Cirugía de la incontinencia urinaria

"Mujeres y hombres padecen y ocultan muchas veces este problema por pudor, hasta el punto de que se calcula que el 70% de los afectados por incontinencia no consulta con el médico".

DR. JOSÉ ÁNGEL MÍNGUEZ MILIO
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina sin control del llenado y vaciado de la vejiga urinaria, acompañada en ocasiones de un fuerte deseo de orinar.

Está producida por la edad, embarazos y partos, menopausia, deterioro funcional y cognitivo y otros factores, como intervenciones quirúrgicas, obesidad, cierto tipo de ejercicio físico, etc.

Por su implicación con el pudor y la vergüenza social, la consulta de estos problemas suele demorarse o, en ocasiones, evitarse. Por este motivo, se desconoce su incidencia real, aunque se calcula que en España la padecen alrededor de dos millones de personas. De ellas, sólo un 10% acude a consulta.

Lo paradójico es que la incontinencia involuntaria, que tanto afecta a la calidad de vida de las personas que lo sufren, es susceptible de alcanzar mejorías importantes e, incluso, su total superación.

¿Cuándo está indicada la cirugía de la incontinencia urinaria?

La cirugía está reservada para las pacientes en las que han fracasado los tratamientos conservadores.

Existen en torno a 200 procedimientos quirúrgicos diferentes.

Los tratamientos más habituales para hacer frente a este problema que realizamos en la Clínica Universidad de Navarra son la cirugía de bandas, la cirugía con minicintas y la toxina botulínica.

<p>Imagen preview del infogr&aacute;fico sobre incontinencia urinaria&nbsp;</p>

Conozca todo sobre la incontinencia urinaria y cómo se trata

Indicaciones más frecuentes:

  • Incontinencia urinaria.

¿Tiene un problema de incontinencia urinaria?

Puede que sea necesario realizarle un tratamiento quirúrgico

Tipos de cirugías para la incontinencia urinaria

Debido a su eficacia, en el 90% de los casos la intervención consiste en la colocación de malla sintética por debajo de la uretra, que se inserta a través de una pequeña incisión vaginal.

La operación dura unos 25 minutos y se realiza habitualmente bajo anestesia epidural, pudiendo incluso realizarse bajo anestesia local.

Se trata de una cinta, habitualmente de polipropileno, material muy bien tolerado por el organismo, que se coloca  debajo de la uretra sin tensión. Al ser porosa, se queda fija y acaba integrándose en el organismo.

Se trata de una intervención sencilla y muy poco invasiva, lo que facilita la rápida recuperación de la paciente en su propia casa. La incontinencia cesa en cuanto se coloca la malla, si bien se recomienda evitar grandes esfuerzos durante el primer mes posterior a la intervención.

A través de un única incisión bajo la uretra, se coloca una pequeña cinta que se fija interiormente, sin orificios en la piel.

Tiene mayores ventajas que la técnica de la malla sintética, mayor comodidad para la paciente y la ventaja de que es ajustable.

En algunos casos, la inyección de toxina botulínica en la vejiga disminuye el número de episodios de incontinencia por urgencia.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Urología

El Departamento de Urología de la Clínica Universidad de Navarra pone a disposición del paciente un equipo médico, compuesto por profesionales de primer nivel, y medios diagnósticos y terapéuticos de última generación como la cirugía robótica Da Vinci®.

El Departamento de Urología posee el certificado de acreditación del European Board of Urology, un refuerzo a la excelencia del servicio a nivel asistencial, docente y de investigación, que en España sólo poseen tres centros hospitalarios.

Enfermedades que tratamos:

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Equipo de profesionales de primer nivel con formación en centros internacionales.
  • Tecnología de última generación para el diagnóstico y tratamiento.
  • En 24-48 horas podrá comenzar el tratamiento más adecuado.