Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Dermatitis seborreica

"El paciente debe saber que necesitará un tratamiento de mantenimiento, ya que la enfermedad persiste de meses a años, evolucionando a veces a brotes".

DRA. LEYRE AGUADO GIL
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE DERMATOLOGÍA

La dermatitis seborreica es un tipo de eccema endógeno, es decir, no desencadenado por agentes externos.

Las localizaciones más frecuentes de la dermatitis seborreica son aquellas donde existen un mayor número de glándulas sebáceas como es el cuero cabelludo, región mediofacial, a los lados de la nariz, detrás de las orejas, en las cejas, región mediotorácica, interescapular y periglútea.

Puede afectar tanto a adultos como a lactantes, surgiendo generalmente en aquellos periodos de la vida donde hay una mayor actividad sebácea consecuencia de un estímulo hormonal.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

El cuero cabelludo está prácticamente siempre afecto, observándose pequeñas escamas que caen constantemente o escamas aglutinadas por la secreción sebácea que se desprenden difícilmente.

A veces, es posible apreciar un área eritematoescamosa en la zona de implantación del cuero cabelludo ("corona seborréica"). Con cierta frecuencia, se observa una descamación en cejas, pestañas, pelo de la barba y bigote, así como un enrojecimiento y descamación de la región interciliar, del surco nasogeniano y de la región retroauricular.

En algunos pacientes, los párpados se inflaman y se forman pequeñas costras en el borde parpebral que aglutinan las pestañas.
 
A nivel del tronco, la dermatitis seborreica se manifiesta habitualmente como placas eritematomarronáceas redondeadas con un borde eritematoescamoso, ligeramente pruriginosas, localizadas en región media del tronco (preesternal e interescapular). A veces, estas placas son más eritematosas y están cubiertas por escamas muy adherentes, simulando lesiones de psoriasis.

Los síntomas más habituales son:

  • Escamas en la piel.
  • Prurito.
  • Enrojecimiento leve.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente una dermatitis seborreica

¿Cuales son las causas?

La causa exacta se desconoce, implicándose principalmente dos factores: la piel seborreica y la afectación microbiana.

La influencia androgénica en la secreción sebácea explica la aparición de los ezcemátides en el lactante, influenciado por las hormonas maternas, y en el inicio de la pubertad. En las situaciones de fatiga y de mayor estrés, puede haber un aumento de la secreción de andrógenos por las glándulas suprarrenales como respuesta a la mayor secreción de ACTH de la hipófisis.

El agente infeccioso que más frecuentemente se ha implicado en el desarrollo de la dermatitis seborréica es el Pitirosporum ovale.

¿Cuál es su pronóstico?

La respuesta al tratamiento es muy buena, pero es necesario que el paciente sepa que necesitará un tratamiento de mantenimiento ya que la enfermedad persiste de meses a años, evolucionando a veces a brotes, mejorando en las estaciones más cálidas y empeorando los meses de frío y en las situaciones de fatiga y estrés emocional.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se basa en la clínica, por el aspecto y la localización de las lesiones cutáneas.

A la exploración física, son característicos los parches con escamas grasosas en el cuero cabelludo y lesiones eritemato-descamativas localizadas en zona de inserción como cuero cabelludo, pliegues retroauriculares, surcos nasogeniamos o cejas. En los bebés, la lesión característica es la "costra láctea".

El diagnóstico diferencial de dermatitis seborreica se debe hacer con otras dermatitis descamativas como dermatitis atópica, candidiasis, dermatofitosis, psoriasis, rosácea, lupus eritematoso sistémico y tiña.

¿Cómo la tratamos?

Hay una serie de medidas generales higiénicas, como evitar las duchas con agua muy caliente, los ambientes con calefacciones centrales o aire acondicionado o las situaciones de mayor estrés emocional o fatiga. Para la higiene diaria deben de utilizarse jabones neutros hidratantes y cremas y/o lociones hidratantes no grasas.

El tratamiento local varía en función de la afectación.

Para las formas del cuero cabelludo, se indica champús sulfonados suaves con ciclopiroxolamina, con o sin ácido salicílico al 2%. A veces, los champús con ketoconazol al 1% son útiles.

Para las lesiones de región facial, las cremas de ketoconazol al 1% o soluciones con succinato de litio.

Los glucocorticoides de baja potencia, utilizados únicamente los primeros días, son útiles. También pueden serlo con moderación los nuevos inhibidores de la calcineurina.

En casos más severos, se pueden utilizar tratamientos sistémicos como tetraciclinas que disminuyen la secreción sebácea.

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra cuenta con una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades dermatológicas.

Contamos con una amplia experiencia en tratamientos quirúrgicos de gran precisión, como la cirugía de Mohs. Este procedimiento precisa de personal altamente especializado. 

Disponemos de la última tecnología para el tratamiento dermoestético de las lesiones de la piel, con el objetivo de conseguir los mejores resultados para nuestros pacientes.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en Cirugía de Mohs para el tratamiento del cáncer cutáneo.
  • Disponemos de la mejor tecnología para tratamientos dermoestéticos.
  • Seguridad y garantía de calidad del mejor hospital privado de España.