Mesna (mucolítico) 

MUCOLÍTICOS

Mesna (mucolítico) 

El mesna es un fármaco que actúa disminuyendo la viscosidad de las secreciones bronquiales y nasales, facilitando así su expulsión.

También puede actuar como protector de las vías urinarias cuando se administran algunos medicamentos contra el cáncer como la ciclofosfamida, ifosfamida y trofosfamida. Esta indicación no la trataremos en esta ficha.

NOMBRES COMERCIALES:

Mucofluid®.  

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Afecciones respiratorias de tipo obstructivo que se caracterizan por una acumulación de secreciones bronquiales.
  • Expulsión de mucosidades retenidas en el tracto respiratorio, fosas nasales y oído en algunos tipos de cirugía.
  • Eliminación de contrastes (sustancias que hacen visibles partes del cuerpo a través de los rayos X) en pruebas que sirven para visualizar los bronquios.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración inhalatorias (ampollas para inhalar) y endotraqueales (ampollas para instilación endotraqueal).

La dosis adecuada de mesna puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis inhalatoria:

  • Inhalar de 3 a 6 mililitros de las ampollas de mesna cada 6 ó cada 8 horas mediante un aparato de aerosol adecuado.

Dosis endotraqueal:

  • Instilar de 1 a 2 mililitros de las ampollas de mesna cada hora, hasta conseguir la eliminación de las secreciones.

Puede repetirse el tratamiento en caso necesario cada 2 ó 3 días.

Para la administración inhalatoria y endotraqueal se recomienda abrir las ampollas de mesna justo antes de su uso, y desechar el contenido sobrante.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a mesna, acetilcisteína, carbocisteína o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de aplicar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con asma sin obstrucción mucosa, enfermedad renal grave, intolerancia a aerosoles o que no puedan toser o expectorar adecuadamente.
  • En niños menores de 2 años.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida administrar una dosis hágalo tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
  • Para la administración inhalatoria y endotraqueal del mesna puede utilizar el líquido de las ampollas puro o diluirlo a partes iguales con agua destilada o suero fisiológico.
  • El mesna puede interaccionar con metales como el acero, níquel y cromo. Evite la utilización de aparatos que contengan estos materiales en la inhalación del mesna mediante aerosoles.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con mesna son: corticoides (beclometasona, fluticasona) y broncodilatadores (fenoterol, formoterol).
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando o esté aplicando simultáneamente por vía nasal o inhalatoria.
  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. El mesna puede producir tos, espasmos bronquiales, irritación nasal, sensación de quemazón en el pecho y vómitos o molestias gastrointestinales por ingestión de las mucosidades.