Clorhexidina
(vía tópica) 

ANTISÉPTICOS

Clorhexidina
(vía tópica) 

La clorhexidina es un fármaco que actúa inhibiendo el crecimiento de microorganismos en la piel. Este fármaco se une a la pared del microorganismo y aumenta la permeabilidad de la pared, favoreciendo la entrada de agua en el interior del microorganismo.

Puede actuar deteniendo el crecimiento de los microorganismos (acción bacteriostática) o destruyéndolos (acción bactericida) según a la concentración a la que se utilice.

NOMBRES COMERCIALES:

Clorxil®, Cristalcrom®, Cristalmina®, Cuvefilm®, Hibiscrub®, Mastiol®, Menalmina®, Normosept®, Septisan®.

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

Preparados al 0,5%:

  • Desinfección de la piel, quemaduras y erosiones de la piel.
  • Prevención de la infección de catéteres en pacientes hospitalizados.

Preparados al 1%:

  • Desinfección de heridas, erosiones, quemaduras leves y rozaduras.
  • Desinfección de la piel previa a una intervención quirúrgica.
  • Desinfección del ombligo del recién nacido.
  • Prevención de infecciones en las manos del personal sanitario (crema).

Preparados al 4%:

  • Desinfección de las manos en cirugía, lavado antiséptico de las manos en hospitales y desinfección de la piel en pacientes sometidos a cirugía.

Preparados al 5%:

  • Limpieza de heridas y quemaduras, limpieza ginecológica y limpieza del material estéril.
  • Desinfección de urgencia del material sanitario.

Preparados para administrar con pulverizador o creando una película transparente (“film”)

  • Desinfección de quemaduras leves, pequeñas heridas superficiales, grietas o rozaduras.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración tópicas de clorhexidina (solución, crema, pomada y nebulizador).

Existe otra forma de administración del medicamento (tópico-bucal), pero no se describe en esta ficha. Para más información, consulte la ficha de clorhexidina (vía tópico-bucal).

La dosis adecuada de clorhexidina puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la concentración del preparado de clorhexidina empleado y de la indicación para la que se emplee. A continuación se muestran algunos ejemplos, pero es conveniente que consulte la dosis adecuada a su médico.

Dosis tópica:

  • Preparados al 0,5%: de 1 a 5 gramos administrados de 2 a 3 veces al día, dependiendo de la zona a desinfectar. Se recomienda limpiar y secar previamente el área afectada.
  • Preparados al 1%: aplicar sin diluir sobre la superficie a desinfectar. No se recomienda aplicar más de 2 veces al día.
  • Preparados al 4%: aplicar sin diluir sobre la superficie a desinfectar. Enjuagar y secar.
  • Preparados al 5% para limpieza ginecológica, heridas y quemaduras: diluir 10 ml de producto hasta un volumen de 1 litro con agua.
  • Preparado gel (“film” o pulverizador): aplicar de 1 a 2 veces después de limpiar la herida.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la clorhexidina. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de administrarse el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Precauciones de uso:

  • No aplique este producto en ojos ni oídos. En caso de aplicación accidental, lávese inmediatamente con agua abundante.
  • Las soluciones se almacenarán en botellas con tapones de vidrio, caucho o plástico. No deben usarse tapones de corcho.
  • Las ropas desinfectadas con clorhexidina no deben lavarse con lejía, ya que puede producirse coloración parda en los tejidos. Deben lavarse con detergentes domésticos.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando o administrándose en la zona.
  • Los efectos adversos de la clorhexidina son, en general, poco frecuentes. Puede producir: irritación, inflamación de la piel y sensibilidad a la luz solar en la piel.
  • Si se administra en el oído puede producir sordera.
  • La clorhexidina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.