Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Eritromicina (vía oftálmica) 

ANTIBIÓTICOS OFTÁLMICOS

Eritromicina (vía oftálmica) 

La eritromicina es un antibiótico que pertenece al grupo de los macrólidos. Actúa interfiriendo la producción de proteínas que las bacterias necesitan para multiplicarse, con lo que consigue detener el crecimiento de las bacterias, y la propagación de la infección. La eritromicina tiene una actividad antibacteriana muy similar a las penicilinas, y se usa como alternativa antibiótica en aquellas personas que son alérgicas a las penicilinas. Se utiliza para el tratamiento de infecciones graves provocadas por bacterias sensibles a este antibiótico.

NOMBRES COMERCIALES:

Oft Cusi Eritromicina®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Tratamiento de infecciones oculares provocadas por organismos sensibles a este antibiótico. Prevención de oftalmia neonatal.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

Existen formas comercializadas de eritromicina oftálmica (pomada), oral (comprimidos, suspensiones, sobres, cápsulas y gotas), inyectable y tópica (gel, solución, toallitas).En esta ficha sólo se tratará la eritromicina oftálmica. Consulte las fichas eritromicina y eritromicina tópica. La dosis adecuada de eritromicina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas:

Dosis usual en adultos y niños:

  • Inicialmente, una ligera capa de pomada cada 3-4 horas.
  • Controlada la infección, una aplicación cada 12-24 horas.
  • Prevención de la oftalmia neonatal: 1 cm de pomada en cada saco conjuntival después del parto.

Para administrar correctamente la eritomicina en el interior del ojo, se recomienda separar los párpados e introducir una cantidad de pomada equivalente al tamaño de un grano de arroz en el saco conjuntival. Si la eritromicina debe administrarse fuera del ojo, aplíquela sobre la parte afectada directamente del tubo, eliminando previamente las costras reblandecidas con agua tibia.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a eritromicina o a otros macrólidos (azitromicina, claritromicina...) o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si siente algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • Para que el tratamiento con eritromicina sea eficaz, debe administrarse el tratamiento completo, aunque se haya producido una mejoría de los síntomas. Debe suspender el tratamiento si experimenta algún episodio de irritación o alergia. Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  •  Consulte con su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.
  • Los efectos adversos más frecuentes de la eritromicina son los siguientes: sensación de escozor o quemazón en el ojo, reacción cutánea al exponerse al sol.
  • Se pueden producir otros efectos adversos. Avise a su médico si advierte algo anormal.