Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Fenticonazol
(vía tópica) 

ANTIFÚNGICOS VÍA TÓPICA

Fenticonazol
(vía tópica) 

El fenticonazol es un medicamento que pertenece al grupo de los antifúngicos imidazólicos. Se utiliza para tratar infecciones causadas por hongos, ya que interfiriere en el crecimiento normal del hongo.

El fenticonazol inhibe la producción de una sustancia, denominada ergosterol, que es un componente de la pared celular del hongo. El daño que se causa a la pared celular no se puede reparar y por lo tanto impide que el hongo se reproduzca.

NOMBRES COMERCIALES:

Laurimic®, Lomexin®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Dermatofitosis (tiñas) del pie, de las manos, del cuerpo, del cuero cabelludo, de la barba, de la ingle, de la zona alrededor del ano y de las uñas.
  • Infecciones de la piel y mucosas producidas por el hongo Cándida albicans.
  • Pitiriasis versicolor (infección de hongos con aparición de manchas amarillentas en la piel de las que se desprenden escamas).
  • Infecciones por hongos sobreinfectadas por bacterias gram positivas.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración tópica de fenticonazol (crema).

Existe otra forma de administración del medicamento, vía vaginal, pero no se describe en esta ficha. Para más información consulte la ficha de fenticonazol (vía vaginal).

La dosis adecuada de fenticonazol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis tópica en adultos

  • Una aplicación cada 24 horas durante 2 a 6 semanas dependiendo del tipo de infección. En algunos casos su médico le puede aconsejar la aplicación de fenticonazol cada 12 horas.

No se recomienda la aplicación de fenticonazol en niños menores de 10 años.

Lave y seque la zona a tratar antes de su administración. Aplique suficiente cantidad de fenticonazol para cubrir la zona afectada y los alrededores. Se recomienda realizar la aplicación por la noche.

Cuando no debe utilizarse:

En caso de alergia al fenticonazol o a otros antifúngicos imidazólicos (miconazol, ketoconazol)o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida aplicar una dosis hágalo tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe aplicando el medicamento como se le había indicado.
  • Para conseguir una curación completa de la infección es muy importante que utilice la crema de fenticonazol hasta completar el tratamiento que se le haya indicado, incluso si los síntomas empiezan a mejorar a los pocos días. El abandono del tratamiento puede suponer una recaída en la infección.
  • Debe evitar el contacto del medicamento con los ojos. En caso de que se produzca, lávese con agua abundante.
  • Se recomienda utilizar prendas de algodón sobre la zona afectada y evitar la aplicación de vendajes que no dejen transpirar la zona.
  • En el tratamiento de tiñas del pie conviene evitar el uso de calcetines de lana o sintéticos. En su lugar, utilice calcetines de algodón y cámbielos diariamente o más a menudo, si la sudoración es excesiva. Lleve zapatos bien ventilados o sandalias.
  • Durante el tratamiento con fenticonazol deberá evitar el uso de jabones con pH ácido.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté aplicando simultáneamente en la zona afectada.
  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Los más frecuentes son los siguientes: enrojecimiento de la piel, picor, descamación de la piel, sensación de quemazón e inflamación de la piel.
  • En caso de presentar irritación o reacción alérgica, deje de aplicar el medicamento y consulte a su médico inmediatamente.
  • El fenticonazol también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.