Meloxicam 

ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS, OXICAMS

Meloxicam 

El meloxicam es un medicamento que actúa impidiendo la formación de prostaglandinas en el organismo. Las prostaglandinas se producen como respuesta a una lesión o a ciertas enfermedades y provocan inflamación y dolor.

Las prostaglandinas también tienen efectos beneficiosos para el organismo protegiendo la mucosa del estómago. El meloxicam pertenece a una nueva generación de antiinflamatorios no esteroideos que bloquean selectivamente las prostaglandinas que producen dolor e inflamación evitando la aparición de efectos perjudiciales a nivel del estómago.

NOMBRES COMERCIALES:

Alvidoodol®, Movalis®, Parocin® Existen comercializadas formas genéricas de meloxicam.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Osteoartrosis.
  • Artritis reumatoide.
  • Espondilitis anquilosante (forma de artritis reumatoide que afecta a la columna vertebral).

 

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración orales (comprimidos).

La dosis adecuada de meloxicam puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas de meloxicam. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • 7,5 mg cada 24 horas. En algunos casos su médico le puede recomendar 15 mg cada 24 horas como máximo. En pacientes sometidos a diálisis por una enfermedad del riñón grave y en ancianos se recomienda no exceder la dosis de 7,5 mg al día.

Se recomienda tomar los comprimidos de meloxicam en una única toma diaria durante alguna de las comidas y acompañados de un vaso de agua.

No se recomienda el uso de meloxicam en niños menores de 15 años.

En pacientes ancianos, con problemas renales, hepáticos o con mayor riesgo de sufrir reacciones adversas pueden requerir dosis menores. Consulte con su médico.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a meloxicam, diclofenaco, a otros oxicam o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con úlcera gastrointestinal, hemorragia digestiva o cerebrovascular, enfermedad del hígado grave y en pacientes con enfermedad del riñón no sometidos a diálisis.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • El meloxicam debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: enfermedad del hígado, del riñón o del corazón, hipertensión, alteraciones sanguíneas, problemas gastrointestinales, asma, lupus o diabetes.
  • En los pacientes ancianos se recomienda precaución en su uso e iniciar el tratamiento con dosis menores.
  • El meloxicam puede provocar mareos y somnolencia. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa mientras esté en tratamiento con este medicamento.
  • No es recomendable la asociación de este fármaco con otros antiinflamatorios no esteroideos, ya que es poco probable que aumente la actividad analgésica y antiinflamatoria, mientras que el riesgo de efectos adversos aumenta notablemente.
  • El meloxicam puede causar una mayor sensibilidad al sol. La exposición al sol incluso durante un periodo de tiempo breve puede provocar quemaduras y otras reacciones en la piel. En caso de aparecer una reacción por el sol, consulte a su médico.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con el meloxicam son los siguientes: anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), antihipertensivos (captoprilo, lisinoprilo), colestiramina, metotrexate, sales de litio, antidiabéticos orales (glibenclamida, gliclazida), fenitoína y ciclosporina.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • El meloxicam puede alterar los resultados de los análisis en sangre. Por lo que si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.
  • Los efectos adversos de este medicamento aunque aparecen con frecuencia son, en general, leves y transitorios. Los más frecuentes son: picor, erupciones en la piel, urticaria, dolor abdominal, indigestión, estreñimiento, diarrea, flatulencia, náuseas, úlceras en la boca, dolor en los músculos y en las articulaciones, dificultad para respirar y tos.
  • Raramente puede producir otros efectos como úlcera de estómago o de duodeno, hemorragia digestiva, anemia y otras alteraciones en la sangre.
  • El meloxicam también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.
SOLICITE