Aplasia medular

"En la actualidad con la realización del trasplante alogénico de médula ósea, el pronóstico de los pacientes con aplasia medular está mejorando".

DR. CARLOS PANIZO SANTOS
ESPECIALISTA. SERVICIO DE HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA

La aplasia medular es la desaparición de las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea. Como consecuencia, aparece una disminución de los hematíes (glóbulos rojos), de los leucocitos (glóbulos blancos) y de las plaquetas en la sangre periférica.

La aplasia medular puede ser:

  • Total, cuando afecta a las células que producen los hematíes, los leucocitos y las plaquetas.
  • Parcial, si se ve afectada solamente una o dos de las líneas celulares.

El Servicio de Hematología y Hemoterapia de la Clínica cuenta con un programa de trasplante de médula ósea desde 1989, enmarcado dentro del Área de Terapia Celular.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas de la aplasia medular?

La sintomatología de la aplasia medular viene determinada por el grado de afectación de cada uno de los elementos que forman la sangre.

Cuando la producción de globulos rojos (eritrocitos) se ve comprometida, aparecerá anemia con sus síntomas acompañantes de palidez, astenia, dolores de cabeza, palpitaciones, falta de respiración, vértigos, calambres, etc.

Si además está alterada la producción de los globulos blancos (leucocitos), el paciente tendrá una exagerada tendencia a padecer infecciones, habitualmente por gérmenes poco comunes.

Finalmente, si se compromete la producción de las plaquetas, será frecuente la presencia de hemorragias, que podrán ser leves (epistaxis, gingivorragias) o podrán comprometer la vida del enfermo (hemorragias digestivas o cerebrales).

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Anemia.
  • Tendencia a padecer infecciones.
  • Hemorragias.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente una aplasia medular

¿Cuáles son las causas de la aplasia medular?

La aplasia medular es una enfermedad adquirida. Los agentes más frecuentes en su desarrollo son infecciones (sobre todo virales), los fármacos y los agentes tóxicos ambientales (benzol, pinturas, barnices, insecticidas, etc.).

Sin embargo, con frecuencia la causa de la enfermedad no se puede identificar (son los casos conocidos como idiopáticos).

¿Cuál es el pronóstico de la aplasia medular?

El principal factor pronóstico de la aplasia medular es el grado de afectación de la médula ósea. Asimismo, el pronóstico está condicionado por el número de complicaciones que pueden suceder durante la evolución de la enfermedad.

Si bien hasta hace unos años el pronóstico, sobre todo de las formas severas, era relativamente malo, en la actualidad ha mejorado con la realización del trasplante alogénico de médula ósea.

¿Cómo se diagnostica la aplasia medular?

<p>Imagen de tubos de análisis de sangre del Laboratorio de Hematología de la Clínica Universidad de Navarra&nbsp;</p>

La aplasia medular se diagnostica a través del hemograma. Se objetiva una disminución en el número de hematíes, leucocitos y plaquetas. Al observar las células al microscopio, estas son morfológicamente normales.

Ante estos resultados, es imprescindible realizar un estudio de la médula ósea (biopsia), en el que se observará una ausencia total o parcial de las células encargadas de producir los elementos de la sangre.

Además, este estudio permitirá diferenciar otros procesos hematológicos que pueden cursar también con anemia, leucopenia y/o trombopenia, como es el caso de las leucemias agudas.

¿Cómo se trata la aplasia medular?

Deberá realizarse un tratamiento específico de la enfermedad en función de la severidad de la aplasia medular.

Para paliar la disminución de los leucocitos, deben prevenirse las enfermedades infecciosas mediante la administración de antibióticos y extremando las medidas de asepsia.

Los pacientes jóvenes y con una aplasia severa deberán someterse a un trasplante de médula ósea cuando se consiga un donante adecuado.

Otros tratamientos que pueden administrarse, si no dispone de donantes, son la globulina antilinfocítica o antitimocítica, corticoides, ciclosporina A, etc.

Cuando la aplasia no es severa o el paciente no tiene edad para someterse a un trasplante de médula, además del tratamiento de soporte, pueden administrarse factores de crecimiento hematopoyético (que estimulan la producción de las células por la médula ósea) o inmunoglobulinas.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Hematología y Hemoterapia

El Servicio de Hematología de la Clínica, formado por especialistas de reconocido prestigio nacional e internacional, ha integrado técnicas diagnósticas moleculares y la utilización de nuevos tratamientos personalizados en su labor asistencial, permitiendo un diagnóstico más preciso y rápido de las enfermedades hematológicas.

El trabajo conjunto del personal médico y el investigador facilita el desarrollo y la aplicación de los nuevos tratamientos y a su vez la evaluación precisa del resultado de los tratamientos.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en el desarrollo de tratamientos de Terapia Celular.
  • Centro de referencia internacional en linfomas, mieloma múltiple y gammapatías monoclonales.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de problemas hemorrágicos y trombóticos.

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE