Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Disfunción eréctil

"Es muy importante el apoyo de la pareja y la exposición del problema al médico con total naturalidad".

DR. JOSÉ ENRIQUE ROBLES GARCÍA
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE UROLOGÍA

Existe disfunción eréctil cuando el hombre es incapaz de conseguir la suficiente rigidez del pene, que permita una penetración vaginal completa, que dé lugar a un orgasmo con eyaculación en el fondo vaginal posterior, resultando una relación sexual satisfactoria. Esta incapacidad se tiene que manifestar de forma persistente para poder considerarlo como alteración.

La edad es el factor de riesgo más importante para padecer disfunción eréctil de cualquier grado y a más edad, mayor severidad del proceso.

Las alteraciones más frecuentes son vasculares y especialmente la arteriosclerosis. En este grupo están las personas con colesterol alto, tabaquismo, diabéticos y personas con tensión arterial alta. También por daño en la vascularización, las personas que han sufrido traumatismos en los huesos de la pelvis o que han sido tratadas con radioterapia.

Con menos frecuencia se da en enfermedades del cerebro, como Parkinson, Alzheimer, trombosis y embolias cerebrales. También las alteraciones de la médula espinal, como la hernia de disco, fracturas de columna vertebral con daño medular. Las personas que han sido tratadas quirúrgicamente por cáncer de próstata, colon o recto, también pueden padecer disfunción eréctil.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

El síntoma de la disfunción es la dificultad o imposibilidad de lograr una erección o de mantenerla antes o durante el acto sexual.

Puede ocurrir repentina o gradualmente. Algunos hombres pierden lentamente la firmeza de las erecciones o la duración de las mismas.

En otros hombres, especialmente cuando se debe en gran parte a factores psicológicos, el problema puede ocurrir de manera imprevisible y puede mejorar en cualquier momento.

A pesar de las dificultades con las erecciones, pueden seguir teniendo orgasmos normales y eyaculaciones sin una erección completa.

Los síntomas más habituales son:

  • Dificultad o imposibilidad de mantener una erección.
  • Dificultad o imposibilidad de lograr una erección.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente una disfunción erectil

¿Cómo se diagnostica?

img_lab_bioquimica_8

Para conocer el grado de disfunción eréctil o si tal situación existe, se realizan cuestionarios específicos que con pocas preguntas pueden dar a conocerla. Esto puede ser útil para personas con dificultad de expresión oral y como prueba de detección de la disfunción.

El médico realiza una historia clínica detallada e indagará en la búsqueda de antecedentes. También conviene conocer la situación social y familiar.

Después, el médico realizará una exploración física y solicitará unos análisis encaminados a conocer la situación hormonal y los posibles desequilibrios de la función hepática, renal o pancreática.

¿Cómo la tratamos?

El tratamiento deberá estar orientado según las expectativas y deseos del paciente y con la participación de la pareja en la discusión y elección del tratamiento.

Aunque la mayoría de los pacientes se beneficiarán de un tratamiento sintomático, es decir, sin relación con la causa, en algunas ocasiones se recurre al tratamiento causal, como puede ser el tratamiento de un psicólogo especializado en sexología.

Como tratamiento sintomático, se ha mostrado eficaz la administración oral de un comprimido que contienen citrato de sildenafilo, vardenafilo o tadalafilo. Estos medicamentos actúan, cuando existe estimulación sexual, aumentando el flujo sanguíneo del pene.

Como tratamientos de segunda línea, se utilizan medicamentos que el propio paciente se inyecta en los cuerpos del pene. Tienen algún efecto secundario que conviene evitar con un buen entrenamiento del paciente.

Como tratamiento de tercera línea, está la colocación de prótesis de pene. Es la última opción por su agresividad. La tasa de satisfacción es alta, pero no está exenta de complicaciones.

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Urología

El Departamento de Urología de la Clínica Universidad de Navarra pone a disposición del paciente un equipo médico, compuesto por profesionales de primer nivel, y medios diagnósticos y terapéuticos de última generación como la cirugía robótica Da Vinci®.

El Departamento de Urología posee el certificado de acreditación del European Board of Urology, un refuerzo a la excelencia del servicio a nivel asistencial, docente y de investigación, que en España sólo poseen tres centros hospitalarios.

Enfermedades que tratamos:

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Equipo de profesionales de primer nivel con formación en centros internacionales.
  • Tecnología de última generación para el diagnóstico y tratamiento.
  • En 24-48 horas podrá comenzar el tratamiento más adecuado.