los parches.

Precauciones de uso:

  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Los pacientes con insuficiencia renal o hepática pueden necesitar dosis menores. Consúltelo.
  • La interrupción brusca del tratamiento puede originar un cuadro similar al que se produce al retirar el tabaco.
  • No debe fumar mientras lleva el parche puesto, ya que puede producirse un aumento de las alteraciones cardiovasculares. Tampoco deben utilizarse otros preparados con nicotina.
  • El uso prolongado de nicotina puede producir dependencia.
  • Se han notificado un aumento de los efectos adversos con parches en personas que realizan ejercicio físico intenso, ya que un aumento de la temperatura corporal y la vasodilatación cutánea inducida por el ejercicio, pueden aumentar la absorción de nicotina.
  • No utilice la nicotina, salvo prescripción médica, si padece diabetes mellitus, feocromocitoma (tumor a nivel de glándula suprarrenal), hipertensión, hipertiroidismo, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, problemas cardíacos, úlcera péptica.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con la nicotina son: teofilina, propranolol, warfarina, clozapina, ropirinol, flecainida e insulina.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Los efectos adversos más frecuentes de la nicotina son: eritema, picor y quemazón en el lugar de aplicación del parche, confusión, mareo, náuseas, vómitos, sequedad de boca, palpitaciones, alteraciones del sueño, estreñimiento, somnolencia.
  • Raramente puede producir otros efectos como hipertensión, sinusitis, hipo, hipersalivación, anorexia.
  • El 6% de los pacientes tratados con nicotina por vía transdérmica se ven obligados a suspender el tratamiento.
  • El perfil de este fármaco es similar al asociado con el aporte de nicotina al fumar, aunque de forma menos acentuada debido a que las concentraciones plasmáticas de nicotina suelen ser menores.
COVID-19